Jueves, 15 de Abril de 2021 | 23:07:25
31/03/2021

Schneider justificó la habilitación de la fiesta y admitió que no hubo control suficiente

El intendente de Crespo justificó la habilitación municipal para la realización del evento argumentando que hay pocos casos de Covid y que los organizadores de la fiesta “no tuvieron ingresos en 2020 y necesitaban hacer esto”. Reconoció que “podría haber tenido mayor control y no poner en riesgo muchísima gente”.

 

En plena pandemia, y mientras las autoridades sanitarias solicitan extremar las medidas para evitar la multiplicación de casos de Covid, el intendente de Crespo, Darío Schneider, autorizó la realización de un evento al que asistieron unas 800 personas, en un salón privado, que como se ve en las imágenes que circulan en redes sociales, no cumplió ningún protocolo sanitario: había personas -muchas de ellas adultos mayores- sin distanciamiento ni barbijo bailando hacinados en un lugar cerrado.

Entrevistado por medios nacionales, el jefe comunal de Juntos por el Cambio justificó la habilitación municipal concedida para la realización del evento, argumentando que la ciudad de Crespo “viene con muy pocos casos desde enero”, y “este no es el único evento que se ha realizado en la ciudad, también (hubo fiestas) en otras instituciones, clubes, ONG, porque estas instituciones se financian con estos eventos”, dijo, y agregó que los organizadores de la fiesta “no tuvieron ingresos en 2020 y necesitaban hacer esto”.

Vale recordar que el grupo coreográfico que organizó el denominado “Gran Baile Alemán” cobró una entrada de 300 pesos por persona, aunque el decreto municipal Nº 271/2020 solo permite la realización de eventos con "prestación de servicios gastronómicos privados", chequeó NOTICIAUNO.

Consultado sobre el evidente incumplimiento de protocolos sanitarios, Schneider respondió que “es una situación no deseada que nosotros lamentamos”.

“La organización podría haber previsto mayor espacio para el lugar de baile, ya que es un salón con un espacio generoso, y evitar el hacinamiento en el momento del baile”, intentó excusarse el intendente.

Sin embargo, el decreto municipal –firmado por Schneider- que habilita los eventos en Crespo, establece que es el propio municipio el responsable de controlar el cumplimiento de los protocolos sanitarios, asistido para esa tarea por la Guardia Urbana Municipal que se encontraba en el ingreso del salón donde se realizaba la fiesta, pero evidentemente no controló el desarrollo del evento.

Más adelante, Schneider intentó suavizar la responsabilidad de su gobierno afirmando que “hay responsabilidades compartidas entre el municipio y los organizadores del evento”.

“Del municipio -dijo- porque podríamos haber evitado la situación si nos anticipábamos al tema”. “Podría haber tenido mayor control y no poner en riesgo muchísima gente y que genere tanta angustia”.

Finalmente, y en línea con la dirigencia de Juntos con el Cambio que sistemáticamente se opone a las restricciones como medida para frenar los contagios de Covid, el intendente habló de “dicotomía” entre “el riesgo que uno corre y las ganas de realizar actividades que no se podían realizar hasta el momento”.

 

Fuente: NOTICIAUNO

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS