Viernes, 24 de Febrero de 2017 | 09:37:08
13/01/2017

NOTICIAUNO revela la trama familiar de los negocios de Canosa en Sidecreer

Juan José Canosa contrató a su hermano a través de su suegra, Mirta Gueler; a su cuñada Alicia Cuestas, a su concuñada María José Cuestas y a su amigo personal Diego Urba, a través de una empresa santafesina.

 

Contrataciones millonarias realizadas por el expresidente de Sidecreer en las dos gestiones de gobierno de Sergio Urribarri, Juan José Canosa, desnudan una trama de relaciones incompatibles con la ética que debe regir la función pública, a partir de las cuales se beneficiaron con pagos millonarios a familiares directos y amigos del extitular de la empresa estatal que administra la Tarjeta de los entrerrianos.

NOTICIAUNO corroboró que los estrechísimos vínculos familiares con Juan José Canosa permitieron a dos proveedores -de insumos informáticos” y “textiles”- cobrar de Sidecreer CASI UN MILLÓN DE DÓLARES.

Las contrataciones -cuyos montos se acrecentaron en los últimos años de la gestión Canosa, paralelamente a la agudización del deterioro de Sidecreer- evidencian una triangulación de intereses digna de analizar por la Justicia.

Como se verá a continuación, todos los caminos conducían a Canosa. En realidad, a los hermanos Canosa (y a sus familiares y amigos).

 

"Lo primero es la familia"

Cuando estuvo al frente de Sidecreer, Juan José Canosa compró a su hermano, Carlos Alberto Canosa, a través de la suegra de éste, Mirta Graciela Gueler, U$S 262.300 en indumentaria y uniformes para el personal de Sidecreer.

Juan José Canosa también compró a su cuñada, Alicia Susana Cuestas (pareja de Carlos Alberto Canosa), y a la hermana de ésta, María José Cuestas, y al esposo de esta última, Diego Aníbal Urba (amigo personal de Juan José Canosa), a través de Excelcom SA otros U$S 635.000 dólares en insumos informáticos.

Mirta Gueler, suegra del hermano de Juan José Canosa, es la madre de María José y Alicia (presidenta y directora de Excelcom SA respectivamente), y es suegra también de Diego Urba, otro integrante de la sociedad anónima, amigo personal de Juan José Canosa y concuñado de Carlos Alberto Canosa.

La investigación de NOTICIAUNO demuestra que la trama familiar cierra por completo.

Mirta Gueler es una persona muy conocida ya que su esposo Néstor Cuestas, padre de María José y Alicia (suegro de Carlos Canosa y Diego Urba) es uno de los ilustres Hermanos Cuestas.

 

Las contrataciones a Excelcom SA y a Mirta Gueler

Según la documentación a la que accedió NOTICIAUNO, durante la gestión Canosa-Urribarri, Sidecreer pagó sólo a dos proveedores (a Excelcom SA por insumos informáticos  y a Mirta Gueler por indumentaria) la suma de U$S 897.300 dólares (calculados en base a la cotización de la moneda extranjera al momento en que se efectuaron las contrataciones y los pagos).

Esos insumos e indumentaria fueron comprados por el Directorio de Sidecreer al mando de Juan José Canosa para la supuesta “actualización tecnológica y modernización de la empresa" y para "proveer uniformes al personal de la empresa”. Aunque algunos de los bienes también se adquirían para luego ser “donados” en el marco del programa de Responsabilidad Social Empresaria creado e implementado por el Directorio de Sidecreer en el año 2012.

Los documentos analizados por este medio revelan que en la gestión Canosa-Urribarri se pagaron a una empresa (cuyos integrantes estaban vinculados familiarmente al Presidente de Sidecrer) U$S 635.000 dólares por la compra de insumos informáticos. Y a una persona física (vinculada familiarmente al Presidente de Sidecreer) la suma de U$S 262.300 dólares en concepto de compra de uniformes y ropa (remeras y shorts de fútbol, cofias y delantales).

Los abultados desembolsos llaman la atención, además, por lo exorbitantes que resultan en relación a la delicada situación financiera que atravesaba Sidecreer al tiempo de las contrataciones.

A modo de ejemplo, sólo durante el 2014 (cuando Sidecreer registró una ganancia que apenas llegó a 470.000 pesos) Canosa gastó $ 763.000  en la compra de “uniformes para el personal”. A eso hay que agregarle los gastos efectuados para adquirir remeras y shorts de fútbol, cofias y delantales que eran donados por Sidecreer a algunos clubes e instituciones.

En otras palabras, el gasto en el rubro indumentaria de un solo año casi duplicó las utilidades de Sidecreer del mismo ejercicio.

Otro ejemplo sirve para graficar la envergadura de las contrataciones de Juan José Canosa.

Apenas unos meses después del peor resultado financiero de la historia de Sidecreer (lo que dio argumento a la fallida privatización intentada por Gustavo Bordet), Canosa gastó $ 891.000 pesos sólo en insumos informáticos adquiridos a una sola firma.

Más allá de los argumentos expuestos por Canosa en las Memorias que firmaba cada año para justificar tamañas operaciones, (actualización tecnológica, modernización, vestimenta para los empleados), el manejo de la empresa estatal (AVALADO por la Sindicatura de Sidecreer a cargo de quien además ostenta el cargo de Fiscal de Estado de la Provincia, Julio Rodríguez Signes), aparece como direccionado –en los casos analizados- para beneficiar con millones de pesos a los familiares directos y políticos de Juan José Canosa.

De hecho, fue el propio Tribunal de Cuentas el que hizo severas advertencias sobre el  Régimen de Contrataciones establecido en la gestión Canosa: el organismo de control observó en reiteradas oportunidades que no había "un Registro de Proveedores" lo cual permitía enviar invitaciones "discrecionalmente" a los proveedores a quienes Sidecreer les compraba, y que se había "eliminado el Concurso de Precios" para realizar las compras de la empresa.

 

Los 4 millones para Excelcom SA. El vínculo de amistad con Canosa

NOTICIAUNO comprobó que Sidecreer pagó casi 4 millones de pesos (a valor histórico) ó U$S 635.000 (a la cotización de la moneda estadounidense al momento de las compras)  en insumos de computación a la empresa Excelcom SA, vinculada familiarmente con Juan José Canosa.

Excelcom S.A, radicada en la provincia de Santa Fe, se dedica desde fin del año 2013 al dictado de cursos de informática, reparación y mantenimiento de equipos informáticos, servicios de consultoría informática, venta de suministros de programas de informática y venta al por menor de hardware y software. Y desde mediados del año 2015, se encarga además de alquilar maquinaria y equipo de oficina, incluso computadoras, según las constancias de AFIP  a las que accedió este portal.

De acuerdo al Acta de Designación de Autoridades, el directorio de Excelcom SA estaba integrado por María José Cuestas (Presidente de la SA) y por su marido Diego Aníbal Urba (Vicepresidente de la SA), ambos domiciliados en Santo Tomé, provincia de Santa Fe.

Fuentes directas confiaron a NOTICIAUNO que "existe desde hace años una relación personal y de amistad entre Diego Urba (la cara visible de Excelcom) y Juan José Canosa (exdirector de Sidecreer)".

Los posteos en las redes sociales ilustran y confirman la relación entre ambos.

 

 

La ampliación del Directorio de Excelcom SA. El vínculo familiar con Canosa.

Además del vínculo de “amistad” entre Canosa y Urba, el interés en contratar con la empresa santafesina se refuerza con el cambio producido en la integración de su Directorio en el año 2014.

NOTICIAUNO corroboró que en esa fecha se incorporó al Directorio de Excelcom SA una nueva integrante que ratifica el estrecho vínculo entre la firma proveedora y el presidente de Sidecreer que decidía las contrataciones.

En el 2014 se sumó al Directorio de Excelcom SA, en carácter de Directora Titular, Alicia Susana Cuestas, PAREJA DE CARLOS ALBERTO CANOSA, hermano de Juan José Canosa, presidente de Sidecreer.

Alicia Cuestas, pareja de Carlos "Carly" Canosa hasta la actualidad, es hermana de la presidenta de Excelcom -María José Cuestas- y es la única integrante de la SA que vive en Paraná, según el domicilio que figura en el Acta al que tuvo acceso este medio.

 

Alicia Cuestas es empleada de planta permanente en el Estado Provincial. Fue asesora del Bloque de Senadores del PJ en el 2011 y a partir del 2013 se desempeñó en el Ministerio de Cultura y Comunicación a cargo de Pedro Báez.

La relación personal entre Alicia Cuestas y Carlos Canosa puede apreciarse en los innumerables posteos relacionados a la pareja en la red social Facebook.

Además, la relación surge del hecho de que ambos comparten el mismo domicilio de calle Gobernador López Jordán 2775, en Paraná.

Alicia Cuestas declara ese domicilio en el Acta de Directorio de Excelcom SA, y Carlos Canosa lo declara en su inscripción como Proveedor del Estado Provincial.

 

Los titulares de Excelcom SA junto a Carlos "Carly" Canosa. Diego Urba, su esposa María José Cuestas y la hermana de esta, Alicia, actual pareja de Carly.

 

Los 2 millones para Carlos Canosa, a través de su suegra

Para Carlos Canosa, los beneficios de tener a su hermano al frente de Sidecreer no se agotaron en la contratación de Excelcom SA, empresa en la cual participan su pareja y su cuñada. Además del amigo personal de su hermano.

"Carly" Canosa se dedica a variadas actividades. Desde la “confección de prendas de vestir” (desde el año 2005) pasando por “servicios relacionados con la impresión” (desde el año 2010), hasta la “venta de artículos de esparcimiento y deportes” (desde el 2013). Desde mediados de 2015 también vende al por mayor artículos de mercería, de acuerdo a las constancias de AFIP.

Bajo la presidencia de su hermano, Carlos Alberto Canosa le  vendió a Sidecreer indumentaria y uniformes por casi 2 millones de pesos (a valor histórico).

Lo hizo a través de su suegra, Mirta Gueler.

Mirta Gueler es madre de las hermanas Cuestas (María José Cuestas –esposa de Diego Urba, amigo de Juan José Canosa y presidenta de Excelcom SA- y madre también de Alicia Cuestas, pareja de Carlos Canosa y directora titular de Excelcom SA).

Mirta Gueler, una suerte de “enlace” para facilitar  la contratación de Carlos Canosa con Sidecreer "sin quedar expuesto", es esposa de Néstor Cuestas, uno de los integrantes del ilustre dúo de artistas entrerrianos, los Hermanos Cuestas.

El rol de intermediaria de Mirta Gueler y el beneficio obtenido en realidad por Carlos Canosa, surge en primer lugar de los domicilios que figuran en las inscripciones de ambos ante los organismos fiscales.

NOTICIAUNO confirmó que hay por lo menos dos domicilios que Carlos Canosa y Mirta Gueler comparten en sus declaraciones juradas.

El de López Jordán 2775 de Paraná, que Gueler declara en AFIP y Carlos Canosa en su inscripción como Proveedor del Estado.

 

Y el de San Martín 1417 de Paraná, que Gueler declara en ATER y que Canosa publica en la web para difundir su actividad de confeccionista de uniformes.

 

La maniobra de “intermediación” queda ratificada además por las fechas en las que ambos se iniciaron en las actividades de confección de uniformes.

Canosa aparece dedicado al rubro desde el año 2005, mientras que Gueler se inscribió en ATER como vendedora al por mayor de prendas de vestir recién a mediados de 2012 (cuando empezaron a venderle a Sidecreer). Dicho de otro modo: se inscribió en el rubro para contratar con Sidecreer.

Además y curiosamente, Carlos Canosa que estaba inscripto en ATER desde 2005, aparece como confeccionista en AFIP recién en el año 2013 (desde que la venta de indumentaria a Sidecreer funcionaba a pleno).

Igualmente es evidente que cuando Juan José Canosa dejó de ser el presidente de Sidecreer (lo que ya no garantizaba la continuidad de las ventas), el interés en mantener a Mirta Gueler al día con sus impuestos (para poder cobrar como proveedora de Sidecreer) desapareció.

NOTICIAUNO pudo chequear que en la actualidad  Gueler “no registra impuestos activos” en AFIP. Esa situación aparece cuando el organismo fiscal procede a dar de baja de oficio a un contribuyente que no paga diez periodos consecutivos de Monotributo.

Dicho de otro modo, el interés en que Gueler pudiera facturarle a Sidecreer se terminó en diciembre de 2015, cuando el hermano de su yerno abandonaba el directorio de Sidecreer. Desde esa fecha, dejaron de pagar sus impuestos nacionales.

 

El extremado interés de Juan José Canosa por informáticos ajenos a la provincia

Las abultadas contrataciones efectuadas por la gestión de Juan José Canosa no sólo de insumos informáticos sino también de consultorías y profesionales del rubro de otras provincias (Santa Fe), despertó incluso la inquietud del Colegio de Profesionales de Ciencias Informáticas de Entre Ríos, que en el año 2014 planteó formalmente a Sidecreer su preocupación ante tales contrataciones.

NOTICIAUNO conoció el pedido formal del Colegio que solicitó a Sidecreer que “informe la nómina de personal informático y/o empresas que estén prestando servicios” en la Tarjeta.

Es que la Ley Provincial N° 9498 prohíbe a la administración pública nacional, provincial y municipal, a las sociedades anónimas con participación estatal, y a todo ente en que el Estado tenga participación en el capital (prohíbe a Sidecreer) la contratación de profesionales que no estén matriculados en la Provincia de Entre Ríos para realizar trabajos, servicios o cualquier tarea informática.

Llamativamente, ese requerimiento del Colegio de Profesionales de Ciencias Informáticas nunca fue contestado por Canosa.

 

El monto de las contrataciones

Sidecreer le pagó al Proveedor de uniformes y prendas de vestir "Mirta Gueler" -entre 2012 y 2015- la suma de 262.300 dólares.

Año 2012: $ 78.000 ó 17.000 dólares (con un dólar que ese año cotizó en promedio a $ 4,60)

Año 2013: $ 445.000 ó 78.100 dólares (con un dólar que ese año cotizó en promedio a $ 5,70)

Año 2014: $ 763.000 ó 102.000 dólares (con un dólar que ese año cotizó en promedio a $ 7,50)

Año 2015: $ 717.000 ó 65.200 dólares (con un dólar que ese año cotizó en promedio a $ 11)

TOTAL: : 262.300 Dólares. A la cotización actual la suma ascendería a 4.250.000 PESOS.

 

Sidecreer le pagó al Proveedor de insumos informáticos "Excelcom SA" -entre 2008 y 2015- la suma de 635.000 dólares.

Año 2008: $ 58.800 ó  16.800 dólares (con un dólar que ese año cotizó en promedio a $ 3,50)

Año 2009: $ 238.000 ó 66.100 dólares (con un dólar que ese año cotizó en promedio a $  3,60)                    

Año 2010: $ 332.000 ó 85.128 dólares (con un dólar que ese año cotizó en promedio a $ 3,90)

Año 2011: $ 818.000 ó 197.100 dólares (con un dólar que ese año cotizó en promedio a $ 4,15)

Año 2012: $ 208.000 ó 45.220 dólares (con un dólar que ese año cotizó en promedio a $ 4,60)

Año 2013: $ 589.000 ó 103.333 dólares (con un dólar que ese año cotizó en promedio a $ 5,70)

Año 2014: $ 302.300 ó 40.310 dólares (con un dólar que ese año cotizó en promedio a $ 7,50)

Año 2015: $ 891.000 ó 81.000 dólares (con un dólar que ese año cotizó en promedio a $ 11)

TOTAL: 635.000 Dólares. A la cotización actual, la suma ascendería a 10.287.000 PESOS.

 

Juan José Canosa contrató a su hermano a través de la suegra de éste, Mirta Gueler; a su cuñada y concuñada (Alicia y María José Cuestas) a través de Excelcom SA; y a su amigo Diego Urba también vía Excelcom.

De ese modo, las familias Canosa- Cuestas- Gueler y Urba se beneficiaron con suculentos pagos de la Tarjeta de los entrerrianos que hoy atraviesa uno de los peores momentos económicos desde su creación.

 

Todo esto sucedió con el visto bueno del resto del Directorio de Sidecreer, que continúa en funciones hoy, y particularmente con el aval de la Sindicatura (órgano de control interno de Sidecreer), liderada por el abogado Julio Rodríguez Signes, quien además es titular de la Fiscalía de Estado, organismo que debería controlar a Sidecreer y al propio Rodríguez Signes en su rol de Síndico.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS