Sábado, 19 de Agosto de 2017 | 19:35:10
09/01/2017

Diveria: otro escándalo que involucra al Directorio de Sidecreer

Contrataron a una consultora santafesina por una suma millonaria para que implemente un sistema informático que, casi 4 años después, aún no funciona. A pesar de las observaciones del Tribunal de Cuentas, la gestión Bordet continúa pagando. INFORME DE NOTICIAUNO

 

Las sospechosas maniobras llevadas adelante en el manejo de Sidecreer, que tuvieron su esplendor en la gestión de Sergio Urribarri, no terminan con el fallido intento del gobierno de Gustavo Bordet, que casi privatizó la empresa mediante un procedimiento considerado como un traje a medida de las mutuales que financiaron a tasas usurarias el funcionamiento de la Tarjeta entrerriana.

A la extensa lista de irregularidades consumadas por el Directorio de Sidecreer durante las sucesivas presidencias de Juan José Canosa, observadas por el Tribunal de Cuentas de Entre Ríos, y denunciadas en la Justicia penal por el senador provincial Raymundo Kisser (Cambiemos) tras las publicaciones de NOTICIAUNO, ahora se suma un dato más que la investigación judicial no debería soslayar.

NOTICIAUNO corroboró que el expresidente del Directorio de Sidecreer durante la gestión del exgobernador Sergio Urribarri, Juan José Canosa, contrató en el año 2013 a una empresa santafesina constituida dos años antes, por una suma que ascendía en ese momento a 3 millones y medio de pesos, para que diseñara e implementara un nuevo sistema informático para la Tarjeta. Hoy, casi 4 años después, el sistema aún no funciona, y según el Tribunal de Cuentas “las falencias del sistema actúan en detrimento de la fiabilidad e integridad de la información de la Empresa”, lo que, además, “debe considerarse una limitación a las tareas de la Auditoría actuante” del Tribunal de Cuentas que indicó “el seguimiento en ulteriores auditorías”.

A pesar de las severas advertencias del organismo de control, las autoridades (anteriores y actuales) de Sidecreer (con el visto bueno de la Sindicatura) siguieron efectuando pagos a la consultora, que a la fecha cuenta con más del 80 por ciento del contrato abonado.

Como se verá más adelante, la misma empresa - Diveria SRL - fue beneficiada con un contrato de consultoría de casi 4 millones de pesos a mediados de 2015. El exgobernador Sergio Urribarri utilizó dinero de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo para pagarle a esa firma la elaboración e implementación de un Sistema Integrado de Gestión para la Secretaría de Industria y Comercio del Ministerio de la Producción. En ese momento, la consultora ya registraba dos años de incumplimiento (o incumplimiento deficiente) del contrato celebrado con Sidecreer.

 

La contratación de Canosa

Mediante la Licitación Pública N°01/2013-2014, Juan José Canosa, presidente de Sidecreer durante la administración de Sergio Urribarri, contrató a la empresa DIVERIA SRL las “tareas de diseño, desarrollo e implementación de una nueva solución informática que dé soporte a los procesos de negocios de Sidecreer” por una suma que ascendía a $2.946.000,00 más IVA.

Así lo expresó Canosa en la Memoria correspondiente al Ejercicio Económico N° 14 a la que accedió NOTICIAUNO, que comprende el periodo 1° de mayo de 2013 hasta el 30 de abril 2014, y que fue elevada a los accionistas de Sidecreer (Instituto del Seguro y IAFAS), el 7 de Agosto de 2014.


 

Dicho de otro modo, Canosa contrató un sistema que, considerando la cotización del dólar (práctica usual en el rubro informático) en mayo 2013 -al tiempo de la Licitación- el contrato ascendía a 570.000 dólares. En ese momento, el dólar costaba $ 5,15. Hoy, la cifra representa 9.000.000 de pesos (más IVA).

Un año después, el sistema que debía implementar la consultora contratada, no estaba en funcionamiento.

El dato surge del informe del Tribunal de Cuentas de Entre Ríos que entre las numerosas observaciones que realizó sobre la Rendición de Cuentas N° 211 presentada por Sidecreeer (sobre el periodo comprendido entre el 1 de mayo de 2014 y el 30 de abril de 2015), señaló que: “el desarrollo e implementación del nuevo Sistema de Gestión no ha concluido”, por lo cual sugería “se continúe su seguimiento en la próxima Auditoría”.


 

Dos años después de la millonaria contratación, el Tribunal de Cuentas volvió a observar que el sistema informático no estaba aún implementado.

En ese momento, el Tribunal señaló que “la Auditoría anterior (la del ejercicio 2014) analizó la contratación por la cual se procuraba un Sistema de Gestión y Registro Integrado” y remarcó que la no implementación del Sistema -por el que ya se habían realizado pagos a DIVERIA SRL- “y las falencias del Sistema actúan en detrimento de la fiabilidad de la información de la Empresa”.

El propio Tribunal remarcó que Sidecreer sigue utilizando “procedimientos manuales de registración”.

La grave irregularidad (haber pagado millones de pesos por un sistema que no se terminó de implementar) además de haber generado consecuencias negativas en la registración contable de Sidecreer, dificultó el control del Tribunal de Cuentas, que señaló que: “atento a que el desarrollo e implementación del nuevo Sistema de Gestión no ha concluido aún (se estima que comenzará a funcionar en Marzo de 2016), debe considerarse como limitación de las tareas de la Auditoría actuante”.


 

La no implementación del nuevo Sistema informático contratado por Canosa, generó (genera hasta la actualidad), entre otras cosas, inconvenientes hasta en el seguimiento, control y registro de los deudores. Fue el propio Tribunal de Cuentas el que detectó en la Rendición de Cuentas del Ejercicio 2015 “casos de deudores con largo tiempo transcurrido sin cancelar sus deudas y que no fueron trasladados a Gestión Extrajudicial”. Esa situación “trae implicancias financieras que deberían evitarse”, dijo el organismo, que también advirtió que “el hecho de no contar con el nuevo Sistema impide la solución total de este problema”.

 

Pero las irregularidades de la gestión Canosa, parecen haber sido heredadas por la gestión a cargo de José Horacio Bechara, designado al frente de Sidecreer (en reemplazo de Canosa) por el gobernador Gustavo Bordet.

NOTICIAUNO pudo corroborar que a mediados de septiembre del año 2016, es decir a más de 3 años y medio de firmado el contrato con Diveria SRL, el Directorio de Sidecreer presidido ya por Bechara, a pesar de las observaciones del Tribunal de Cuentas, hizo un pago más a la empresa DIVERIA SRL.

El 13 de septiembre de 2016, Sidecreer le pagó otros casi $700.000 – setecientos mil pesos – a la firma que aún no implementaba el nuevo sistema informático contable.

En todo ese tiempo, Sidecreer pagó a Diveria SRL alrededor de 3.000.000 de pesos, a pesar de lo cual el nuevo sistema informático -que debía estar funcionando a pleno en marzo de 2016- no estaba operativo.

Es que las nuevas autoridades de Sidecreer (las designadas por Bordet) dieron una nueva prórroga a la empresa Diveria SRL para que concluyera el trabajo en octubre de 2016.

Lo cierto es que el "nuevo sistema" contratado por Canosa recién se puso en ejecución casi a fin de 2016, pero con graves fallas que se registran hasta en la actualidad, y que dificultan las tareas que realizan todas las áreas de Sidecreer.

El Sistema contratado a mediados de 2013, no funciona correctamente en enero de 2017, a pesar de haber sido casi totalmente pagado.

 

Si es cierto que Sidecreer enfrenta una complicada situación financiera –tal fue el argumento de Gustavo Bordet para intentar la privatización- es inadmisible hasta para el sentido común una contratación incumplida o deficientemente cumplida de tamaña significación económica para la empresa que opera la tarjeta provincial.

Una simple comparación permite comprender el impacto económico de esta contratación.

Según Juan José Canosa, al 30 de abril de 2015 Sidecreer registró una ganancia de 471.978 pesos. Con un dólar que en ese momento cotizaba a casi 9 pesos, la ganancia de la empresa rondaba los 53.000 dólares.

La contratación con Diveria SRL (DE $3.600.000 ó 570.000 dólares) SUPERÓ MÁS DE 10 VECES las ganancias de Sidecreer del ejercicio 2015.

 

El rol de la Sindicatura

Aún cuando era evidente que el Directorio de Sidecreer había efectuado pagos millonarios por un contrato cuya prestación no se había cumplido correctamente, la Sindicatura (órgano de control interno de Sidecreer S.A) encabezada por quien además es Fiscal de Estado de la Provincia, Julio Rodríguez Signes, consideró la memoria anual elevada por el presidente del Directorio, Juan José Canosa, “digna de aprobación”. Aún cuando el Tribunal de Cuentas , en dos auditorías, dijo que la información contable, a partir de esas falencias no era confiable, y dificultaba hasta la tarea propia de contralor.


 

Diveria SRL. El contrato de Urribarri

La consultora en informática contratada por Juan José Canosa es una empresa con domicilio en la provincia de Santa Fe, que fue constituida a fin de 2010 (pero empezó a funcionar a mediados del 2011) y está integrada por Marcelo Luis Fassi  (gerente) domiciliado en la localidad de La Pelada y Andrés Víctor Hoyos con domicilio en Ceres, ambos de la provincia de Santa Fe.

En la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Diveria SRL declara como actividad principal los “Servicios de consultoría en informática y suministros de programas de informática”.

NOTICIAUNO corroboró además que de la mano del exgobernador Sergio Urribarri, Diveria SRL resultó beneficiada en el año 2015 con otra millonaria contratación con el Estado provincial. A pesar de no estar registrada en el Listado de Proveedores del Estado Provincial (requisito esencial para participar de cualquier licitación).

 

El dato surge de la Resolución Nº 269 del 18 de noviembre de 2015, firmada por el entonces ministro de Economía, Diego Valiero (y publicada en el Boletín Oficial con una rapidez inusitada, el 24 de noviembre de 2015, es decir 6 días después), a través de la cual se ratificó la contratación de la consultora Diveria SRL para la realización de un Sistema Integrado de Gestión para la Secretaría de Industria, Comercio y Planificación del Desarrollo.

El contrato que dicha Resolución ratificó, se había firmado el 24 de septiembre de 2015 (dos meses antes) entre la Secretaria de Industria, Comercio y Planificación del Desarrollo y Diveria S.R.L.

 

De acuerdo al texto de la resolución a la que accedió NOTICIAUNO, ese nuevo contrato con Diveria SRL le costó al Estado Provincial casi 4.000.000 de pesos, que se afrontaron con dinero proveniente de un préstamo otorgado a la Provincia por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en abril de 2008. Se trata del Préstamo Nº 1914/OC-AR, que Urribarri consiguió con aval del Estado Nacional.

 

 

Para justificar la contratación de la consultora Diveria SRL, la resolución del Ministerio de Economía plantea: "que de acuerdo a las necesidades de Fortalecimiento Institucional que acompañan a las obras de infraestructura planteadas en el mencionado  Programa, se ha acordado con el BID la implementación de un Sistema de Gestión para la Secretaría de Industria, Comercio y Planificación del Desarrollo dependiente del Ministerio de Producción". Y que "en ese marco, se tramita la contratación de una firma consultora para la elaboración e implementación de un Sistema Integrado de Gestión (...)".

Mediante ese mecanismo, se le adjudicó a Diveria SRL el Contrato de Servicios de Consultoría por una suma de $ 3.218.000 más IVA. (Unos 412.000 dólares con la cotización de entonces; 6.600.000 pesos hoy).

Ese monto se imputó al Presupuesto provincial 2015 ($ 1.518.574,20) y al Presupuesto provincial 2016 por la suma de $ 2.375.205,80, según surge de la misma Resolución.

El importe global de la “contratación será atendida con recursos del Contrato de Préstamo BID Nº 1914/OC-AR”, expresa la Resolución de Valiero.

La información oficial del Banco Interamericano de Desarrollo indica que ese préstamo estaba destinado a “apoyar el proceso de desarrollo socioeconómico de la provincia de Entre Ríos a través del mejoramiento de la infraestructura de apoyo a la producción y el fortalecimiento y promoción de "clusters".

 

 

Es curioso que la ficha de seguimiento de las etapas implementadas de ese Préstamo, nada dice sobre la contratación con Diveria SRL. Sí aparecen mencionadas otras firmas locales a las cuales el Estado provincial les compró equipamiento informático, por ejemplo.

Pero no hay una sola mención en los documentos del BID que haga referencia a la contratación de la consultora en cuestión.

El crédito del BID que -entre otras cosas- se utilizó para pagarle a la consultora santafesina, ascendió a USD 125.000.000; es decir 2 mil millones de pesos a la cotización actual de la moneda estadounidense.

Supuestamente, con el crédito del BID se afrontó el pago a la consultora Diveria SRL "CUANDO YA SE REGISTRABAN IRREGULARIDADES EN EL CUMPLIMIENTO DE LA CONTRATACIÓN QUE HABÍA LLEVADO ADELANTE SIDECREER CON LA MISMA FIRMA".

 

Volviendo a Sidecreer

Promediando el mes de enero de 2017, cuatro años después de la millonaria contratación de Canosa – Urribarri, la gestión Bechara – Bordet, que ya cumplió un año al frente de Sidecreer, no solo no observó el procedimiento, sino que –a pesar del incumplimiento o cumplimiento defectuoso- también pagó a Diveria SRL una suma de 700 mil pesos.

Y aún resta pagarle a la firma, según los términos del contrato, alrededor de 700.000 pesos más.

 

Sidecreer sigue sembrando dudas:

¿Quién auditará el estado del sistema informático que le costó a la Tarjeta más de 9 millones a valor actual?

¿La Sindicatura?

¿La Fiscalía de Estado cuya cabeza es síndico de la propia empresa Sidecreer?

La gestión Bordet ¿determinará el último pago a la consultora cuando a pocas semanas de cerrar el Balance de la empresa casi todas las áreas presentan inconvenientes con el sistema implementado?

Lo cierto es que aún tras las reiteradas advertencias del Tribunal de Cuentas, las autoridades (anteriores y actuales) de Sidecreer (con el visto bueno de la Sindicatura que lidera el Fiscal de Estado de la Provincia) siguieron efectuando pagos a la consultora, que a la fecha cuenta con más del 80 por ciento del contrato abonado.

 

 ¿Alguien se atreverá –con una investigación penal en marcha- a plantear como argumento de la millonaria suma desembolsada que el sistema implementado es exitoso?

Un párrafo aparte merecería el análisis de los resultados de dos abultadas contrataciones que implicaron para las arcas provinciales (vía Sidecreer una, vía Secretaría de Industria la otra) el desembolso de MÁS DE UN MILLÓN DE DÓLARES para la misma consultora, contratada con pocos meses de diferencia.

Ambos contratos se firmaron durante la gestión Urribarri, pero continuaron pagándose, sin chistar, en la gestión de Gustavo Bordet.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

opinión

Después casi 9 años de la reforma constitucional, el diputado Sergio Urribarri –en cuyo mandato no se promovió ninguna iniciativa desde el Poder Ejecutivo para poner en movimiento los nuevos derechos y garantías constitucionales- se muestra preocupado por reglamentar el “derecho de réplica” consagrado en el artículo 13 de la Carta Entrerriana.

+ NOTICIAS