Sábado, 25 de Marzo de 2017 | 04:50:22

De la venta de madera al remate de la cuenca del Uruguay, solo un paso

 

No es una cuestión de venta de una materia prima, tal o cual. No es un análisis de mercado lineal. Es muy complejo de lo que se trata. Es la visión de la cuenca, como una visión política inexistente por estas horas y sus tiempos. La visión política de cuenca implica tener claro qué tipo de desarrollo, con quién y para quién. De la venta de madera de nuestra provincia a las mega-corporaciones de la pasta de celulosa, profundiza las contradicciones de nuestra presencia jurídica e institucional como país, frente a la Corte Internacional de Justicia de La Haya.


Porque dicha causa judicial internacional tiene la peculiaridad o la virtud de mantenerse viva en el procedimiento formal y por lo tanto en su efecto a futuro, posibles positivamente para los intereses nacionales expuestos en la misma. El poder denunciar cualquier contexto contaminante, el poder exigir nuevas Evaluaciones de Impacto Ambiental o incluso Evaluaciones Ambientales Estratégicas, como por ejemplo, frente a los decididos mega proyectos de plantas de producción de celulosa, realmente gigantes y en marcha en el país vecino, es una o varias posibilidades para Argentina como actor o demandante. La sentencia es clara en ésta línea. Y es más que clara en cuanto al rol y deberes de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU).


Uruguay se rindió frente a una opción, un concepto de desarrollo de la industria de pasta de celulosa y la expansión en todo su territorio, garantizando la producción de madera a la medida de las necesidades de las corporaciones.


El nuevo gobierno de Cambiemos o de Mauricio Macri, no está muy claro, debe ser, precisamente claro. O adopta la misma lógica de los diversos gobiernos de Uruguay y se abre a estas mega inversiones también en la Mesopotamia y consolidan el traslado de toda esta mugre hacia el Sur de nuestro mundo, o mantiene la posición que el pueblo y su Estado nacional y provincial, vienen sosteniendo desde hace años, y que la Cancillería argentina con cuadros profesionales formados, honrados y coherentes supo sostener frente a los estrados internacionales. Citar a la ex canciller y abogada Susana Ruiz Cerutti, como al embajador Raúl Estrada Oyuela, no se puede dejar de hacer en esta nota y frente a tanta historia. 


El “cambio” también implica, por la significación del valor de tan delicada y comprometida palabra, ser honestos con la gente y poder saber la política del Estado nacional sobre la cuenca del Uruguay y su modelo productivo, como de igual manera poder ser informados seriamente si el gobierno provincial recibe presiones oscuras al efecto o algún tipo de gestión mal nacida. 


Entre Ríos representa una autonomía de historias que no se debería rendir frente a una cultura de puerto, infelizmente no pocas veces, voraz y en militante descontrol, como menos a intereses sectoriales privados legítimos, pero que no pueden definir por coyunturas comerciales, el futuro saludable y sustentable de una cuenca, sus pueblos y territorios, que aún tienen la chance de transitar otras opciones, otros caminos, totalmente diferentes y a contramano de los modelos de concentración de la tierra, el agua, los ríos y la salud de nuestros alimentos y sus seres humanos.


Pero para no ser ingenuos. Argentina ya se rindió, no tengo la menor duda que por lo menos por ahora, no su pueblo, sí sus gobiernos, desde Menem a la fecha, a que nuestros territorios sean campos de experimentación y explotación sin límites del modelo de las corporaciones de la soja, de la minería y de la YPF de los paraísos fiscales de la mano de Chevrón y compañía.

 

La falta de autoridad política y ejercicio de la ética del cuidado de la casa común, en estos tres escenarios gigantescos, es enorme.

 

Jorge Daneri: Exabogado de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú. Miembro de la Fundación M´Biguá, Ciudadanía y Justicia Ambiental.

 

 

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

opinión

+ NOTICIAS