Miércoles, 26 de Septiembre de 2018 | 10:25:29
03/01/2018

Suben 12 % los precios en supermercados y se espera otra remarcación tras el aumento de naftas

Después de los cambios en las metas de inflación y la suba del dólar, las empresas de alimentos y limpieza subieron sus productos un 12 por ciento, que se verá en las góndolas los próximos días. Esto, sin contabilizar el nuevo aumento de combustibles.

 

La respuesta empresarial menos deseada llegó para el Gobierno y como calurosa bienvenida del 2018.

Luego de que la semana pasada el gobierno nacional anunciara un aumento en la meta anual de inflación para este año, y que descartara un impacto en los precios por ese motivo, las compañías industriales que dominan el mercado alimenticio y de limpieza -en varios de sus rubros- aprovecharon para remarcar sus productos un 12 por ciento y sin dar razones a los supermercados, lo que se verá en las góndolas los próximos días. Además, se espera una nueva remarcación después del aumento de naftas anunciado para esta semana.

Sin dudas, si el plan del Gobierno es sincerar los niveles de precios generales y partir de una base tranquila desde enero para tener una módica meta del 15%, esta lista de incrementos es un verdadero "mazazo" a las expectativas oficiales de que los empresarios "pongan" su parte en la recuperación de la economía. Más aún, cuando en la conferencia de prensa del pasado jueves, gran parte de la discusión giró en torno a la inflación "núcleo".

Fuentes del sector supermercadista adelantaron que empresas como Quilmes (no sólo en el segmento de las cervezas), Cepas, Coca-Cola, Unilever (monopólico en limpieza e higiene) y Mondelez, subirán entre 8 y 12 por ciento varios de sus bienes en los próximos días, los cuales serán trasladados a las góndolas de los supermercados. En el caso de Arcor, el incremento en promedio y en muchos productos será del 5 por ciento.

Desde las cadenas de hipermercados, como es costumbre, se limitaron a explicar que recibieron las listas de los proveedores y que inexorablemente los aumentos se materializarán. Consultadas las fuentes, nuevamente la ausencia de razones concretas para remarcar precios es lo que domina la escena.

Sin explicaciones

"No nos dicen si es por el dólar, los combustibles, a cuenta de paritarias, servicios, podemos imaginarnos lo más absurdo", narraron desde las grandes superficies comerciales. A pesar que nadie lo señala, tras el aumento de muchos bienes se debe también al salto en la cotización del dólar de las últimas semanas.

Este aumento amplio, en un contexto de presunta baja de tasas y relajamiento de las metas de inflación, pone otra vez en el tapete una discusión que el Gobierno nunca planteó, al menos en público. Los formadores de precios, tanto la industria como los supermercados, en este caso, siguen manejando el mercado y deciden cuándo y cuánto aumentan los valores de los bienes.

Lo cierto es que por el momento el Ejecutivo no ataca con fuerza las remarcaciones y continúa con el plan de tratar de bajar la inflación vía política monetaria, a pesar de que desde muchos sectores de la producción afirman que esto es causa suficiente para enfriar la economía y no solo la inflación.

"El Gobierno vive de la macro, y no controla los formadores de precios como tampoco se hizo en gestiones anteriores", explicaron desde una entidad supermercadista, aunque omitiendo que el retail no es ajeno a la formación de precios.

"Si suben las naftas ahora, tenés otra larga tanda de aumentos en pocas semanas. Y ni que hablar cuando lleguen los aumentos en el transporte. Si el Estado no interviene, van a tener que redefinir las metas de inflación en dos meses", manifestaron desde una conocida cadena de hipermercados.

"Cuando suba el gas en febrero, se disparan el pan envasado (lactal, para hamburguesas y panchos) y el suelto. Sin dudas, de todos los aumentos que se vienen, es el producto más sensible y una cifra grande, con lo cual bajarían las ventas".

"Hay una reconocida empresa de gaseosas y otra de golosinas que todos los meses insisten con incrementos en los precios, sin justificar estas determinaciones", explicaron desde las cadenas de hípermercados.

Consumo en baja

Otro dato que se ve es la caída en las ventas de frutas y verduras. Al carácter recesivo que afecta las decisiones de los consumidores, se suma la denuncia de mayoristas del Mercado Central, que tuvieron un derrumbe en sus operaciones que llegó al 30% en 2017.

Así lo informó uno de los principales referentes de la Cámara Argentina De La Actividad Frutihortícola (CAAF), Fabián Zeta, quien afirmó que “hay centros ilegales en las cercanías del Mercado Central y el Gobierno no lo quiere enfrentar”.

El directivo, asimismo, apuntó a los hipermercados con una frase ilustrativa. “En el Mercado Central vendemos a valor de un FIAT 600 y lo convierten (por los híper) en plata de un Mercedes Benz”.

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS