Viernes, 19 de Octubre de 2018 | 10:32:14
24/07/2018

Apareció otro aportante trucho de Cambiemos: usaron a un jubilado de Paraná para blanquear 20.000 pesos

NOTICIAUNO corroboró que en el informe financiero que Cambiemos presentó a la Justicia Electoral aparece el nombre y DNI de un jubilado de Paraná que trabajaba en una cooperativa relacionada con el senador nacional Alfredo De Ángeli. Le usaron la identidad para eludir la prohibición legal que les impide hacer donaciones. AUDIOS

 

El escándalo de los aportes apócrifos de Cambiemos que figuran en el informe financiero de la campaña para las elecciones primarias del 13 de agosto de 2017 en Entre Ríos, tiene un nuevo capítulo.

La maniobra para falsificar aportantes que viven en otras provincias los llevó a utilizar también la identidad de personas que viven en Entre Ríos, y que niegan haber contribuido con un solo peso. Tal es el caso de Fernando De La Rosa -DNI 10.229.228- un jubilado que vive en Paraná. El hombre figura como aportante de 20.000 pesos. Pero no donó dinero a la campaña. Nunca se afilió a ningún partido político ni participó de actividades proselitistas. Al ser consultado por NOTICIAUNO, negó terminantemente haber donado dinero. “El número de documento es mío, pero yo no puse esa plata, no aporté esa plata”, dijo tajante.

 

Noticiauno

Cambiemos no solo utilizó los nombres de personas que viven en otras provincias (La Matanza, provincia de Buenos Aires, y Charata, provincia de Chaco), para blanquear aportes de campaña, como reveló NOTICIAUNO.

Tampoco rindieron ante la Justicia Electoral el total de aportes privados que se hicieron en la campaña de 2017, como el que declaró haber realizado el senador provincial Raymundo Kisser que, pese a haber donado 10 mil pesos para una cena, no aparece en el listado de aportantes del informe financiero (ni el presentado por las PASO, ni en el de las elecciones generales de octubre de 2017).

Los responsables financieros de Cambiemos tampoco presentaron los aportes que se efectuaron durante la campaña 2015, en la cual el monto de las Contribuciones y Donaciones Privadas está en “cero”, aunque sí recaudaron donaciones en dinero en efectivo y en cheques, según afirmó el intendente de Victoria, Domingo Maiocco: “En 2015 los aportes eran de 5 mil pesos y en 2017 eran de 10 mil pesos”, detalló el propio intendente de Cambiemos.

 

La maniobra para falsificar aportantes detectada en la campaña de las PASO 2017 los llevó a utilizar también la identidad de personas que viven en Entre Ríos, y que niegan haber contribuido con un solo peso.

Tal es el caso de Fernando De La Rosa -DNI 10.229.228- un jubilado que vive en Paraná.

El hombre figura como aportante de 20.000 pesos, monto que supera el sueldo que tenía como empleado en el momento del aporte que anotaron a su nombre (y que presentaron apócrifamente ante la Justicia Electoral).

Los responsables financieros de la campaña de Cambiemos (Enrique Susevich –titular de ANSES Paraná- y Joaquín La Madrid –diputado provincial-) informaron a la Justicia Electoral que en las elecciones primarias de 2017 Fernando De La Rosa aportó 20.000 pesos en dinero en efectivo que fueron depositados en una cuenta del Banco Nación.

Pero el hombre no donó dinero a la campaña. Nunca se afilió a ningún partido político ni participó de actividades proselitistas.

Al ser consultado por NOTICIAUNO, De La Rosa negó terminantemente haber donado dinero.

“El número de documento es mío, pero yo no puse esa plata, no aporté esa plata”, dijo tajante ante la consulta periodística.

“¿De dónde saca esa información?”, preguntó Fernando.

Cuando se le confirma que la información surge de los informes de financiamiento de la campaña de Cambiemos, De La Rosa asoció: “ahora que usted me dice, esos 20 mil pesos los deposité en el Banco Nación”, dijo, e inmediatamente aclaró: “pero lo hice por la empresa en la que yo estaba trabajando”.

“La empresa es CAFER, Cooperativas Agropecuarias Federadas de Entre Ríos”, detalló, y señaló que “en aquel momento (2017) tenían relación con Alfredo De Ángeli (actual senador nacional de Cambiemos)”.

De La Rosa trabajó en CAFER hasta el 31 de diciembre de 2017, fecha en la que se jubiló.

Como era de suponer, se indignó al saber que habían utilizado su nombre y DNI para hacerlo figurar como aportante de la campaña: “No sé por qué, yo fui clarito –en el banco Nación- que iba por la empresa (CAFER), no por mí”. Y recalcó que les dijo que iba a nombre de CAFER porque “no quería tener ningún tipo de problemas con eso”.

“Yo era apoderado de la empresa, entonces hacía trámites a nombre de CAFER, por ahí viene el asunto; como yo hacía todos los trámites afuera y tenía un poder para los bancos, hice el depósito. Pero no era plata mía”, insitió, y sugirió: “deberían consultarle a ellos, el gerente es Diego Camuñas, seguro deben tener el ticket del depósito”.

Al preguntarle nuevamente si negaba que el aporte que figura en el informe financiero de Cambiemos era suyo, De La Rosa reiteró de manera contundente: “No. No sé si en ese momento cobraba 20 mil pesos de sueldo”, acotó para graficar la imposibilidad de donar esa suma de dinero.

“De mi bolsillo, no. Es dinero de la empresa. Como yo salía a la calle a hacer los bancos y trámites, fui yo y lo deposité, pero no es mi dinero”, reiteró.

“Hable con el gerente de CAFER, ellos tienen el comprobante original”. “Yo no puse esa plata de mi bolsillo”.

Finalmente De La Rosa contó una anécdota que ilustra aún más su desconocimiento de la situación.

A los pocos días de la publicación de NOTICIAUNO sobre los aportes truchos detectados en Entre Ríos, relató que “en una reunión familiar” le preguntaron: “ché, vos pusiste plata?”, a lo que Fernando respondió: “No, que voy a poner plata yo”. “En un primer momento pensé que era una broma, pero ahora veo que es cierto”, dijo Fernando, que se puso a disposición para aclarar el asunto.

 

Vale recordar que el juez federal Sebastián Casanello, que investiga los hechos similares denunciados en la provincia de Buenos Aires, trabaja sobre la hipótesis de presunto lavado de dinero en la campaña.

La presunción es que el dinero que financió las campañas de Cambiemos sería de origen ilícito y que los aportes truchos se utilizaron para darle una apariencia de legalidad.

La sospecha es que se trata de dinero del Estado, sindicatos, bingos o de aportes de empresas que tienen prohibido realizar aportes a las campañas políticas, de acuerdo a la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos.

En este último caso –aportes de empresas que están prohibidos por ley-  encuadraría la maniobra con la cual involucraron al jubilado paranaense, según pudo corroborar NOTICIAUNO.

CAFER es una persona jurídica y como tal tiene prohibido donar dinero a cualquier campaña política. Además, la Ley Nacional de Cooperativas establece claramente que "No tienen como fin principal ni accesorio la propaganda de ideas políticas (...)".

De los dichos de De La Rosa se desprende que lo engañaron para eludir la ley nacional de Financiamiento de Partidos Políticos. Y la propia ley que regula el funcionamiento de las cooperativas.

Abogados especialistas consultados por este medio, explicaron que el caso encuadra en los delitos de usurpación de identidad y falsificación de documentos públicos.

 

La "empresa" que le encargó hacer el depósito de 20.000 pesos 

NOTICIAUNO se contactó también con Diego Camuñas, que ocupaba durante la campaña electoral de Cambiemos del 2017 (y ocupa actualmente) el cargo de gerente de la Cooperativa CAFER.

Camuñas negó que la entidad haya aportado 20 mil pesos: “CAFER no donó nada para la campaña”, dijo, y admitió conocer el impedimento legal: “Nosotros por estatuto no podemos aportar”, afirmó.

Al momento de explicarle a Camuñas el motivo del llamado (el testimonio del exempleado al que le utilizaron su nombre y DNI para blanquear un aporte de 20 mil pesos), el gerente de la cooperativa intentó desligarse y apeló a un argumento (mentiroso, según De La Rosa). Camuñas dijo que “Fernando (De La Rosa) fue a una cena de campaña del radicalismo, pero fue personal”.

Y se atrevió a detallar que a esa supuesta cena “fue Fernando y otro más, pero eso lo sé porque me lo comentó él (Fernando), simplemente”.

“Me llama la atención por qué llaman a CAFER”, cuestionó Camuñas.

Al explicarle que el llamado obedece a las declaraciones de De La Rosa, que aseguró haber depositado esos 20 mil pesos por encargo de CAFER, el gerente de la organización dijo: “ah, está bien, pero bueno, nosotros nada que ver”.

 “De mi parte no estoy en conocimiento que se haya hecho a título de la empresa, yo autorizo los gastos y que haya salido ese dinero de acá, no”.

“Cerramos balance ahora y en el balance de CAFER no figura el aporte”, indicó.

 

Cuando el jubilado que aparece como falso aportante tuvo conocimiento de la respuesta del gerente de CAFER -que lo envió a hacer el aporte-, la indignación fue aún mayor: “Que no sea mentiroso!. ¿Qué cena de campaña? Yo no fui a ninguna cena de campaña!”, dijo.

“20 mil pesos voy a poner yo? Salvo que sea millonario, es un mentiroso, que se quiere sacar las cosas de encima”, disparó, y advirtió que consultará el tema con sus abogados.



 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

El diputado nacional de Cambiemos declaró “al inicio de 2017” un patrimonio que supera al del presidente Macri. La cuarta parte de su fortuna se compone de acciones en Uruguay. Benedetti ganó 20 millones en un año y no informó a la OA su evolución patrimonial de 2017. Mirá el ranking de los diputados nacionales de Entre Ríos.

+ NOTICIAS