Martes, 17 de Julio de 2018 | 18:45:21
23/06/2018

Tras recibir amenazas, la pareja de Celis, Luciana Lemos, fue “alojada” en un hospital

Por orden del juez federal Leandro Ríos, Luciana Lemos debió ser alojada este viernes en el Hospital Domagk, lo que generó “enorme preocupación” del personal dado que la detenida les dijo “que no tenía ninguna dolencia, sino que estaba siendo trasladada por una cuestión de seguridad, porque había recibido amenazas en la cárcel”. Reclamaron la ausencia del Ministerio de Gobierno.

 

Por orden del juez federal Nº1 de Paraná, Leandro Ríos, Luciana Lemos, pareja del jefe narco Daniel  “Tavi” Celis, fue “alojada” en un hospital público de la Provincia este viernes a la noche, tras recibir amenazas de muerte en la cárcel de mujeres donde estuvo detenida hasta que el magistrado le otorgó la prisión domiciliaria por tener hijos menores de edad que están a su cargo.

NOTICIAUNO supo que estando Lemos con prisión domiciliaria, el juez Ríos ordenó mediante Oficio Nº 1819/18 al director del Hospital San Martín, Carlos Bantar, que la detenida y procesada “quede alojada en el nosocomio por controles médicos”.

Lemos estaba en la cárcel femenina junto a la funcionaria del intendente Sergio Varisco, Griselda Bordeira (policía), también procesada con prisión preventiva en la causa que investiga la banda narco que habría financiado Varisco con fondos públicos.

Ante la falta de camas en el Hospital San Martín, Lemos no pudo ser ingresada. El nosocomio está desbordado por la temporada invernal y no cuenta con camas disponibles para recibir a ningún paciente. A tal punto que desde el Ministerio de Salud se están gestionando convenios con otros centros de la ciudad para incrementar la capacidad de internación.

Además, según pudo saber NOTICIAUNO, Lemos no presentaba patología alguna que ameritara su internación en ningún centro de salud.

Esa situación (que no hubiera motivos para internarla como "paciente") generó enorme preocupación en los trabajadores y profesionales del hospital que relataron a este medio que cuando llegó al nosocomio, Lemos les comentó “que no tenía ninguna dolencia, sino que era trasladada al hospital por una cuestión de seguridad, ya que había recibido amenazas en la cárcel de mujeres”.

Ante la imposibilidad de internarla en el San Martín y en cumplimiento de la orden judicial, desde el Ministerio de Salud gestionaron su ingreso al Hospital Domagk de Paraná.

Empleados del lugar alertaron este sábado que “sienten en peligro junto al resto de los pacientes internados en el nosocomio y sus familiares”.

Cabe aclarar que inmediatamente después de su internación (alojamiento), desde el Ministerio de Salud solicitaron mayor presencia policial a fin de brindar la seguridad necesaria a los pacientes internados, al personal que se encontraba de guardia y a los familiares. Además de dos penitenciarias, se logró la presencia de mayor cantidad de agentes policiales y hasta el propio Comisario de la Comisaría 11 estuvo custodiando la zona.

Durante todo el día sábado se hicieron gestiones desde la cartera de Salud para que el juez Leandro Ríos autorizara el traslado de Lemos a un lugar más adecuado, ya que no reunía las condiciones para estar internada en un hospital público.

Alrededor de las 20 hs del sábado, finalmente se logró que la detenida sea trasladada a otra dependencia que no fue informada por orden del magistrado.

Según trabajadores de los hospitales que se vieron alterados por la situación (Lemos no es una detenida cualquiera), llamó la atención la ausencia del Ministerio de Gobierno y Seguridad “que no se ha contactado con nadie hasta el momento”.

El hecho, que no es la primera vez que ocurre (internos han sido derivados a hospitales provinciales por cuestiones de seguridad) debe interpelar al Estado, en particular Nacional (Lemos es una detenida en el marco de una causa “federal”) sobre el rol y función de los hospitales públicos de la provincia.

“Preocupa que con hospitales provinciales desbordados y con muchas dificultades para disponer de una cama para quienes necesitan urgente atención sanitaria, se disponga que un nosocomio sea el lugar para brindar seguridad a una persona que está privada de su  libertad”, relataron profesionales del hospital que recibió a Luciana Lemos.

La pareja del jefe narco Daniel Celis, “no tiene una enfermedad ni ninguna dolencia que amerite que sea trasladada a un centro de salud”.

“Los hospitales no están en condiciones de brindar seguridad a personas que están privadas de su libertad”, insistieron.



 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

opinión

Ya en 2015 indicábamos desde el Partido Socialista que ni la UCR-Cambiemos y mucho menos Sergio Varisco eran la salida a los problemas de la ciudad. No nos equivocamos.

El secretario de Ambiente de Entre Ríos, Martín Barbieri, coincidió con los argumentos de los defensores del glifosato y dijo que “el problema es la mala aplicación” de los agrotóxicos. Está en contra de prohibir el veneno y avaló los postulados “BPA” que esgrimen las compañías como Monsanto, Bayer, Dow, BASF, Syngenta y DuPont para demostrar que no perjudican a la salud.

+ NOTICIAS