Jueves, 23 de Noviembre de 2017 | 17:06:05
08/11/2017

Blanqueo laboral: los más beneficiados son los evasores

El gobierno nacional propone un proyecto de ley de “blanqueo laboral” que beneficia a quienes “negrean”, limpia sin costos su historial evasor y limita los aportes de los trabajadores en negro hasta 5 años para atrás, aunque hayan trabajado en esa condición muchos más.

 

Los ministros Dujovne (Economía), Triaca (Trabajo) y Cabrera (Producción) se reunieron con industriales -en un clima sin tensiones- para garantizarles -sin detalles del proyecto de blanqueo laboral- que "no habrá persecución hacia atrás" para las empresas que decidan blanquear empleados. 

Esa confirmación por parte de "los ministros de las reformas" dejaron tranquilos a los industriales, que apoyan con fuerza la reforma laboral. Esto significa que si la empresa decide blanquear un empleado, no deberá pagar los aportes ni intereses del pasado, cuando ese trabajador estaba en negro.

La frase que sintetiza a quiénes está dirigido el plan del gobierno la dijo el ministro Triaca a los empresarios allí reunidos: "Al final, ¡son más mangueros que los muchachos de la CGT!".

Lo concreto es que si blanquean antes de los 180 días desde la sanción de la ley, empleadores no pagarían lo que dejaron de aportar al fisco, intereses, ni multas. El proyecto del Gobierno de blanqueo laboral no premia al cumplidor, castiga al trabajador y beneficia solo a quienes evadieron.

Un capítulo importante del proyecto de reforma laboral es el llamado "Regularización del empleo no registrado, la lucha contra la evasión en la seguridad social y la registración laboral".

Todo un título. Degrada al empresario o empleador que cumplió y cumple con los aportes e impuestos y beneficia al evasor.

Regularización se entiende cuando uno DEBE y acuerda pagar. En casi todos los casos –excepto moratorias con descuentos – los planes de “regularización” permiten ponerse al día con facilidades de cuotas y generalmente, con multas e intereses. Así es para el ciudadano de a pie.

Sin embargo en la ley que promociona el gobierno del presidente Macri no hay regularización. Es lisa y llanamente un PERDÓN a los evasores.

El capítulo esgrime que si "blanquean" antes de los 180 días desde la sanción de la ley, no deberían pagar lo que dejaron de aportar al fisco, ni intereses, ni multas.

No hay castigo por incumplir.

Además, si un trabajador tiene 10 o 15 años en negro, con esta ley del gobierno nacional, solo podrán computar hasta cinco años de aportes.

Los trabajadores pierden los aportes por los años anteriores –en negro-, sin embargo al empresario o empleador evasor –que negrea - le permiten regularizar, sin intereses y sin multas.

Un verdadero premio al vivo.

La explicación del Ministerio de Trabajo es que "si no hay límites, se puede dar que blanqueen más años de los que en realidad se trabajaron".

Un verdadero castigo al trabajador que estuvo en la informalidad.

Según el gobierno, este proyecto de blanqueo laboral  tiene la intención de estimular el empleo privado formal.

Hoy en Argentina casi un 35% de los trabajadores están en negro según en INDEC.

Nadie podría oponerse a resolver ese flagelo.

Ahora, si vemos la letra no tan chica, encontramos por ejemplo que hay una “extinción de la acción penal para cortar con los juicios aunque estén iniciados”.

Y un dato importante: el hecho de que el empleador o empresario evasor no tenga que pagar a la seguridad social lo que le debe, algo necesario para que el sistema no colapse.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS