Lunes, 19 de Noviembre de 2018 | 22:17:08
14/09/2018

Casi un año antes de la elección, el Gobierno compra los sobres para votar

En medio de la crisis económica, el gobierno nacional adelantó las compras de material para las elecciones de 2019 (entre 140 y 200 millones de pesos). De este modo, descartó el sistema de Boleta Electrónica que había prometido implementar. 

 

El calendario electoral 2019 ya comenzó: tres ofertas se presentaron anteayer en una licitación pública para proveer más de 130 millones de sobres en los que se guardarán las boletas presidenciales en las futuras PASO, las generales y en un eventual ballotage.

Este prematuro pliego implica el certificado de defunción de la aspirada reforma de Cambiemos para que durante el mandato de Mauricio Macri los argentinos fueran a las urnas con la criticada Boleta Única Electrónica (BUE) en todo el país.

De menor a mayor, las ofertas fueron las de Felix A. Medoro SA por $ 142.649.500; Grupo Convertidor Papelero SRL por $ 170.559.000 y Melenzane SA por 193.848.000.

El año pasado, para las legislativas, la primera de las firmas le ganó a los mismos competidores: resultó adjudicada con un contrato de poco más de $ 43 millones.

Más allá de que, a falta de segunda vuelta en 2017, los sobres fueron muchos menos (el Ministerio del Interior pidió $ 64 millones de ellos), la inflación de los últimos meses anticipa que el costo electoral del 2019 se disparará. Los $ 0,54 por sobre que Felix A Medoro cotizó el año pasado, hoy casi se duplicaron: ahora costarán 96 centavos.

En plena "tormenta" económica, descartando de plano siquiera la más mínima posibilidad de un adelantamiento electoral, desde el Gobierno justificaron precisamente con los volátiles precios esta prematura licitación.

A modo de comparación, fue en marzo de 2017 que la Dirección Nacional Electoral (DINE) salió a comprar los sobres para los comicios de agosto de aquel año, 5 meses antes. Ahora la antelación es de 11 meses.

Desde la Casa Rosada argumentaron que la DINE, al tener un actual remanente presupuestario, prefirió adelantar las compras este año para que así el desembolso de 2019, en el que el Gobierno le prometió déficit cero al FMI, no sobrepase una ecuación: que las presidenciales cuesten lo mismo que las últimas legislativas, sólo sumándole la inflación acumulada. Un eventual ballotage volvería muy difícil de cumplir ese objetivo de austeridad.

Las legislativas, se informó, costaron el récord de $ 6175 millones, por inflación, un 58,5% más que las presidenciales de 2015.

 

Fuente: Cronista

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

Micaela Rausch es una joven con discapacidad que recurrió a las redes sociales para visibilizar su bronca por la desidia de las empresas de colectivos y del municipio de Paraná. “Desde hace tiempo vengo sufriendo reiteradas inconductas por parte de Buses Paraná, al discriminarme en mi derecho de accesibilidad al transporte público”, denunció. Mirá la carta completa y el video.

+ NOTICIAS