Lunes, 10 de Diciembre de 2018 | 02:44:22
21/11/2018

En tres años, hay 700.000 asalariados más que pagan impuesto a las Ganancias

La cantidad de trabajadores en relación de dependencia alcanzados por el impuesto a las Ganancias aumentó 60 por ciento desde que asumió Cambiemos. El dato surge de un informe del IARAF al que accedió NOTICIAUNO que señala asimismo que, paralelamente, hubo “una significativa disminución en la presión tributaria” para quienes ya estaban gravados.

 

El último informe elaborado por el Área de Finanzas Públicas y Federalismo Fiscal del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) al que accedió NOTICIAUNO, revela que desde el año 2015 a la actualidad la cantidad de trabajadores en relación de dependencia alcanzados por el impuesto a las Ganancias aumentó 60%, pasando de 1,2 millones de trabajadores en agosto 2015 a 1,9 millones en agosto de este año.

Por otra parte, “la cantidad de trabajadores autónomos (gravados por el tributo nacional) se ha mantenido constante, ya que en términos relativos prácticamente el ciento por ciento de ellos son contribuyentes, porque los mínimos y deducciones han sido y son notablemente reducidos”.

El estudio agrega que “con la duplicación en la deducción especial dispuesta para el año 2018 puede inferirse (dado que no se han presentado todavía las DDJJ correspondientes a este año) que debería verificarse una pequeña reducción en la cantidad de contribuyentes (autónomos), seguramente no significativa, toda vez que aún con el aumento dispuesto se debe pagar el tributo para ingresos netos mensuales de sólo $17.000 para solteros y de $27.000 para quienes puedan deducir cónyuge y dos hijos”.

El notorio incremento de los trabajadores “dependientes gravados” con Ganancias surge de los datos aportados por Jefatura de Gabinete en su reciente comparecencia ante el Congreso de la Nación, precisa el informe, y detalla que este crecimiento tienen diversas causas.

Entre ellas, “una reducción relativa en las deducciones para ciertos contribuyentes  que por efecto de las disposiciones vigentes desde el año 2013 quedaban de hecho fuera del impuesto si en ese momento percibían una remuneración mensual bruta inferior a $ 15.000, o podían aplicar deducciones incrementales si la misma era inferior a $ 25.000; la diferenciación en las deducciones entre trabajadores con y sin cargas de familia; reducciones en algunas deducciones tales como la limitación en la deducción de hijos (solo a menores de 18 años), la posibilidad de su cómputo solo por parte de uno de los cónyuges, etc”.

En términos relativos, actualmente el 20% de los asalariados están alcanzados por el tributo, mientras que el porcentaje en el año 2015 ascendía a alrededor del 13%.

Según el IARAF, “que el 20% de trabajadores dependientes tribute al impuesto no es una cifra superior a la que se verifica en los países de la región”.

Al analizar “cuánto pagan los trabajadores alcanzados”, el centro de estudios destaca que “la situación experimentada entre 2002 y 2015 se caracterizó por la decisión de mantener un elevado porcentaje de trabajadores dependientes fuera del alcance del impuesto, pero a costa de un fenomenal incremento de presión tributaria sobre los trabajadores dependientes y autónomos de ingresos medios, dado que la situación de aquéllos de ingresos altos permaneció, en términos relativos, casi sin modificaciones”.

Asimismo, en ese período se “deterioró totalmente la progresividad y la equidad del tributo dado que, por ejemplo, trabajadores de igual nivel de ingresos quedaban sujetos a una situación tributaria totalmente diferente conforme hubiera sido su remuneración en un momento específico del período analizado (por ejemplo agosto 2013)”. O “trabajadores con mayor nivel de ingresos antes de impuestos podían terminar ganando menos como consecuencia del tributo, que otro cuya remuneración bruta fuera inferior”. Además, “prácticamente no había diferencia entre la alícuota efectiva de un trabajador de ingresos medios (normalmente alcanzado por alícuotas superiores al 25%) y grandes contribuyentes cuya alícuota efectiva terminaba siendo solo ligeramente superior al 30%”. También porque “los trabajadores autónomos quedaban sometidos a alícuotas promedio entre dos y tres veces superiores a los dependientes de similar nivel de ingresos netos”, precisa.

En cuanto a la evolución de la alícuota efectiva que tributan los trabajadores alcanzados desde el año 2015 a la actualidad, según el IARAF, “salvo para los niveles de menores ingresos alcanzados por el tributo que antes no pagaban y ahora lo hacen, la presión tributaria sobre los trabajadores se ha reducido significativamente dado que pagan en concepto de impuesto un porcentaje muy inferior en la actualidad”.

En tal sentido, el informe concluye que “un análisis integral de lo sucedido con el impuesto a las ganancias de las personas humanas en los últimos años, permite afirmar que es cierto que un mayor número de trabajadores queda alcanzado actualmente por el impuesto mientras antes no lo eran, pero lo hacen a tasas reducidas; en tanto que quienes ya tributaban en el año 2015 han experimentado una significativa disminución en la presión tributaria derivada de este impuesto”.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS