Sábado, 25 de Noviembre de 2017 | 08:07:14
08/07/2017

Rossi envió réplica a NOTICIAUNO y prendió el ventilador

El exintendente de Santa Elena dijo que fue víctima de una maniobra que adjudicó “a Pedro Báez, Sergio Gómez, quienes en conjunto con la Revista Análisis, siempre benévola con el bustismo, me dedicaron decenas de tapas”.

 

El exintendente de Santa Elena, Daniel Rossi, replicó la nota publicada este viernes titulada “Sumas que restan: El apoyo de “el Dani” Rossi a la lista de Emilio”, referida al respaldo expresado por el exvicegobernador de Jorge Busti a la lista de precandidatos a diputados nacionales encabezada por el dirigente de Gualeguychú, Emilio Martínez Garbino.

Mediante un comunicado enviado a NOTICIAUNO, Rossi dijo que la calificación de “emblema de la corrupción” es “injusta”, y obedece a una “persecución política sin precedentes” de la que fue víctima, una maniobra de desprestigio que adjudicó “al exministro de Cultura y Comunicación Pedro Báez y a Sergio Gómez” (publicista de Urribarri), quienes “desde la Revista Análisis, y en conjunto con Daniel Enz, me dedicaron decenas de tapas”.

Se transcribe a continuación el descargo de Rossi.

 

“Tengo 66 años, la ciudad de Santa Elena me eligió en 1983 como el intendente más joven de la vuelta de la democracia, gestión que me valió en 1987 integrar la formula con un Jorge Busti que enamoró a los entrerrianos con un discurso de renovación, progresista y que esperanzaba a miles de hombres y mujeres de esta provincia.

En mi gestión como vicegobernador fui testigo privilegiado de cómo Busti armó, lo que hasta hoy se mantiene, que es un pacto político judicial que mantiene la impunidad. Fui crítico de las bandas de aquel entonces, y en 1991 definí mi apoyo a quien considero el hombre más honesto del Peronismo Entrerriano, Mario Moine, en contra de la voluntad interna de Busti de apoyar a otro candidato. No sólo lo apoyé, sino que en 1993 logramos ganarle al Bustismo, y en 1995 casi, con Jaime Martínez Garbino, extirpamos ese tumor de la provincia.

Esa aventura le costó a Jaime, un cuadro fenomenal del peronismo, tener que irse asqueado de la política. Y a mí, una persecución política sin precedentes, sostenida solo en afirmaciones de una mujer despechada y fondos de campaña que malintencionadamente la prensa quiso hacer aparecer como 100 veces mayor.

En ese momento Pedro Báez (actual diputado provincial del FPV y exministro de Cultura y Comunicación de Sergio Urribarri) y Sergio Gómez (publicista de Urribarri), eran los paladines de la honestidad desde la Revista Análisis, y en conjunto con Daniel Enz me dedicaron decenas de tapas para sacarme de la cancha y manchar mi buen nombre y honor en toda la provincia.

Los primeros dos (Báez y Gómez) tienen causas por el saqueo de la provincia, y el último (Daniel Enz) sigue desde el semanario con una mirada parcial, siempre benévola con el Bustismo.

En mi paso por la administración pública no faltó un solo peso tras mis gestiones.

Emblema de la corrupción es el puerto que el Bustismo iba a hacer en Ibicuy y la plata desapareció; las cuentas paralelas del senado durante el segundo mandato de Jorge Busti, o tantos otros desmanejos de fondos. Pero claro, para Análisis, Pacayut fue un corrupto pero nunca le hizo una tapa al gobernador que firmó el decreto.

En fin, es largo y no voy a pasar a la posteridad sin dejar un libro que explique, a mi modo ver, cómo el bustismo trilló la provincia y la condenó al fracaso por muchas décadas.

Gracias a Dios y al apoyo de mi familia y amigos salí de los momentos más difíciles. La Justicia de la OEA, Tribunal internacional que no está influido por el pacto político judicial, reabrió mi causa y mi condena no está firme, pese a haberla cumplido con creces, por mis hijos y por mis nietos voy a trabajar siempre para que se sepa la verdad de quienes se robaron la provincia.

He tenido aciertos, y quizás muchos errores, pero no soy un ladrón, y mi participación política pone a muchos nerviosos, porque pese al escarnio público al que fui sometido, mi pueblo me siguió respaldando.

En referencia a la denuncia que habla su medio (el actual intendente de Santa Elena, Silvio Moreyra, presentó una denuncia penal contra Rossi para que la Justicia investigue irregularidades detectadas en la adjudicación y ejecución de una obra pública que costó más de 20 millones de pesos para la construcción de 20 cuadras de asfalto), está comprobado que hice 25 cuadras con el dinero que venía para 20 cuadras, y voy a trabajar siempre por el bien de mi provincia.

Si me visitan, ven como vivo, hablan con mis vecinos, verán que Domingo Daniel Rossi no es el monstruo que un sector de la prensa quiso instalar mientras otros saqueaban la provincia”.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS