Sábado, 19 de Agosto de 2017 | 19:45:29
20/03/2017

En el maravilloso mundo de De La Rosa, se paga por lo que es gratis

El ministro de Salud, Ariel De La Rosa, gastó cientos de miles de pesos en un curso de capacitación que en otras provincias es gratuito. El curso costó más que el presupuesto anual destinado a Capacitación. El Ministro también gastó una importante suma para festejar el convenio.

 

De no ser por la falta de insumos y medicamentos básicos, por la infraestructura que se cae a pedazos, por la falta de médicos, cierre de servicios y paupérimos salarios profesionales, la Salud Pública provincial es un maravilloso mundo donde todo es color De (la) Rosa.

Así lo demuestra el convenio suscripto por el Ministerio de Salud y la Universidad privada ISalud (que dirige el exministro de Salud kirchnerista Ginés Gonzáles García) que, a diferencia de lo que sucede en otras provincias que firmaron idénticos acuerdos, en Entre Ríos le cuesta a las arcas públicas cientos de miles de pesos.

NOTICIAUNO pudo corroborar que en febrero de 2016 el Ministro De La Rosa firmó un “Convenio de Cooperación” con la Universidad ISalud que es una especie de acuerdo “marco” después y en virtud del cual se firmaron luego una serie de Convenios Específicos con la misma institución.

Ese Convenio marco fue aprobado por el gobernador Gustavo Bordet mediante el Decreto 1.938 del 13 de julio de 2016 (publicado en el Boletín Oficial en febrero de este año).

La norma a la que accedió NOTICIAUNO establece que el Convenio firmado por el ministro De la Rosa tenía como propósito “la formación y capacitación de recursos humanos, desarrollo de investigaciones y/o programas de asistencia técnica para la gestión de instituciones públicas de salud”.

 

Como en cualquier acuerdo de Cooperación, surgen una serie de actividades que las partes convienen desarrollar a futuro.

Así por ejemplo la Cláusula Segunda determina que las Partes (la Provincia y la Universidad de Ginés Gonzales García) se comprometen a “actuar cada una como organismo asesor de la otra...”.

O como dice la Cláusula Tercera, las partes se comprometen a “colaborar en los proyectos de investigación y desarrollo que la otra parte tenga en ejecución (...)”.

 

Hasta aquí se trataría de cláusulas habituales de un convenio de Cooperación que supone beneficios para ambas partes “sin que ello implique obligación pecuniaria alguna de las partes”.

Sin embargo, dos puntos deben llamar la atención.

El primero es el plazo por el cual se firmó el Convenio con la Universidad privada. Y el segundo es el costo que tendrá para el Estado Provincial que, como se verá, se obliga no sólo a poner a disposición sus recursos humanos, tecnológicos y administrativos, sino también a pagar una abultada suma de dinero (esta última obligación es la que distingue el convenio de De la Rosa de otros idénticos que han firmado otros ministros de salud).

Plazo. La cláusula sexta del Convenio establece que “el plazo de vigencia del acuerdo es de cuatro años QUE SE PRORROGARÁN INDEFINIDAMENTE”.

Es decir que el acuerdo de Ariel De La Rosa comprometerá a las sucesivas gestiones de Salud.

 

Costo. El decreto 2637, un solo ejemplo. Aunque a simple vista pareciera que el Convenio de Cooperación se limita a una especie de intercambio de recursos, colaboración y asesoramiento recíproco entre la Provincia y la Universidad, NOTICIAUNO pudo corroborar que además de colaborar con la Universidad privada, la Provincia deberá encima desembolsar varios cientos de miles de pesos.

Dicho de otro modo. La Provincia coopera con la Universidad privada por partida doble. Facilitando sus recursos (profesionales, tecnológicos, administrativos) y pagando una abultada cifra por cada acuerdo específico que De La Rosa firme en función de ese convenio marco.

Es lo que surge del Decreto 2.637 firmado por el gobernador y el ministro De La Rosa el 9 de septiembre de 2016.

Ese decreto ratifica un “Convenio Específico de Ejecución” con la Universidad ISalud, a través del cual De La Rosa contrató un mes después de la firma del Convenio marco, una capacitación destinada a directores de hospitales y una decena de funcionarios de su Ministerio. En rigor, sólo para funcionarios políticos. Recordemos que De La Rosa designa a dedo a los directores de hospitales, sin cumplir el requisito constitucional del concurso previo.

A pesar de que esa capacitación forma parte de las actividades que se comprometen a desarrollar ambas partes en el marco de la “cooperación” (La Universidad y el Ministerio), el curso le costó al Estado Provincial 319.800 pesos.

 

NOTICIAUNO investigó que la misma Universidad tiene firmados –y en plena vigencia- convenios de la misma naturaleza con otras provincias del país.

Pero a diferencia de lo que ocurre en el maravilloso  mundo de De La Rosa –donde el Ministro paga abultadas cifras por lo que debería ser gratis- en otras provincias es la Universidad ISalud quien paga al Estado provincial con quien suscribe este tipo de acuerdos.

Este portal accedió al texto de un convenio idéntico firmado por el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires con la misma Universidad.

El convenio de la cartera sanitaria porteña también tenía como objetivo “promover acciones de divulgación de conocimientos, asistencia técnica y capacitación....” e incluso abarcaba un ámbito más extenso de capacitación, pues la capacitación estaba destinada además a los recursos humanos de las áreas de seguridad social, medio ambiente y políticas sociales.

 

Como podrá observarse en la cláusula segunda del acuerdo que firmó Buenos Aires –firmado por el entonces Ministro de salud Lemus- la Universidad (ISalud) dicta los cursos de capacitación SIN COBRARLE AL MINISTERIO UN SOLO PESO. Los cursos de capacitación se dan como CONTRAPRESTACIÓN por los recursos que pone a disposición de la Universidad el Estado.

 

En otras palabras, el dictado de cursos de capacitación es una obligación que asume la Universidad por los beneficios que obtiene de la Ciudad de Buenos Aires, en el marco del acuerdo de cooperación.

En efecto, el texto al que tuvo acceso este medio consigna que a cambio de la autorización otorgada por el Ministerio de Salud porteño para que la Universidad ISalud realice actividades docentes en las Licenciaturas de Enfermería y Nutrición, el Estado provincial COBRA y la Universidad debe pagarle al gobierno de Buenos Aires capacitando los recursos humanos de sus hospitales públicos (y de otras áreas).

 

Pero en el maravilloso mundo del Ministro De La Rosa las cosas funcionan al revés.

De La Rosa pagó cientos de miles de pesos a la Universidad para que dicte un curso de capacitación para directores y una decena de funcionarios de su Ministerio y además de financiar el curso, la Provincia se obligó a proveer a la Universidad Privada los materiales necesarios para esa capacitación, como “un aula debidamente equipada, con cañón, computadoras, conexión a internet, pizarrón”, etc, etc.

 

Para festejar

Por si esto fuera poco, el Ministro De la Rosa gastó también para "agasajar" a los representantes de la Universidad que firmaron con él dicho convenio.

Así surge de Resolución 132 firmada por el Ministro de Salud el 16 de febrero de 2016, mediante la cual De La Rosa solicitó la suma de $ 35.000,00 “para solventar gastos de cortesía y homenaje en la realización de encuentro para firma de Convenio de Cooperación para la Formación, Capacitación y Desarrollo de Recursos Humanos de la Provincia de Entre Ríos con la Universidad Isalud de la ciudad de Buenos Aires”.

 

Al momento de firmar el Convenio (agasajo) De La Rosa dijo “se suele decir muchas veces que la solución en el área de salud pasa por colocar más dinero, pero en realidad existen condiciones de eficiencia, eficacia y de calidad de los servicios que se pueden mejorar sin necesidad de colocar más dinero”.

Casi un trabalenguas.

Un juego de palabras que en realidad esconde que una capacitación destinada a funcionarios políticos (recordemos que los directores de Hospitales son designados por De La Rosa sin el requisito constitucional del concurso previo), costó mucho más que el Presupuesto 2017 destinado a Capacitación, Investigación y Docencia, que apenas llega a 230 mil pesos.

 

Pasando por alto la crisis de la Salud Pública entrerriana, el Ministerio de De La Rosa es verdaderamente "un maravilloso mundo".

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

opinión

Después casi 9 años de la reforma constitucional, el diputado Sergio Urribarri –en cuyo mandato no se promovió ninguna iniciativa desde el Poder Ejecutivo para poner en movimiento los nuevos derechos y garantías constitucionales- se muestra preocupado por reglamentar el “derecho de réplica” consagrado en el artículo 13 de la Carta Entrerriana.

+ NOTICIAS