Martes, 23 de Julio de 2019 | 10:06:18
22/04/2019

Varisco mostró como “nuevo” el apoyo de un sector que ya lo había votado en las PASO

Debilitado por la derrota electoral de las primarias, el intendente de Paraná, Sergio Varisco, salió rápido a querer mostrar adhesiones que achiquen diferencias con el PJ. Pero un simple cálculo matemático, tras la publicación de los resultados definitivos, prueba que los votos que Varisco pretendió mostrar como nuevos apoyos, en verdad, ya los tiene incorporados en su magra performance.

 

En los últimos días, el intendente de Paraná, Sergio Varisco, quiso mostrar alguna reacción después de la durísima derrota que sufrió en las PASO -8 de cada diez paranaenses no lo votaron-, y con ese fin divulgó algunos partes de prensa exhibiendo “apoyos” que después fueron desmentidos.

Como parte de su estrategia para llegar a las elecciones del 9 de junio, también hizo circular un comunicado difundiendo la adhesión de “candidatos a concejales de la Lista 502D Gente Nueva”, que responden a Oscar Báez, un dirigente vecinalista (y su hermano, Darío Báez).

En las PASO, Oscar Báez presentó, dentro de Cambiemos (compartiendo espacio con Varisco), solo la boleta corta de concejales.

Oscar Báez es, además, funcionario de tercera línea del intendente Varisco: es el “subsecretario de Vivienda de Interés Social de la Municipalidad de Paraná”.

La presencia de su lista -502 D- en las PASO tuvo como único fin aportarle algún voto extra a Varisco –colectora- desde una propuesta “vecinal”.

Es el mismo Báez que en las elecciones anteriores -2015- estaba con Sergio Massa y se presentaba como candidato a concejal de un precandidato a intendente de Paraná. Aunque ahora el que figuraba como candidato a concejal es su hermano, Darío Báez, quien se ha caracterizado por pasarse, en breves lapsos de tiempo, de un espacio político a otro, incluso antagónicos.

 

Darío Báez junto a dirigentes de distintos partidos políticos de la provincia. (UCR - PJ - Kirchnerismo - PRO)

Hoy socios de Sergio Varisco (Cambiemos).

Oscar Báez junto a Sergio Massa y su hermano Darío Báez con Felipe Sola (Frente Renovador)

 

En esta suerte de “operativo autoclamor” de Varisco, fue el propio mandatario local quien divulgó en la prensa con efusividad el “nuevo” apoyo obtenido –de los hermanos Báez - para acompañarlo en las elecciones del 9 de junio: “Lo que demuestra esto es ratificar la fortaleza de Cambiemos, que tuvo varias listas y en este caso la que encabezó Darío Báez (502 D), bajo la conducción de Oscar Báez, que hicieron una gran elección y aprovecho para felicitarlos por los casi 10.000 votos en la lista de concejales. Ahora vamos todos juntos”.

El error de cálculo del intendente, sorprende.

La verdad es que en el magro resultado que obtuvo Varisco en las PASO, YA ESTÁN CONTABILIZADOS LOS VOTOS DE LOS HERMANOS BAEZ que el intendente se esfuerza en presentar como “nuevos”.

Solo basta con mirar los votos que obtuvo Varisco para la intendencia con su lista 502A - CAMBIANDO JUNTOS, los que obtuvieron los concejales que lo acompañaron en la boleta completa y los que obtuvo la lista de concejales de Báez.

En las PASO Varisco sacó 32.858 votos. Su lista de concejales 23.330 votos. O sea que Varisco sacó más votos que su propia lista para el Concejo Deliberante.

Ahora bien, si Varisco obtuvo 9 mil votos más que su lista de concejales, la pregunta que surge es ¿de dónde salieron esos votos?

La respuesta es simple: de la lista corta de Báez. La lista corta del funcionario del intendente obtuvo 8.438 votos en las PASO, una cifra coincidente con la diferencia que Varisco tiene con sus propios concejales.

Datos del escrutinio definitivo difundidos por el Tribunal Electoral correspondientes a la alianza Cambiemos en Paraná Ciudad.

 

Dicho de otro modo: si se suman los votos de los concejales que fueron pegados con Varisco (23.330) más los votos que obtuvieron los Báez (8.438), llegamos a la cifra –votos más o menos- que logró finalmente el intendente en las elecciones del 14 de abril (32.858), según datos del escrutinio definitivo.

Los cálculos, muy simples, permiten afirmar que los casi “10 mil votos de la lista 502D” que Varisco pretende mostrar como un nuevo apoyo para las elecciones de junio, solo forman parte de una desesperada maniobra del intendente para disimular la compleja situación en la que quedó después de la derrota.

Tácticas de la vieja política a la que el electorado paranaense le dio la espalda el 14 de abril.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS