Sábado, 15 de Diciembre de 2018 | 09:57:13
04/10/2018

Intendente simula bajarse el sueldo donando dinero a guarderías, pero oculta un aumento del 42 por ciento

El intendente de Viale, Uriel Brupbacher (Cambiemos), ideó una cláusula en el Presupuesto 2019 que dispone, en pleno año electoral, descontar de su sueldo el 16 por ciento para destinar a guarderías y jardines. Pero en las Planillas anexas estableció que su sueldo será 42 por ciento más alto desde enero. Cobrará una remuneración bruta de casi 170.000 pesos mensuales. 

 

En medio del brutal ajuste económico y tras el pedido constante de austeridad y esfuerzo al pueblo, el intendente de Viale, Uriel Brupbacher (Cambiemos) decidió, increíblemente, aumentarse su sueldo, otra vez. 

Cabe recordar que en diciembre de 2017, Cambiemos cajoneó un proyecto que proponía reducir los sueldos de todos los funcionarios políticos de Viale.

La noticia cae como una bomba luego de la advertencia que hicieron dirigentes locales por la gravedad de la situación social local, que parece decidido a ignorar el jefe comunal.

El nuevo y desmedido aumento de sueldo de Brupbacher -que actualmente ya es elevadísimo- será del 42 por ciento, y surge del proyecto de Presupuesto 2019 que elaboró el intendente y envió al Concejo Deliberante.

Para OCULTAR EL NUEVO AUMENTO, y, en un acto de verdadera demagogia, Brupbacher agregó una nueva cláusula al Presupuesto (la del artículo 6 del proyecto) que “aparenta una reducción de su sueldo” del 16,6%. La suma que se restaría de su sueldo, dice el proyecto, “se destinará automáticamente a guarderías y jardines maternales”.

Pero, según pudo chequear NOTICIAUNO, lo que a simple vista parecería un gesto loable y austero del intendente de Cambiemos, termina siendo un lamentable engaño a los vecinos.

En efecto, las planillas anexas al Presupuesto establecen claramente que el intendente cobrará a partir del 1º de enero de 2019 un sueldo 42% mayor al que percibe hoy.

Como adelantó Noticiauno cuando se discutía el Presupuesto local 2018 que fijaba el sueldo para este año, Brupbacher cobra hoy una remuneración de $114.295,27 por mes (UN MILLÓN Y MEDIO DE PESOS AL AÑO, contando aguinaldo).

En 2019 –consta en las Planillas anexas a las que tuvo acceso este medio- cobrará 164.227,96 pesos mensuales. Además de los Gastos de Representación que actualmente ascienden a 10.000 pesos por mes.

En el ANEXO I 2-4 “PERSONAL SIN ESTABILIDAD AÑO 2019” del Presupuesto que deberán tratar los concejales se detallan los ítems que componen la remuneración del intendente a partir del año que viene. Entre sueldo neto ($102.447,10), aportes jubilatorios, aportes al IOSPER, Ley 4035, retención en concepto de Impuesto a las Ganancias, el sueldo bruto llegará a $164.227,96 por mes.

De ese modo, su remuneración tendrá un aumento de poco más del 42%, lo que en la práctica significa 49.932,69 pesos más por mes (cuatro sueldos de la mayoría de la población).

Si se anualiza el gasto destinado solo a pagar el salario a Brupbacher, en 2019 los vecinos de Viale destinarán para eso la exorbitante cifra de 2.134.963,48 pesos (contando salarios mensuales y Sueldo Anual Complementario).

Hasta aquí lo que dice la Planilla anexa al Presupuesto 2019: Brupbacher tendrá un aumento del sueldo del 42%.

Para disimular ese exagerado aumento en plena crisis, el intendente ideó una cláusula verdaderamente “demagógica y engañosa”: el artículo 6 del proyecto de Presupuesto.

Esa cláusula establece: “Dispónese que durante el Ejercicio Fiscal 2019, de la remuneración establecida para el Presidente Municipal (...) la suma equivalente a un sueldo de la categoría 1-B sea mensual y automáticamente asignada a una cuenta de uso específico con destino a Guarderías y Jardines Maternales Municipales, que es creada a tal efecto por la presente Ordenanza”.

Esto quiere decir que la cifra que se descontaría del sueldo del intendente y se destinaría a guarderías y jardines municipales es de 17 mil pesos mensuales (el 16,6% del sueldo que cobrará a partir de 2019).

Dicho de otro modo: Mientras el intendente anuncia una “aparente reducción” de su sueldo (de 17 mil pesos), paralelamente se autoasigna –según las Planillas anexas- un incremento salarial del 42 por ciento (50 mil pesos más por mes) con lo que su remuneración bruta pasará de los $114.295 que cobra actualmente a $164.227 a partir de enero 2019.

Vale señalar que la ciudadanía, habitualmente, solo tiene acceso al proyecto de Presupuesto (donde está la cláusula que aparenta una rebaja salarial), pero no accede a las Planillas anexas (donde está el verdadero aumento que se autoasignó).

Además de ello, del propio Presupuesto que deberán tratar los concejales de Viale surge que TAMPOCO HABRÁ REDUCCIÓN DE SUELDOS POLÍTICOS, pese a la crisis económica que se vive y que, según Cambiemos, será aún peor.

De hecho, el mismo artículo 6 agrega que “Esta disposición (la reducción aparente) es únicamente aplicable a la liquidación de las remuneraciones a percibir por el Presidente Municipal, y no deroga ni modifica las disposiciones de la Ordenanza Nº 1038/08, ni las restantes remuneraciones de los funcionarios (...)”, que seguirán cobrando elevadísimos sueldos en comparación al resto de los ciudadanos y en el actual contexto de depresión económica.

Teniendo en cuenta que el año próximo será un año electoral, a nadie escapa que Brupbacher intentará sacar rédito político de esta maniobra demagógica: pareciera que el intendente va a donar dinero de su bolsillo para los jardines y guarderías, cuando, como máxima autoridad municipal, posee todas las herramientas legales para asignar partidas específicas a esas áreas, sin necesidad de UTILIZAR UN RECURSO POPULISTA QUE DEJA MUCHO QUE DESEAR. Y que además, solo esconde otro aumentazo de su sueldo.

Además de electoralista, la jugada política es cortoplacista. La “simulada reducción del sueldo” (que al leer las planillas anexas queda en evidencia que NO ES TAL) busca tapar los cuestionamientos –que han sido permanentes- por el sueldazo que percibe Brupbacher desde que asumió en la función pública.

La idea de “destinar ese monto a guarderías y jardines”, busca colocar a la oposición que eventualmente se niegue a apoyar la simulación, en una posición incómoda.

Seguramente Cambiemos cuestionará a quienes se opongan al destino de 17 mil pesos por mes a guarderías y jardines, cuando, en rigor, solo estarían evitando OTRO DESCABELLADO AUMENTO DEL SUELDO DEL INTENDENTE, intolerable en la situación actual (y venidera).

Es de suponer que los concejales tienen recursos legales para hacer lo que el intendente, con fines electorales, no quiere hacer: disponer un aumento de partidas para jardines y guarderías, sin depender de la dádiva populista y engañosa de la máxima autoridad del Municipio de Viale.

Vale destacar, por cierto, que para impedir esta vergonzosa utilización partidaria de los dineros públicos será determinante el voto de la concejal Silvana Bovier, que hace poco abandonó el bloque de Cambiemos, que integró desde diciembre de 2015, marcando clarísimas disidencias con este tipo de accionar del oficialismo, y dejando sin mayoría automática a Brupbacher.

“Quiero respetarme a mí misma y a los demás, mantener mis principios y convicciones, valores e ideología política dentro del Concejo Deliberante. No quiero que mi forma de trabajar esté guionada por pertenecer a un bloque específico. Prefiero que me critiquen por intentar hacer algo y no por no hacerlo, pero siempre intentando ayudar a los que más lo necesitan. Ese es el compromiso que uno asume cuando entra en política y no pensar en cuánto va a ganar de sueldo por mes”, afirmó la edil exCambiemos para defender su alejamiento del grupo que responde incondicionalmente a Brupbacher.

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

Aunque blanqueó un abultado patrimonio, el secretario de Agroindustria de la Nación. Luis Miguel Etchevehere, fue ejecutado judicialmente por deberle impuestos nacionales a la AFIP, que solicitó embargar sus cuentas, según chequeó NOTICIAUNO. Este medio había revelado que Etchevehere también fue ejecutado y embargado por la Justicia provincial porque tampoco pagó sus impuestos a la ATER.

+ NOTICIAS