Viernes, 14 de Agosto de 2020 | 19:59:02
15/06/2020

Ni la Justicia, ni el Ministerio de Gobierno, le ofrecen garantías a la periodista amenazada

Una vez más, queda al descubierto la inacción del Estado en casos de violencia contra una mujer. “Tiene que ir a la Policía y el 911 tiene que ponerse a trabajar”, fue la respuesta del Fiscal Dato ante el pedido de auxilio de la periodista amenazada. “Tienen que intervenir los Fiscales, nosotros no podemos actuar. Que Dato no pretenda que nosotros hagamos algo, si ni siquiera una restricción les ha dado”, fue la respuesta de la Policía que depende de la ministra Romero.

 

Pese a la obligación legal que tienen las autoridades públicas políticas y judiciales de activar medidas de prevención “sin demoras” para garantizar la protección de las mujeres que han denunciado ser víctimas de violencia, y aunque Paraná se ha visto conmocionada recientemente por casos que han dejado al descubierto las trágicas consecuencias de la INACCIÓN ESTATAL, los hechos denunciados por la periodista Soraya Berutti, evidencian, UNA VEZ MÁS, el cuestionable accionar de la Unidad Fiscal de Violencia de Género de Paraná, a cargo de Leandro Dato, y la inacción del Ministerio de Gobierno y Justicia de la provincia, a cargo de Rosario Romero.

Como contó Noticiauno, la periodista Soraya Berutti denunció este sábado en sede policial que fue “amenazada por personas que responden políticamente al Director del Taller Industrial “Manuel Antequeda”, Juan Carlos Albornoz, y a su esposa, la exconcejal Verónica Martínez, ambos enrolados en la Agrupación La Jauretche que lidera el diputado provincial Julio Solanas”.

Tras denunciar formalmente el hecho y dar a conocer la denuncia en redes sociales –como medida disuasiva frente a quienes la agredieron- Berutti debió soportar que el mismo día sábado, por la noche, “le patearan la puerta de su casa, frente a sus hijos pequeños y su madre de avanzada edad”. No pudo dirigirse a la Fiscalía ni a la Policía porque “le rodearon la casa”. (Además, en la Policía le sugirieron esperar hasta el martes para ir a Fiscalía, ya que por el feriado, no trabajan).

Este lunes, en horas de la mañana, las agresiones continuaron. En esta oportunidad, fueron dirigidas hacia la madre de la periodista. “Siguieron a mi madre y la insultaron cuando salió de mi casa a hacer compras esta mañana”, dijo Berutti a Noticiauno, y agregó: “Todo el tiempo hay gente frente a mi casa, insultando a los gritos. No puedo salir de mi casa”.

Pese a que la situación ya ha tomado estado público, ninguna autoridad, ni la Fiscalía de Género, ni el Ministerio de Gobierno y Justicia, han tomado cartas en el asunto.

Cabe remarcar que la Fiscalía de Género está informada de lo sucedido desde el mismo día sábado. Silvina Calveyra, en representación de la Red Alerta de Entre Ríos, se contactó inmediatamente con el Fiscal Dato para solicitarle que se ocupara del caso y analizara alguna medida de protección para la víctima por su condición de mujer. Calveyra es, además, Coordinadora del Consejo Provincial de Prevención, Protección y Asistencia a Víctimas y Testigos de Trata y Tráfico de Personas.

Pero hasta el momento no bastaron ni la denuncia de la periodista agredida, ni el alerta emitido por Calveyra, ni las publicaciones periodísticas, para que el Estado actúe en protección de la víctima.

Las autoridades miran para el costado como si se tratara de “una rencilla entre vecinos”. El falaz argumento aprovecha que la periodista amenazada por sus publicaciones VIVE EN EL MISMO BARRIO QUE SUS AGRESORES.

Las autoridades miran para el costado como si se tratara de “denuncias cruzadas”. Es que, como pasa habitualmente que un/a periodista cuestiona públicamente el accionar de funcionarios o dirigentes políticos (Berutti viene cuestionando el accionar del funcionario provincial Albornoz y el de su esposa y exconcejal Verónica Martínez), quienes se sienten “atacados” con las publicaciones, a veces “contraatacan” intentando desprestigiar al comunicador. En ese marco, la exconcejal Martínez habría realizado una denuncia por “calumnias e injurias” contra la periodista, que debe investigar la Justicia, pudo saber Noticiauno.

Lo cierto es que pese a la denuncia, el pedido de la Red Alerta, y a las posteriores publicaciones periodísticas, no hubo hasta el momento –pasaron más de 48 horas- NINGUNA ACTUACION DE LA FISCALÍA NI DEL MINISTERIO DE GOBIERNO, que tiene a su cargo la fuerza policial.

En medio del calvario que está viviendo, ante sucesivas agresiones, la periodista se contactó este lunes con el Fiscal Leandro Dato en busca de ayuda.

La respuesta del funcionario judicial ilustra a la perfección LA REVICTIMIZACIÓN DE LA DENUNCIANTE. Mujer, en este caso.

Según pudo chequear NOTICIAUNO, Berutti le informó personalmente al Fiscal Dato: “Hace tiempo que vengo recibiendo una serie de amenazas y hoy mi mama fue intimidada por esta gente que la sigue cuando salió a hacer mandados. Estoy sola con mi mamá y mis tres hijos. Más allá de ser periodista soy una mujer y la estoy pasando muy mal”.

Respuesta de Dato: “Tiene que ir a la Policía y el 911 tiene que ponerse a trabajar”.

Aunque ya había sido anoticiado por la Red Alerta, el fiscal no parece estar conociendo lo que pasa. Ni la gravedad de los hechos.

El fiscal prosiguió: “Entiendo que ya hizo la denuncia y que hay un fiscal que interviene”.

La periodista le explicó que precisamente no pudo dirigirse a la Fiscalía porque no pudo salir de su casa durante todo el fin de semana debido a las agresiones. “No puedo salir de mi casa, ni siquiera a comprar alimentos que necesito para mis hijos, porque esta gente hace guardia en la puerta de mi casa, para esperarme y agredirme”.

Respuesta de Dato: “Yo entiendo que hay denuncias recíprocas”, dijo, haciendo referencia a la denuncia por calumnias referida al comienzo de esta nota.

La periodista intentó explicarle que se trataba de dos cosas distintas: “Yo no tengo denuncias por violencia ni por agresiones. Yo he sido denunciada por quienes me agraden, por publicar temas que tienen que ver con el manejo de dinero público, y es por eso que estoy siendo amenazada y hostigada”.

Sin reparar en la diferente naturaleza de las denuncias, el Fiscal simplemente contestó: “Obviamente usted tiene derecho a salir de su casa y llamar al 911 y si hay alguna persona intimidándola hay que meterla presa”. “¿Qué otra solución puede haber?”, agregó.

Luego el funcionario judicial le recomendó “sacar fotos desde adentro de su casa y llamar al 911”, y finalmente le dijo: “La cuestión de género yo la puedo evaluar, mañana martes (después del feriado)”.

Dado que de la comunicación no obtuvo respuesta alguna, Berutti llamó a la Policía en el mismo momento en que se producían nuevas agresiones.

La respuesta policial: “Tienen que intervenir los Fiscales, nosotros no podemos actuar. Que Dato no pretenda que nosotros vengamos y hagamos algo si ni siquiera una restricción les ha dado”.

“Usted ya hizo la denuncia, en el Juzgado ya saben. Nosotros, más no podemos hacer”.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS