Martes, 13 de Noviembre de 2018 | 20:22:10
08/11/2018

Polémica por el precio de los bombones de Brupbacher: afirman que a la factura “le faltaron comas”

Los dueños del local de golosinas que vendió los bombones a la Municipalidad de Viale dijeron que el importe de la venta no fue 17520 pesos como figura en la factura. Según argumentaron, “costaron 175,20 pesos”. “A la factura le faltaron las comas”, señalaron. La aclaración descarta una compra mayorista para un supuesto evento, aunque desata una polémica aún mayor: ¿Qué funcionario compró a nombre del municipio los bombones para consumo personal?

 

Tras la denuncia de NOTICIAUNO sobre los negocios de familiares de funcionarios con el municipio de Viale, y luego de que se conociera, además, que la Municipalidad de Viale compró “bombones y bolsas de polipropileno” (para envoltorio) a un comercio local dedicado a la venta de golosinas, según consta en la Factura Nº 378 emitida por “El Santi”, cuyo responsable ante la AFIP es Jorge Daniel Nencini (puede observarse en el documento), los dueños del comercio dijeron a Noticiauno que “el precio de los bombones no es 17520 pesos, sino 175,20” y que “el monto total de la factura no es 21866 pesos sino 218,66”.

Según adujo Nencini, a los importes individuales consignados en la factura le falta la coma que “sí está al pie en el importe total”. Asimismo señaló que la factura original está en poder del contador.

De ese modo, el monto de la compra habría sido menor, lo que despierta más interrogantes aún, que deberá aclarar la Municipalidad que conduce Uriel Brupbacher.

Si no se compraron bombones en cantidad -para distribuir en alguna fecha especial, por ejemplo- sino para consumo personal (eso se deduce del monto que afirman los dueños del negocio), ¿Quién y para qué compró a nombre y a cuenta de la Municipalidad una caja de bombones? ¿Algún funcionario del Municipio compró bombones para consumo personal y los mandó a facturar a nombre del Municipio? ¿Quién compró bombones justo en el local ubicado frente a la casa de los padres del intendente?

Hasta ahora, no hay respuestas.

Lo cierto es que en la factura no puede observarse claramente lo que afirman los propietarios del comercio.

La factura no tiene comas en los importes individuales (si tuviera comas, los montos serían menores), ni está detallado el importe total en letras, lo que hubiese zanjado en esta instancia la duda sobre el verdadero monto que pagó el Municipio por los bombones.

 

De confirmarse lo que plantea Nencini, queda claro el escaso rigor del funcionario municipal que recibió una factura en tales condiciones, que no está debidamente conformada: no tienen coma los importes individuales, no tiene aclarado el importe total en letras, un importe que debe abonar el Estado municipal y que claramente resulta confuso a tenor de lo que plantea ahora el vendedor que afirma que "no tiene comas en los importes individuales y sí tendría (aunque no se ve claramente) en el importe total".

Nencini dijo además que “sí estaba inscripto el comercio como proveedor del Municipio al momento de la venta”, y que “ahora quien figura como Proveedor de la municipalidad es mi hija”. Afirmó que en la Municipalidad están los papeles que acreditan que son proveedores del Municipio (en 2016 él, actualmente su hija).

Sin embargo, Noticiauno chequeó que en el Padrón de Proveedores publicado en la página oficial de la Municipalidad (http://mun-viale.dyndns.org/Contable/wCont301.aspx) no figura ni el comercio ni nadie de apellido Nencini. 

Finalmente, el propietario del comercio que vendió los bombones “negó que el local se encuentre ubicado frente a la casa del intendente”. “El negocio está frente a la casa de los padres del intendente”, dijo, tal como publicó Noticiauno.

 

La factura de los bombones

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

Micaela Rausch es una joven con discapacidad que recurrió a las redes sociales para visibilizar su bronca por la desidia de las empresas de colectivos y del municipio de Paraná. “Desde hace tiempo vengo sufriendo reiteradas inconductas por parte de Buses Paraná, al discriminarme en mi derecho de accesibilidad al transporte público”, denunció. Mirá la carta completa y el video.

El concejal Ángel Landra denunció que el intendente Uriel Brupbacher (Cambiemos) estaba utilizando un vehículo oficial del Municipio cuando se encontraba en un bar rural jugando a las cartas, el fin de semana que recibió un rebencazo. El hecho irregular fue admitido por el propio viceintendente que, en lugar de condenar la conducta del jefe comunal, quiso minimizar la cuestión diciendo que la usó “un sábado”. Video

+ NOTICIAS