Martes, 21 de Mayo de 2019 | 16:19:22
24/04/2019

En 15 de los 24 distritos la alianza macrista no llevará el sello Cambiemos

La caída en la intención de voto de Mauricio Macri arrastra a la marca Cambiemos. En la mayoría de las provincias no llevarán el sello de la alianza y participarán con otros nombres. Algunos, directamente no quieren que los identifiquen con el Gobierno nacional.

 

El triunfo categórico de Cambiemos en el 2015 en la Nación y en dos distritos clave como la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal, hizo presuponer que la nueva fuerza llegaba para quedarse y para consolidarse en todo el país como la contracara del peronismo. Las elecciones legislativas del 2017 acentuaron esa tendencia que se interrumpió este año, en el que Mauricio Macri irá por su reelección pero con una gestión inmersa en una crisis económica y el consiguiente desgaste de la figura presidencial.

Según publica el diario oficialista Clarín, esto provocó que hasta ahora en 15 de los 24 distritos del país la marca Cambiemos no será utilizada. Más aún, en varias provincias modificaron el nombre de los frentes que utilizaron en las legislativas de hace dos años, para que no sean identificados con la administración de Macri.

Aún así, el intento de despegarse no genera resultados positivos. Es muy evidente “la retirada virtual” de estos últimos meses –justo en un año electoral-, como medida para revertir el acompañamiento y el apoyo de todas las medidas del gobierno nacional por parte de la dirigencia –PRO, UCR- CC y partidos provinciales- desde que asumió el presidente Macri.

La debacle del sello Cambiemos va de la mano con la merma en la intención de voto presidencial. Por ejemplo según la consultora Inteligencia Analítica, en provincia de Buenos Aires Macri mide 23,7% (32,9% en 2015); Entre Ríos 29,9% (37,8%); Santa Fe 26,8% (35,3%); Córdoba 34,9% (53,2%) y Mendoza 24% (40,8%).

Si bien en todos los distritos que no van como Cambiemos la intención está implícita, en varias provincias como Córdoba, Salta, Corrientes, Chaco, Tucumán, Tierra del Fuego, Misiones y San Juan la negativa a ser reconocidos como la fuerza que a nivel nacional encabeza el presidente Macri fue expuesta sin miramientos.

En Corrientes, una de las cinco provincias gobernadas por el oficialismo, en 2017 el gobernador radical Gustavo Valdés llevó el sello ECO + Cambiemos en la boleta. Pero ahora decidió borrar los rastros de identificación nacional para los candidatos a legisladores; sólo se llamará ECO, Encuentro por Corrientes, y además no llevará el color amarillo. ¿Cuál fue el argumento del gobernador Valdés? “Se está retomando la agenda de la correntinidad, focalizando en un proyecto que suma a muchos, incluso a justicialistas, que se suman a la propuesta”, explicó.

En tanto en Salta, quien hasta hace poco iba a ser el candidato del frente nacional que gobierna el país, el intendente de la capital, Gustavo Sáenz dejó en claro que “Cambiemos no existe en Salta”.

Chaco no mostró una visión muy distinta. El radical Carim Peche, uno de los aspirantes a la gobernación por la oposición, dijo que no irá ni como UCR ni como Cambiemos. “La idea es crear un gran frente que convoque a todos los sectores”, dijo.

En tanto en Tucumán, la candidata a gobernadora por la oposición será la radical Silvia Elías de Pérez que se inscribió por el frente “Vamos Tucumán” que no está integrado ni por la UCR ni por el PRO. Ambas fuerzas están intervenidas por falta de acuerdos derivados de la caída en desgracia del Gobierno de Macri y de los dirigentes locales del espacio.

En Córdoba, el macrismo-radicalismo irá fracturado. Luego de no haber podido organizar unas internas transparentes, Mario Negri competirá con el sello “Córdoba Cambia” y Ramón Mestre con la histórica lista 3 de la UCR. En las legislativas 2017, Cambiemos arrasaba en Córdoba con más de un 48% de los votos.

En Tierra del Fuego, la mala imagen de la Casa Rosada provocó que dos de los principales dirigentes a competir, el radical Federico Sciurano y el macrista Héctor Stefani se bajaran de la carrera a la gobernación. Y la fuerza que competirá tuvo que recurrir a un extra partidario como José Estabillo, primer gobernador de la provincia con el Movimiento Popular Fueguino. Irá por “Ser Fueguino” En Misiones, en 2017 el oficialismo nacional compitió con el Frente Cambiemos. Pero para este año, la fórmula a la gobernación que integran Humberto Schiavoni (PRO) y Luis Pastori (UCR), representará al Frente Juntos por el Cambio. Incluso, en la capital Posadas, el edil Martin Arjol presentó el sub lema “Te Quiero Mejor” para evitar cualquier vinculación con Cambiemos.

En San Juan, donde en las PASO el gobernador peronista Sergio Uñac fue el más votado, el candidato de Macri quedó en segundo lugar pero a más de 23 puntos, Manuel Orrego se presentó por el espacio “Con Vos” y ni siquiera mantuvo el amarillo característico de Cambiemos. La explicación la dio uno de los postulantes a intendente por el departamento de Chimbas César Jofre. “Hoy la gente nos ha despegado totalmente de Cambiemos. Orrego ha demostrado a través de los años tener colores distintos a los de Nación...no le interesa quien sea presidente”, dijo.

Hay otros distritos donde el oficialismo nacional tampoco se llamará Cambiemos, aunque evitaron la polémica a nivel público de desmarcarse del Presidente. En Jujuy Gerardo Morales irá por la reelección con el Frente Cambia Jujuy; en Formosa los precandidatos Martín Hernández y Adrián Bogado competirán con el Frente Amplio Formoseño.

En el caso de San Luis, Claudio Poggi, peronista y ex gobernador se presentará por “Avanzar”. Mientras que en Mendoza, otro distrito encolumnado con el Ejecutivo de Macri, el radical Rodolfo Suárez y el macrismo Omar de Marchi definirán quién es el candidato de Cambia Mendoza.

En Santa Fe, el radical José Corral será el candidato de Vamos Juntos; el mismo nombre que utilizaría Horacio Rodríguez Larreta en la Capital Federal, si es que no logra conformar Cambiemos con el rebelde radicalismo porteño y con Martín Lousteau.

En tanto que en Santiago del Estero, gobernador por el autónomo Gerardo Zamora, no hay comicios para gobernador pero los postulantes a legisladores nacionales irían -ahora más que nunca- con el sello de la UCR, como lo hicieron en las legislativas de dos años atrás.

Tras la pobre performance electoral de Cambiemos en las elecciones de Río Negro y Neuquén -donde quedó tercero- y en las PASO de Chubut y Entre Ríos, sólo en otras cuatro provincias más utilizaría la marca en los comicios provinciales: La Rioja, La Pampa, provincia de Buenos Aires y Santa Cruz.

Resta saber qué ocurrirá en Catamarca que vota el mismo día que las presidenciales. Allí en 2017 el oficialismo compitió como Frente Cívico y Social-Cambiemos.

Este cuadro de situación es uno de los argumentos en el radicalismo rebelde. Para el titular de la Convención nacional, Jorge Sappia, “Cambiemos prácticamente no existe en las provincias. Solo figura en la provincia de Buenos Aires y en la Capital Federal”.

El consultor Hugo Haime resume: “La expectativa que generó la marca Cambiemos con una fuerte demanda de cambio en 2015, al no producirse realmente ese cambio buscado para la sociedad, entró en crisis”.

 

Fuente: Clarín

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS