Viernes, 05 de Marzo de 2021 | 22:06:57
22/02/2021

Radicales se montan al escándalo de las vacunas VIP y suponen acomodos en Entre Ríos

El espacio “Convergencia radical” que integra el propio presidente del radicalismo entrerriano, Leandro Arribalzaga, criticó al gobernador Gustavo Bordet por “no emitir una sola palabra” sobre la denuncia del intendente de Feliciano, Damián Arévalo, quien por redes sociales pidió información sobre supuestos acomodos para recibir la vacuna en esa ciudad.

 

A principios de este mes, el intendente de Feliciano, Damián Arévalo (PJ), anunció en redes sociales un pedido de información a las autoridades sanitarias de la provincia sobre supuestas irregularidades detectadas en el plan de vacunación en el Hospital local General Ramírez, luego de los rumores que señalaban que, por acomodo, la exintendenta y actual diputada provincial Silvia Moreno y un funcionario de Desarrollo Social habían recibido la vacuna contra el Covid.

Ahora, con la renuncia del ministro de Salud nacional, Ginés González García, tras la confesión pública del periodista Horacio Verbitsky quien contó que recibió la vacuna por su amistad con el exfuncionario, un sector de la Unión Cívica Radical de Entre Ríos difundió un comunicado cuestionando al gobernador Gustavo Bordet por no haberse manifestado sobre los dichos del intendente de Feliciano que habría alertado antes del escándalo nacional, un hecho similar en la provincia.

En el comunicado enviado a NOTICIAUNO, desde “Convergencia Radical”, sector en el que confluyen el presidente de la UCR, Leandro Arribalzaga, el diputado nacional Jorge Lacoste, y el exintendente de Diamante, Lénico Aranda, entre otros exfuncionarios, afirmaron que están en condiciones de “suponer” que “en esta provincia el tráfico de influencia tiene respaldo desde los máximos estamentos del oficialismo”.

Tras acusar al gobierno de “especular electoralmente” y “sentir desprecio por aquellos que están en la primera línea de lucha contra el Covid”, criticaron que si lo sucedido en Feliciano “se trata de una interna palaciega de escala local se debería haber cuestionado fuertemente y si se trata de un hecho concreto se debería haber investigado e informado a la comunidad”.

Finalmente agregaron que “como es habitual el gobernador Gustavo Bordet no emitió una sola palabra y la ministra de Salud (Sonia Velázquez), tampoco.  El silencio nos hace suponer que en esta provincia el tráfico de influencia tiene respaldo desde los máximos estamentos del oficialismo y nada se va a saber”.

 

Fuente: NOTICIAUNO

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS