Jueves, 29 de Octubre de 2020 | 22:15:23
05/10/2020

Educación como servicio: trataron de ignorante e inescrupuloso al diputado Hein

El rector de una escuela de Concepción del Uruguay cuestionó el proyecto de ley presentado por el legislador nacional de Cambiemos que propuso declarar a la Educación obligatoria como un “servicio esencial”.

 

Víctor Hutt, rector de la Escuela de Jóvenes y Adultos N° 12 “25 de Junio” de Concepción del Uruguay, criticó al diputado nacional y actual presidente del PRO Entre Ríos, Gustavo Hein (Cambiemos), tras la presentación de un proyecto de ley.

En redes sociales, Hutt publicó un extenso texto en rechazo a los argumentos del legislador a quien trató de “empresario inescrupuloso” y marcó el alto grado de desconocimiento de Hein sobre la realidad de la educación pública. “Nos hubiera gustado que antes de presentar el proyecto se reuniera a discutirlo con los y las docentes. Le hubiéramos planteado el problema de las escuelas fumigadas y seguro que no querría hablar del tema, como empresario dueño de una empresa fumigadora, que bajo estos intereses en estos días fue uno de los cuatro votos vergonzosos en contra del proyecto Escazú de cuidado del ambiente, un proyecto que sin dudas acordamos las mayoría de los entrerrianos que sufrimos la contaminación en nuestras vidas, en manos de empresarios inescrupulosos, como el citado diputado”, lanzó el docente de Concepción del Uruguay.

 

Texto completo:

“Hemos visto estos días en la prensa la noticia sobre el proyecto de ley presentado por el diputado nacional por Entre Ríos Gustavo Hein, de Juntos por el Cambio, referida a la declaración de la educación obligatoria como servicio esencial. Como trabajador de la educación, directivo de escuela y durante 26 años de trabajo gremial en el tema me resultó llamativo y busqué el proyecto de ley para conocerlo.

Sopa, otra vez sopa, diría Mafalda.

El sistema educativo nacional tiene tantos y tan profundos problemas, los y las docentes tienen que enfrentar y emparchar tantos agujeros en cada una de las escuelas, que al ver a un diputado preocupado por la educación esperaba que propusiera soluciones, involucramientos obligatorios del Estado, que se escuchen las voces de quienes sostienen el sistema educativo. Pero nada de eso tiene el proyecto: sólo representa su objetivo de combatir el reclamo docente, de acallar las voces de los y las trabajadoras. Sólo es un intento de limitación del derecho a huelga, sin proponer soluciones para cada uno de los problemas, que originan la necesidad de tener que verse en la obligación de la huelga como forma de lucha, ante la falta de atención a los problemas de parte de los gobiernos.

La escuela pública ha sufrido, principalmente en los últimos años, un profundo desfinanciamiento en lo que hace al presupuesto nacional. También en los presupuestos de las provincias. Se han destruido programas nacionales, como el formidable “Conectar Igualdad”, que tanto nos hubiera servido durante la pandemia para las clases virtuales. Pero  además, durante la gestión anterior del gobierno nacional y también los provinciales, los docentes hemos perdido entre un 20% y un 25% del poder adquisitivo del salario en todas las provincias. Nada de eso le resulta importante como factor de deterioro de la escuela pública: sólo ve la responsabilidad en los docentes y cree que se soluciona atacando sus derechos.

Parece no tener idea el señor diputado de lo que sucede dentro de nuestras escuelas. Parece no enterarse que ese derecho educativo entendido como derecho humano que pretende asegurar únicamente limitando el derecho a huelga, es asegurado a miles de estudiantes exclusivamente por el esfuerzo de los docentes, miles de chicos que no tienen las condiciones mínimas para concurrir a las escuelas y son sostenidos por la mano y el corazón de los y las maestras y profesoras. Le preocupan los días perdidos por paros, es lo único que ve como problemático en las escuelas. Eso demuestra a las claras que su mirada es desde afuera, que nunca ingresó con el corazón a una escuela. Cientos de días de clases se perderían si los y las docentes se limitaran a hacer sólo lo que indica su función, si no ponen esa cuota extra de humanidad que asegura que muchos niños y niñas puedan estudiar cuando el sistema los ha predeterminado a abandonar la escuela.

En uno de los párrafos menciona la igualdad de oportunidades, algo a lo que todos aspiramos y para eso son los esfuerzos docentes, pero no observa en su proyecto la miseria de algunas escuelas, la falta de recursos presupuestarios, no observa las profundas diferencias de servicios y comodidades entre escuelas públicas y privadas y no se le ocurre incluir en su proyecto que se redirijan los fondos estatales para escuelas privadas, inaccesibles a las grandes mayorías, para mejorar el presupuesto para la Escuela Pública que incluye y genera oportunidades para todos y todas.

 

Voy a citar un párrafo de sus fundamentos en forma textual:

“Por distintos motivos, muchos niños, niñas y adolescentes de nuestro país no tienen la misma oportunidad de acceder a la educación. No alcanza con declarar servicio público a la telefonía, internet y la televisión paga. Debemos hacernos cargo de la situación actual y declarar servicio público esencial a la educación, sin la cual un país no sale adelante, no crece ni se desarrolla, no da oportunidades a quienes menos tienen y tampoco nos da lugar a una juventud formada en pleno ejercicio de sus derechos.”

Expresa que “por distintos motivos muchos niños, niñas y adolescentes … no tienen oportunidad … “, pero el único motivo que encuentra y el cual propone atacar es el derecho a huelga de los trabajadores, no se le cae otra idea, muestra claramente su mirada patronal y el verdadero objetivo de su trabajo legislativo es atacar los derechos laborales. Dice “por distintos motivos”, así nada más, al pasar, sin mostrar el más mínimo interés en buscar y solucionar esos motivos, poco le importa la oportunidad de muchos pibes y pibas.

Menciona la declaración de servicio público esencial de la telefonía, internet y televisión paga, sin diferenciar que tras esos servicios existen poderosas empresas millonarias que lucran con esos servicios y detrás de la Educación hay trabajadores y trabajadoras que en muchos casos tienen ingresos que están en la mitad de la línea de la pobreza.

Finalmente expresa un fundamento sobre la importancia de la Educación para la juventud y para el país, pero debería utilizar ese fundamento para proyectar el necesario aumento de recursos, el compromiso de los Estados, nada de eso hace, sólo utiliza ese fundamento para atacar los derechos laborales y responsabilizar a los que verdaderamente ponen el pecho para sostener el sistema educativo.

 

Nos hubiera gustado que antes de presentar el proyecto se reuniera a discutirlo con los y las docentes. Le hubiéramos planteado el problema de las escuelas fumigadas y seguro que no querría hablar del tema, como empresario dueño de una empresa fumigadora, que bajo estos intereses en estos días fue uno de los cuatro votos vergonzosos en contra del proyecto Escazú de cuidado del ambiente, un proyecto que sin dudas acordamos las mayoría de los entrerrianos que sufrimos la contaminación en nuestras vidas, en manos de empresarios inescrupulosos, como el citado Diputado.

También el empresario diputado pretende ponernos a los directivos de escuela en el rol de denunciar a los trabajadores adheridos a la huelga, algo que ya hemos sufrido en la provincia en manos del actual gobierno y hemos enfrentado hasta hacer caer esas normativas persecutorias.

Aquí resulta llamativo que el ataque al derecho a huelga, el ocultamiento de todos los problemas de nuestra escuela y la apuesta por poner como responsable de todos los males a la lucha de los trabajadores, se presenta como proyecto de ley de un partido y como medidas concretas del otro partido, habrá que ir entendiendo que, si representan a la clase patronal, no importa el partido al que pertenezcan, siempre estarán contra el derecho a la educación traducido en la falta de presupuesto y en la determinación de salarios de pobreza, que cómo única solución encuentran el ataque a los derechos laborales.

 

Señores gobernantes, si es verdad que les interesa el derecho educativo, comiencen con generar los recursos para que el sueldo de un o una maestra no se encuentre en la mitad de la línea de la pobreza, devuelvan el plan “conectar igualdad” que nos robaron, construyan escuelas en condiciones de ser habitadas y de esa forma los trabajadores no nos veremos obligados a la huelga, porque quisiéramos no tener que hacer paros, porque sentimos a la escuela como nuestro lugar de vida y a los y las estudiantes como nuestros hijos, eso nos obliga a dar batalla y sólo nos escuchan si recurrimos al paro, mientras tanto también tenemos que vivir, sostener a nuestras familias y eso pareciera importarles muy poco”.

 

Fuente: NOTICIAUNO

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS