Miércoles, 26 de Septiembre de 2018 | 09:51:09
04/07/2018

El ajuste de Nación pone en riesgo la actividad de investigación y extensión de la UNER

Así lo afirmó el decano de la Facultad de Ciencias de la Alimentación de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) de Concordia, Oscar Gerard. Por los recortes del gobierno nacional también se frenó la construcción de la escuela secundaria de la universidad.

 

El flamante decano de la Facultad de Ciencias de la Alimentación de la UNER, el ingeniero Oscar Amado Gerard, habló del desafío de gestionar ante el recorte actual del presupuesto universitario. Precisó que puede afectar el normal desarrollo de actividades en investigación, extensión y otros programas que la universidad genera con presupuesto de la Nación.

Al ser consultado sobre cómo afecta localmente el recorte de presupuesto actual destinado a universidades públicas nacionales, Gerard indicó que por este motivo se frenó la construcción de la obra del edificio propio de la escuela secundaria que tiene la UNER en Concordia. “Para comenzar la obra sólo falta la autorización para el llamado a licitación, pero eso ahora se frenó y nosotros necesitamos contar con nuestro propio edificio ya que en el lugar donde actualmente estamos trabajando los espacios son reducidos”, alertó.

 

Leé más: Brutal ajuste: Nación dejó de enviar leche en polvo y la mitad de los medicamentos a la provincia

 

En la misma línea, el decano de la UNER precisó a Diario Río Uruguay (Concordia) que el recorte también puede afectar el normal desarrollo de actividades en investigación, extensión y otros programas que la universidad genera con presupuesto de la Nación.

Por otro lado, destacó el récord de inscriptos que tuvo este 2018 la Facultad indicando que tiene que ver con las oportunidades laborales que la región ofrece y con las políticas de la universidad de los últimos años, que favorecieron a la apertura de nuevas carreras de pregrado y grado.

“Abrir una carrera nueva tiene un costo impensado para la mayoría de la gente, y quienes convivimos con esto sabemos que si no hay un apoyo a nivel nacional para este tipo de actividades es imposible comenzarlas y sostenerlas en el tiempo”, dijo Gerard.

Históricamente, la Facultad contaba solo con la carrera de Ingeniería en Alimentos. A partir del 2007 empezó a dictar carreras de pre grados, y se sumó la ingeniería en Mecatrónica, entre otras tecnicaturas, algunas incluso descentralizadas de Concordia, como la Tecnicatura Superior en Tecnología Avícola en la ciudad de San José y la Tecnicatura Superior en Tecnología Arrocera en la ciudad de San Salvador.

Gracias a esas políticas, este año se registraron casi 500 inscriptos aspirantes a distintas carreras. “Cuando contábamos solamente con la carrera de Ingeniería en Alimentos el número de ingresantes alcanzaba a 80 cada año”, detalló el responsable de la universidad pública de Concordia.

“Sin dudas es fruto del trabajo que la facultad viene realizando desde hace varios años, acompañando los programas que desde la universidad se generan con el fin de lograr mayor inclusión en la sociedad y también responder a las demandas laborales de la región”, agregó.

Los avances tecnológicos que actualmente se registran en las industrias regionales (por ejemplo molinos arroceros, industrias cítricas, etc.) deben ir acompañados de la formación de recursos humanos capacitados para atender este desafío. “Precisamente la carrera de Ingeniería en Mecatrónica genera profesionales capacitados para entender en la incorporación de la robótica en los diferentes procesos industriales”, agregó.

A pesar de todo

Más allá de la situación presupuestaria, Gerard destacó los nuevos proyectos y convenios que ya están en marcha en la facultad. Entre ellos, este año se sumará una Maestría en Energías para el Desarrollo Sostenible, a través de un convenio con la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y con el apoyo de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande (CTM).

"Estamos creciendo académicamente, trabajando para abrir la Maestría a partir de septiembre a más tardar. Es de destacar en este aspecto la participación de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande con quienes estamos trabajando en un convenio específico de apoyo económico y técnico para el desarrollo de la misma. Permitirá a muchos docentes de nuestra institución alcanzar títulos de posgrado”, dijo.

Por otro lado, se reactivó el programa Yogurito Escolar, el yogurt pro biótico que se elabora en la facultad y que está destinado a niños y niñas de barrios con menores recursos para que tengan una mejora nutricional en su ingesta diaria. Actualmente se distribuye a través del comedor que funciona en la escuela secundaria de la UNER en el Barrio Constitución, y es un programa financiado por la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación.

Finalmente, Gerard destacó que el trabajo del equipo de gestión también estará enfocado en el proceso de acreditación de las carreras de grado alcanzadas por el artículo 43 de la Ley de Educación Superior. "El desafío es ingresar en el nuevo ciclo de acreditaciones, alcanzar los nuevos estándares académicos aprobados y asegurar nuevamente la acreditación de nuestras carreras de grado", concluyó.



 

Fuente: Diario Río Uruguay/NOTICIAUNO

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS