Miércoles, 22 de Mayo de 2019 | 00:27:30

Estado - Partido: una costumbre que se hereda sin ponerse colorado

La propaganda del PRO inundó la promoción de una valiosa actividad pública, organizada por el Estado, con fondos públicos.

La utilización del Estado para fines partidarios, que alcanzó en la década anterior niveles intolerables, es evidentemente una costumbre arraigada en la dirigencia política argentina.

Y bastante bien tolerada por una porción importante de la ciudadanía, que hace la vista gorda y sigue admitiendo la incorrecta utilización de fondos públicos.

Además de una mala costumbre argentina, el uso del Estado para fines partidarios (aún de manera solapada, aunque evidente) representa un verdadero peligro para la construcción de una República que respete y haga respetar la división entre lo público -aquello que es de todos- y lo partidario: aquello que es de unos pocos, aunque esos pocos representen a una mayoría que ha legitimado su autoridad.

En una República, en cualquier país un poco serio - para no ser tan exigentes- llegar al gobierno no debería ser sinónimo de apropiarse de los recursos del Estado, que son de todos, para utilizarlos como si fueran propios, con estricta finalidad partidario-proselitista, y como herramienta de acumulación de poder.

Cuando esto ocurre, y no se controla, y menos aún se sanciona, y peor aún: se TOLERA, las consecuencias son nefastas para la POLÍTICA. Y para la SOCIEDAD.

En un país que está “convaleciente” de la misma enfermedad, no es apropiado, ni transparente, ni novedoso, DECIR que la construcción de una verdadera REPÚBLICA nos permitirá llegar a pobreza cero, y HACER de la malversación del Estado una costumbre que no molesta HEREDAR.

Esta película ya la vimos.

Estas líneas vienen a colación de la confusión que padecen algunos dirigentes y/o funcionarios entre Estado, gobierno y partido en la ciudad de Paraná.

Confusión que les permite a algunos que hicieron del culto a la República su slogan de campaña, y ahora utilizan el dinero público para hacer propaganda partidiaria, sin ponerse colorados.

Esto sucedió, un ejemplo entre otros tantos, con la PROPAGANDA del partido que gobierna los destinos del país, que inundó la promoción de una valiosa actividad pública, organizada por el ESTADO, con fondos PÚBLICOS.

Bajo la consigna “Festi Arte, el Primer Encuentro de Jóvenes Artistas con Discapacidad”, dirigentes locales del PRO, invitaron al evento que convoca a casi una veintena de escuelas e institutos donde asisten niños de toda la provincia con capacidades diferentes, y donde expondrán sus dotes artísticos.

 

Una porción de la sociedad no quiere esto...

 

Tampoco esto...

 

 

 

 


 

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS