Sábado, 19 de Agosto de 2017 | 19:39:29
28/12/16

Bordet limpia el camino a Urribarri para que cierre el año con un acto de unidad

La unidad del PJ que propicia el gobernador Gustavo Bordet pende de un hilo tan delgado, que cada palabra que sale de su boca, demanda un nuevo nudo para que no se corte. Pero las críticas al kirchnerismo tienen la precisión de un "cirujano experimentado”.

 

Las declaraciones recientes de Bordet – propias o inducidas - a un medio nacional volvieron a marcar la grieta del peronismo entrerriano a escasas horas de un encuentro organizado en Concepción del Uruguay para cerrar el año con atisbos de unidad.

Todo en 2 minutos.

Solo eso necesitó Bordet para dinamitar el  - ya minado - campo interno del PJ provincial.

Sin saber o por orden del "cirujano experimentado" Sergio Urribarri, la jugada de pelearse con el kirchnerismo libera a muchos peronistas no “K” para participar del acto en Uruguay.

La falta de tacto político de Bordet es indisimulable. Pero,  ¿puede haber tanta torpeza política?

Si bien los pasos del Gobernador confirman que sí, no se puede dejar de analizar que – o quien - está detrás de cada movimiento.

Mientras los medios oficialistas destacaban que Bordet cerraba el año con un acto de unidad en el PJ – convocado por el Intendente de Uruguay, José Lauritto – al gobernador se le ocurre la brillante idea  - 24 horas antes del acto -de matar al kirchnerismo en una entrevista con el diario La Nación.

Como no podía ser de otra manera, sumando las descalificaciones a los diputados nacionales kirchneristas del – vocero, armador político, mano derecha, etc., de Bordet – senador provincial Ángel Giano, algunos “referentes del kirchnerismo entrerriano” no van a participar del “Acto de la Unidad”.  

Así lo confirmó hoy el diputado nacional, Juan Manuel Huss (FPV). “La Cámpora no va a ir”.

Es lógico, es coherente desde el punto de vista de la lealtad K.

Huss reprochó que “es muy contradictorio  - el Gobernador Bordet - convocar a la unidad y dar por terminada una expresión política, que muchos dirigentes se codeaban hasta no hace mucho tiempo por compartir un palco con Cristina Fernández de Kirchner”, afirmó.

En resumen, “si me matás como expresión política, ¿para qué me invitas a un acto?”, es el pensamiento común de algunos kirchneristas entrerrianos. Por eso no van.

Podríamos especular que esa ausencia, por más cargos que ostenten los dirigentes K, no será significativa desde el punto de vista de la convocatoria. Solo remitirnos a la visita de Máximo Kirchner a Paraná da la pauta de la pobreza de la misma.

Pero lo cierto es quien convocó al acto no fue Bordet, sino Urribarri.

Las llamadas telefónicas las hizo el procesado, imputado e investigado cuñado del exgobernador, Juan Pablo Aguilera.

Senadores, diputados, intendentes, concejales, todos, invitados por Urribarri en la voz de “Juanpi”, como lo llaman cariñosamente los compañeros.

Así las cosas, las aguas - que ya se mantienen divididas desde el “Dedazo de Urribarri” cuando prohibió las internas para poner a Bordet como Gobernador- están más agitadas que nunca.

Pero, para Bordet.

Sin embargo hay alguien que sale ganando.

El exgobernador Sergio Urribarri.

¿Por qué?

Porque el logro del mentor y actual protagonista de la construcción peronista post-kirchnerista, es claro.

Primero, porque quien fuera el referente máximo K en Entre Ríos se despoja de lo que ayer fue su sustento ideológico sin costo político personal. Todo el costo lo asume Bordet, que terminó ayer de distanciarse definitivamente del kirchnerismo provincial.

Segundo, será Urribarri, un  referente K, quien se quede con el rédito de reunir a peronistas no kirchneristas para marcar los primeros pasos de la unidad del PJ.

En definitiva, como dice la canción de Atahualpa, “las penas son de”...Bordet, “las vaquitas son”...de Urribarri.

Resta saber, en nombre de la tan trillada “gobernabilidad”, cuál será el rol del actual mandatario entrerriano y presidente del PJ – que maneja Urribarri -.

¿Podrá Bordet navegar esta tormenta, mientras decreta la defunción del kirchnerismo, deja que Urribarri maneje la política y siga alineado con Mauricio Macri?

Es la pregunta del millón.

Pero en las apuestas, el naufragio político del Gobernador lleva la delantera.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

opinión

Después casi 9 años de la reforma constitucional, el diputado Sergio Urribarri –en cuyo mandato no se promovió ninguna iniciativa desde el Poder Ejecutivo para poner en movimiento los nuevos derechos y garantías constitucionales- se muestra preocupado por reglamentar el “derecho de réplica” consagrado en el artículo 13 de la Carta Entrerriana.

+ NOTICIAS