Martes, 13 de Noviembre de 2018 | 20:25:59
28/10/2018

“Si no nos unimos, lo que le pasó a Trossero puede pasarnos a cualquiera de nosotros”

Directores de hospitales de toda la provincia repudiaron la violencia del diputado y gremialista de UPCN, José Allende, contra la ministra de Salud. Dieron cuenta de los “aprietes” de los que fueron víctimas por parte del gremio “durante años” y remarcaron la necesidad de poner punto final a este modus operandi. Imágenes

 

La agresión del diputado provincial José Allende contra la ministra de Salud, Sonia Velázquez, revelada por Noticiauno y que terminó en la justicia, generó la reacción de directores de hospitales públicos que manifestaron su repudio y relataron los “aprietes” que han “sufrido” de parte de “esta gente”, aludiendo a los gremialistas de UPCN que conduce el legislador, durante “varios años”.

“Lo hemos vivido en persona en nuestros hospitales”, expresó uno de los directores en la red de Whatsapp mediante la cual se comunican las autoridades hospitalarias, a la que accedió NOTICIAUNO, mientras consensuaban los términos de un documento de repudio al accionar de Allende.

“Los que somos directores desde hace unos años los sufrimos. Todo tipo de aprietes y decisiones arbitrarias y sin sentido de personas que a través de las comisiones de suplencias hacían clientelismo con el personal”, recordó otro de los profesionales, y agregó: “Nunca en casi seis años que estoy en la función de director tuve la posibilidad de ejercer la rectoría del hospital como desde que está al frente del ministerio de la Salud la compañera Sonia Velázquez (...)”, señala, en alusión a la genuina autoridad que recobró el área desde la salida de Ariel De La Rosa, ahijado político de Allende.

Esa pérdida de poder para hacer y deshacer a su arbitrio desde la asunción de Velázquez es probablemente lo que le reclamó en el acto del miércoles –previo a insultarla- el diputado a la ministra, cuando le dijo: “Che, a ver cuando nos vamos a sentar a arreglar vos y yo”.

“Ya nos venía pasando, y tenemos que hacer que no vuelva a pasar nunca más... dos veces tuve que pagar sueldos de mi bolsillo porque la delegada no quería firmar las suplencias”, recordó otro director sobre la negativa de una delegada de UPCN, revelando el manejo del ministerio de Salud que tuvo el sindicato de la mano de Ariel De La Rosa, aunque Allende insista en negarlo.

“Aunque ahora estamos respaldados por el ministerio, no hay que callarse”, señala otro de los directores.

“Si no nos unimos, lo que le pasó a Trossero puede pasarnos a cualquiera de nosotros”, advierte otro de los directores, refiriéndose a las amenazas y coacciones de las que fue víctima la directora del Hospital de Salud Mental de Diamante, Noelia Trossero, perpetradas por varios integrantes de la comisión directiva de UPCN, y por el propio exministro De La Rosa, que está juzgando ahora la justicia provincial.

“Nunca más”, resume otro de los mensajes, dando cuenta de la necesidad de denunciar y poner punto final a ese modus operandi sindical que consolidó su poder a lo largo de treinta años de impunidad.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

Micaela Rausch es una joven con discapacidad que recurrió a las redes sociales para visibilizar su bronca por la desidia de las empresas de colectivos y del municipio de Paraná. “Desde hace tiempo vengo sufriendo reiteradas inconductas por parte de Buses Paraná, al discriminarme en mi derecho de accesibilidad al transporte público”, denunció. Mirá la carta completa y el video.

El concejal Ángel Landra denunció que el intendente Uriel Brupbacher (Cambiemos) estaba utilizando un vehículo oficial del Municipio cuando se encontraba en un bar rural jugando a las cartas, el fin de semana que recibió un rebencazo. El hecho irregular fue admitido por el propio viceintendente que, en lugar de condenar la conducta del jefe comunal, quiso minimizar la cuestión diciendo que la usó “un sábado”. Video

+ NOTICIAS