Viernes, 21 de Junio de 2024 | 19:46:11

El ministro De La Rosa sería reemplazado por un hombre de Massa

El gobernador Gustavo Bordet estaría dispuesto a pedirle la renuncia al actual ministro de Salud, en busca de una estrategia común con el líder del Frente Renovador para forzar cambios en el Presupuesto Nacional.

 

Según confió a NOTICIAUNO una fuente oficial, el gobernador de la provincia, Gustavo Bordet, tendría la decisión tomada y pediría la renuncia al ministro de Salud, Ariel De La Rosa.

La sensible cartera de Salud, cuyo presupuesto asciende a unos 7 mil millones de pesos este año, quedaría a cargo de un hombre que milita en las filas del massismo (enrolado antes de la asunción de Adrián Fuertes como ministro de Turismo, en el espacio del exintendente de Villaguay, hoy cercano al diputado provincial Alejandro Bahler).

El médico Lino Sapetti, Jefe del Servicio de Traumatología del Hospital San Martín, y excandidato a viceintendente de Paraná por el Frente Renovador en octubre de 2015, sería el hombre elegido para desplazar a Ariel De La Rosa.

La semana pasada, el gobernador Gustavo Bordet sorprendió con algunas definiciones en una entrevista concedida al diario La Nación.

Allí manifestó su postura lejana -hoy- al kirchnerismo. El mandatario reconoció en tono de “autocrítica” que la expresidenta Cristina Kirchner  “tomó un camino de confrontación” que él no comparte. Luego afirmó que estaría "dispuesto a dialogar" –si lo llama- con Sergio Massa para debatir el futuro del Peronismo.

Bordet podría, en los próximos días, dar otra señal que ratifique su opción -ahora- por la “renovación”.

De acuerdo al relato de la fuente entrevistada por NOTICIAUNO, el gobernador le habría “pedido personalmente a Sapetti que se hiciera cargo de la cartera sanitaria”. La concreción del reemplazo “dependería sólo de afinar algunas cuestiones" que el profesional pretende que "estén garantizadas antes de dar el sí oficialmente”.

El reemplazo de Ariel De La Rosa, en un escenario previo a elecciones legislativas nacionales claves, podría resultar una auspiciosa –no menos arriesgada- jugada por partida múltiple del gobernador Bordet, quien además es presidente del Partido Justicialista de Entre Ríos.

El apartamiento del actual ministro de Salud sería un duro golpe para el titular de UPCN y diputado provincial José Allende -que perdió fuerza tras la derrota sufrida en las elecciones pasadas en su departamento- y una nítida señal de alejamiento de la “vieja política”.

La designación de un hombre de Massa en un área como Salud, facilitaría a referentes del Frente Renovador entrerriano un reposicionamiento hacia dentro del PJ, cuyas filas abandonaron tras el duro enfrentamiento que mantuvieron con Sergio Urribarri.

Un acuerdo con el Frente Renovador (eso implicaría el nombramiento de Sapetti), le permitiría al peronismo provincial afrontar las elecciones del año próximo con una eventual ventaja sobre Cambiemos. Recordemos que en las elecciones de octubre de 2015, las tres fuerzas políticas más votadas en la provincia fueron el Frente para la Victoria, Cambiemos y el Frente Renovador.  De un análisis simple, casi aritmético, no político, se puede inferir que la fórmula para arrebatarle la mayoría de las bancas en juego a Cambiemos, sería la unidad del peronismo disperso en 2015.

Desde otro punto de vista, un pacto con Sergio Massa le permite al gobernador Bordet, al igual que al resto de los mandatarios peronistas, reunir la mayoría en la Cámara de Diputados de la Nación, para forzar los cambios al Presupuesto Nacional 2017, que garanticen un respiro a las cuentas provinciales. En ese esquema, a Macri le será muy difícil desatender los reclamos de los gobernadores, todos con fuerte impacto fiscal.

Por lo demás, será complicado para el ultrakirchnerismo entrerriano oponerse a las reglas de la “renovación”.

Más allá de lo que se diga para afuera, la propia Cristina Kirchner, que no será invitada al “peronismo del futuro”, habría planteado ante sus seguidores que Sergio Massa no debe ser el enemigo a combatir en las elecciones legislativas de 2017.

La premisa de la expresidenta parece ser una línea que se va extendiendo entre gobernadores y legisladores nacionales. Sin ir más lejos, el senador nacional ultrakirchnerista Pedro Guastavino pidió públicamente días atrás un acuerdo del PJ con Sergio Massa.

Aunque ninguno lo admita, todos están trabajando ya para el 2017.

 

 


 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS