Jueves, 25 de Abril de 2024 | 02:25:37

Costa Rica muy cerca de ser un país 100% renovable

MEDIO AMBIENTE. El país centroamericano bate su propio récord cubriendo con energías limpias el 100% de su consumo eléctrico durante 76 días. Uruguay, Islandia o Noruega también están abandonando las fuentes fósiles.

 

Costa Rica está muy cerca de conseguir algo con lo que sueñan muchos países ricos de alrededor del mundo: abastecer el 100% de la electricidad que consume el país con fuentes renovables. Durante más de dos meses -76 días, desde el 16 de junio hasta el último día de agosto- el país entero, viviendas, industrias, comercios, restaurantes, todo ha funcionado sin emitir un solo gramo de los gases de efecto invernadero causantes del cambio climático. Un año especialmente bueno en lo que a lluvias se refiere ha permitido que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) no haya tenido que encender ni un solo minuto las plantas alimentadas con fuentes fósiles.

Es un récord llamativo, pero tampoco lo es tanto si se tiene en cuenta que en el país centroamericano ya van 150 días 100% renovables en 2016 y que en 2015 hubo 300 días en los que toda la energía que se consumió se produjo con fuentes limpias.

 

Tilarán, Costa Rica

 

En Alemania, una de las potencias mundiales en energías renovables, estas fuentes cubren el 33% de su demanda anual y se ha llegado a cubrir hasta un 87% de la misma con fuentes limpias, pero sólo durante muy cortos periodos de horas. En España, que también ha sido utilizada como ejemplo de penetración de las energías limpias, se generó en 2015 el 37% de la electricidad consumida. Y la pequeña isla de El Hierro -que cuenta con un proyecto para lograr que la isla sea 100% renovable- tiene el récord de abastecimiento sólo con fuentes limpias en 55 horas seguidas.

Costa Rica, en cambio, además de este récord de 76 días ininterrumpidos 100% renovables, produce más del 94% de la electricidad que consume anualmente con este tipo de fuentes, gracias, sobre todo, al 80% de la electricidad que producen sus cuatro grandes centrales hidroeléctricas. Y, aunque está calificado como uno de los países que mejor está cumpliendo con sus compromisos adquiridos en la Cumbre del Clima de París, según la plataforma científica Climate Action Tracker, tiene un plan aprobado para ser 100% renovable en el año 2021.

 

 

Una nueva central hidroeléctrica en el río Reventazón, en la vertiente atlántica del país, acaba de incorporarse como el proyecto eléctrico más grande de Centroamérica, según el ICE. “Traerá 305,5 megavatios de energía firme y renovable para beneficio de todos los sectores del país”, asegura Carlos Manuel Obregón, presidente ejecutivo del ICE.

 

Independencia eléctrica

Costa Rica es un país pequeño y con algo menos de cinco millones de habitantes, pero no es el único que ya roza la independencia eléctrica de las fuentes fósiles. Otros como Noruega -con un 60% de su electricidad producida con energías limpias y un plan para ser neutro en carbono en el año 2030- o Uruguay -que alcanzará este año el 30% de su consumo eléctrico con energía eólica- ya caminan en la misma dirección. Islandia no sólo abastece de electricidad a su población gracias a la energía geotérmica y a los saltos de agua, sino que cubre el 70% de su demanda total de energía (incluido el transporte) con fuentes renovables.

 

 

“Los países que rondan ese porcentaje de renovables tienen una elevadísima producción hidráulica o geotérmica. Así que, en cuanto lo completan con eólica o solar, alcanzan porcentajes muy altos”, explica Javier García Breva, ex director del IDAE del Ministerio de Industria y presidente de N2E.

Algunos expertos opinan que, de alguna forma, se trata de un espejismo y que no se puede comparar con países como España, Reino Unido o Estados Unidos. No obstante, otros consideran que lo único que hacen es aprovechar sus recursos naturales, de la misma forma que podría hacer España con el sol o Reino Unido con el viento. De hecho, una investigación realizada en 2013 por el ingeniero industrial de Acciona Santiago Galbete Goyena revelaba cómo podría España hacer la transición hacia un sistema eléctrico 100% renovable usando sólo tecnologías disponibles.

Para lograrlo, según su trabajo, sería necesario no sólo aumentar la potencia eólica, solar y térmica renovable -biomasa-, sino también instalar sistemas de almacenamiento que permitan disponer de la energía independientemente de si hace viento o brilla el sol. “Se está mejorando mucho en las técnicas de almacenamiento, el vehículo eléctrico es quizá el mejor ejemplo”, asegura García Breva. “Pero, al margen de eso, España está en este momento en una muy buena situación para la transición hacia el 100% renovable: tenemos 106.000 megavatios de potencia instalada y la demanda punta del año 2015 fueron 40.000 MW. Eso permite planificar cómo hacerlo con mayor tranquilidad”, opina García Breva.

 

 

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS