Miércoles, 22 de Mayo de 2019 | 17:33:16
20/12/2018

El Gobierno y el FMI acordaron intensificar los tarifazos y ajustar los salarios públicos en 2019

Así se desprende del memorando entre el Gobierno nacional y el FMI que ordena a las autoridades “aplicar el marco regulatorio para trasladar los efectos de la depreciación del peso a los consumidores de electricidad y gas”. Exige limitar el próximo aumento paritario (desde junio de 2019 hasta junio de 2020) a no más del 25 por ciento.

 

De acuerdo a lo establecido en el Memorando de Política Económica y Financiera, los mercados financieros se han estabilizado desde fines de septiembre, luego de la adopción del nuevo marco de política monetaria.

Según el documento, “la recesión que afecta actualmente a Argentina” es producto del “impacto de la grave sequía (…) así como el endurecimiento de las condiciones financieras externas”.

Respecto de las expectativas económicas afirma que “como consecuencia de una débil demanda interna es probable que la contracción se extienda hasta el primer trimestre del año próximo”, afirmación que sorprende ya que en la Casa Rosada afirman que la recuperación comenzaría en marzo del año que viene.

El documento propone respecto a los Salarios: “Será importante resistir las presiones en el sentido de mantener los subsidios a la energía y aumentar los salarios”.

El memorando menciona que el Gobierno acordó recientemente aumentos salariales para los empleados del sector público en diciembre, enero y febrero (aumentando los salarios nominales en un 14 por ciento en el primer semestre de 2019).

Dado que el presupuesto 2019 contempla un 34% de aumento anual en los salarios, esto requerirá limitar el próximo aumento (desde junio de 2019 hasta junio de 2020) a no más del 25%.

En buen romance quiere decir que los estatales tendrán para el resto del 2019 la posibilidad de una suba en sus salarios que no supere el 25%.

Sobre los Subsidios (electricidad y gas), el FMI sostiene que la reducción de los subsidios a la energía sigue siendo un componente importante del reequilibrio fiscal.

El presupuesto del próximo año prevé una reducción de los subsidios a la electricidad al aumentar las tarifas al equivalente del 90% de los costos de producción a finales de 2019.

Las autoridades deberán aplicar el marco regulatorio para trasladar los efectos de la depreciación del peso a los consumidores de electricidad y gas.

La decisión del año en curso de evitar que el traspaso de la devaluación resulta en un costo adicional de 0,1% del PIB (que se pagará a los distribuidores de gas en el período 2019-2021), agrega el memorando.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS