Jueves, 21 de Septiembre de 2017 | 09:05:29
30/12/16

El discurso de Bordet descolocó a propios y extraños

En el acto de la “unidad”, el gobernador Gustavo Bordet volvió a criticar al kirchnerismo por la derrota, retó al senador Ángel Giano por sus peleas mediáticas y cometió un blooper desopilante.

 

El gobernador Gustavo Bordet volvió a responsabilizar al kirchnerismo de la derrota nacional, retó al jefe del bloque oficialista en el Senado por las peleas mediáticas con los diputados del FPV y envalentonado, hasta se animó a contradecir la Ley nacional electoral al convocar internas para elegir los candidatos para las legislativas de año próximo.

En un acto donde sobraban sueldos públicos - funcionarios, legisladores, asesores, empleados - y algún puñado de militantes, el peronismo cerró el año con un encuentro organizado por Sergio Urribarri, convocado por José Lauritto y animado por Gustavo Bordet.

En el club Rivadavia de Concepción del Uruguay, se dio cita parte del peronismo entrerriano.

En el acto, que tuvo como orador principal al gobernador Gustavo Bordet, se vivieron momentos incómodos.

Es que mientras la convocatoria era para la unidad del peronismo, el mandatario entrerriano, que días pasados dio por muerto al kirchnerismo, lejos de arrepentirse, fue más allá y le echó en cara la derrota en las elecciones nacionales del año pasado.

Luego de los agradecimientos de rigor, el gobernador Gustavo Bordet dijo que “este no ha sido un año fácil por múltiples motivos”, porque “venimos de una derrota electoral en el orden nacional de la cual tenemos que hacernos cargo, y más aún tienen que hacerse cargo - el kirchnerismo - quienes nos han llevado a esta derrota”.

Y después remató: “es tiempo de pensar en no cometer los mismos errores para no tropezar dos veces con la misma piedra y para no seguir perdiendo en el peronismo entrerriano”.

Entre los presentes, varios se referencian aún con el kirhcnerismo, y el trago fue amargo.

El otro momento que generó zozobra fue cuando Bordet ensayó una crítica al gobierno nacional. Muchos se miraron, otros no disimularon una mueca de sonrisa.

Bien sabido es que uno de los motivos que genera ruido en el peronismo entrerriano es la afinidad y acompañamiento de Bordet a las políticas de Mauricio Macri. De hecho las diferencias con legisladores nacionales de su partido se suscitaron cuando el gobernador ordenó acompañar proyectos del gobierno nacional contrarios a la lógica peronista.

En ese tramo del discurso, Bordet dijo que “hoy hay en el orden nacional un gobierno que está en las antípodas del pensamiento peronista, que no sintetiza para nada lo que el peronismo ha proclamado históricamente, nosotros tenemos una visión de país completamente diferente”, afirmó.

Muchos no entendían nada, otros incrédulos miraban hacia el techo y algún distraído o mal informado aplaudió. Pero en verdad, entre el dicho y el  hecho, hay un largo trecho.

 

Pero hubo otros momentos que marcaron contradicciones, o al menos no se esperaban.

Bien podría tratarse de un blooper, un desconocimiento o simplemente que el fervor del discurso, que no se tradujo en ningún momento entre los presentes, lo llevó al gobernador a contradecir la legislación electoral nacional.

Bordet, reconocía que “en los últimos años fuimos viendo cómo se fueron alejando distintos dirigentes porque no encontraban el espacio suficiente o porque no estaban dadas las condiciones, hoy es tiempo de hacer una amplia convocatoria y no alcanza solamente con el voluntarismo de sumar dirigentes, tenemos que tener una propuesta convocante para que vuelvan al peronismo todos quienes quieren participar nuevamente del partido”, hasta ahí, puede interpretarse como una suave critica – consensuada - a su antecesor, Sergio Urribarri,  que manejaba a discreción el partido mientras fue gobernador.

Pero el momento cúlmine del llamado a la unidad y al regreso de los desterrados, fue cuando en un exceso de verborragia Bordet dijo “voy a estar convocando  en los primeros días del año que viene a todos aquellos que quieran volver al peronismo habilitando elecciones internas, para que no haya proscripciones, para que se pueda discutir de manera franca y leal quiénes son los dirigentes que nos van a representar en las listas del año que viene, no vamos a hacer listas que se cocinen entre gallos y medianoche, vamos a hacer listas participativas”, reafirmó.

Lo cierto es que el año que viene, las elecciones legislativas, que serán nacionales, se rigen por la Ley Electoral Nacional, que establece elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, donde el Gobernador, por más presidente del partido que sea no tiene absolutamente ninguna injerencia.

Un exceso de deseo de unidad partidaria o una ignorancia supina de cuestiones electorales, cualquiera de las opciones no son fundamentos para tamaño error del presidente del PJ provincial y actual mandamás de Entre Ríos.

Si bien el discurso duró apenas 19 minutos, algo más quedaba para sorprender.

Fue el momento en el que castigó duramente, sin nombrarlo, al Presidente del bloque de Senadores provinciales de su partido, Ángel Giano.

Giano había protagonizado un duro cruce con los diputados nacionales del PJ cuando criticó que no respetaron la orden de Bordet para votar el proyecto de Ganancias de Mauricio Macri. En declaraciones a la prensa, Giano cuestionó a los legisladores y obtuvo como respuesta el adjetivo de “chupamedias de Bordet” que le propinó Julio Solanas, también en declaraciones mediáticas.

Luego de esa aclaración, las palabras de Bordet resonaron en la humanidad de Giano, que apenas estaba a pocos centímetros detrás del gobernador cuando dijo: “les quiero pedir a todos un compromiso militante para la unidad y no escuchar los cantos de sirena que quieren debilitarnos y que permanentemente nos hacen operaciones a través de algunos medios para que nos confundan y nos hagan pelear entre nosotros”.

Hasta ese momento podía interpretarse como una incomodidad del poder antes las críticas de algún medio independiente, de los pocos que hay.

Pero la aclaración posterior de Bordet no necesita exégetas.

“Por eso tenemos que trabajar pensando a veces que una reacción intempestiva no nos sirve, cuando hay una diferencia sentarnos y resolverla mano a mano, que eso es de peronistas y no hacerla por los medios, porque sino así le hacemos el juego a quienes quieren llevarnos a la fractura”.

Mientras el reto sin nombres resonaba en el Rivadavia, Giano escuchaba – de brazos cruzados y sin hacer una mueca-  apenas un metro detrás de Bordet.

 

El resumen es más breve que el discurso del gobernador y las caras a la salida del encuentro lo demostraban sobradamente.

La mayoría se fue más confundida que al ingresar y las preguntas superaron ampliamente las respuestas que buscaban.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

opinión

+ NOTICIAS