Sábado, 25 de Noviembre de 2017 | 08:16:33
05/09/2017

A tono con la Rural, De Ángeli quiere cerdo importado aunque funda a productores y “genere un grave riesgo sanitario”

El expiqutero y exreferente de la Federación Agraria, devenido en senador nacional del PRO, Alfredo De Ángeli, está a favor de importar cerdos de EEUU aunque esa medida -promovida por el presidente Macri- atente contra sus exrepresentados.

 

El De Ángeli gremialista se tomó muy a pecho el Cambio. Pasó de estar en la ruta peleando por los pequeños productores a defender el capitalismo que representa la Sociedad Rural y la “libertad de mercado” al avalar una medida que perjudica a los productores de Entre Ríos y de todo el país,  y genera un riesgo sanitario grave, de acuerdo a estudios que publicó NOTICIAUNO hace unas semanas.

La apertura de la importación anunciada por Macri representa "un grave riesgo sanitario y comercial", alertaron todas las entidades que nuclean a productores nacionales, salvo la Rural - obvio - que aplaudió la medida.

El Director de Ganadería de Entre Ríos, Héctor Schell, habló sobre los riesgos que tal medida traería aparejada para los establecimientos porcinos argentinos, teniendo en cuenta que los cerdos estadounidenses poseen una enfermedad “virósica, de alta patogenicidad, muy contagiosa” cuyos efectos son “devastadores”, dijo.

A pesar de los riesgos económicos, sanitarios y comerciales, Alfredo De Ángeli (Cambiemos) dijo que “cuando nos abrimos al mundo, así como vendemos tenemos que comprar, es parte de la libertad de comercio”.

Mientras los productores se quejan por la medida del presidente Mauricio Macri – defendida por la Sociedad Rural Argentina que preside el entrerriano Luis Miguel Etchevehere – ahora, el actual senador nacional –también macrista como Etchevehere- salió a respaldar la importación de cerdo de Estados Unidos aunque sus efectos sean devastadores desde el punto de vista productivo, sanitario y económico.

De Ángeli, con un discurso capitalista, dijo que “tenemos que ser competitivos”, sin más.

De hecho no puede generar demasiada expectativa de defensa de la producción sustentable, el cuidado del medio ambiente y la salud, un dirigente que avala públicamente los agrotóxicos y la producción de soja transgénica que envenena, enferma y mata, y que ha generado la desaparición de casi todo el monte nativo de la provincia.

En una publicación de NOTICIAUNO, el Director de Ganadería de la provincia alertó que la importación porcina que propone el gobierno nacional pondría “en riesgo total todas las piaras” y dijo que “sería prácticamente inviable erradicar la enfermedad - Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino - a corto plazo”.

El director de Ganadería Bovina, Porcina y Avícola de Entre Ríos, Héctor Schell, se refirió a la decisión del gobierno nacional de abrir la importación de carne porcina proveniente de EEUU.

El funcionario alertó sobre los riesgos que tal medida traería aparejada para los establecimientos porcinos argentinos, teniendo en cuenta que los cerdos estadounidenses poseen una enfermedad “virósica, de alta patogenicidad, muy contagiosa” cuyos efectos son “devastadores”, dijo.

Sobre el Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino (PRRS), afirmó que “es de suma importancia la política sanitaria que debe tomar nuestro país, porque es una enfermedad exótica para Argentina, nunca detectada en el país”.

“Nuestro status sanitario adquirido a través del trabajo de años de los técnicos es una conquista admirada por países del mundo y nos favorece comercialmente porque es la llave de negociación de las exportaciones y del consumo doméstico”, argumentó Schell.

Por tanto, “estamos en una situación de privilegio y no lo podemos descuidar”, subrayó. “Si no hay un control exhaustivo en origen, la importación de carne de cerdo desde Estados Unidos pondría en riesgo total las piaras argentinas”, advirtió el funcionario, y fue más lejos al señalar que “si esta enfermedad ingresa serían muy grandes las pérdidas económicas y productivas”.

A su vez “sería prácticamente inviable llevar a cabo un plan de erradicación a corto plazo”, insistió y consideró que en este aspecto “la restricción es muy importante”.

Schell explicó que la forma de contagio del virus es un tema de discusión: “La carne por ahí se descongela o quedó porque no se pudo vender, y si no es controlada en origen no tenemos garantías de que no tenga riesgo sanitario o la presencia del virus en su tejido”.

Finalmente, el funcionario destacó que Entre Ríos es la provincia donde más creció la producción de carne porcina. Ocupa el cuarto lugar como productora “con un ascenso impresionante y con un gran asentamiento de nuevos establecimientos y número de madres, más proyectos a futuro en la cadena de valor”, precisó. De las firmas entrerrianas sale “entre el 8 y el 10 casi 11 por ciento” de la producción total del país, detrás de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Pero “proporcionalmente es la provincia que más ha crecido”, resaltó.

Juan Uccelli, titular de la Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP), recalcó que "estamos en un problema grave desde el punto de vista sanitario, porque el ingreso de esa carne puede condicionar el futuro de la producción porcina nacional". Dijo también que "con la apertura de las importaciones se genera una competencia desleal, traen productos congelados y los descongelan para venderlo como si fuera producto fresco".

 

PRODUCTORES EN CONTRA

La apertura de la importación anunciada por Macri representa "un grave riesgo sanitario y comercial", alertaron todas las entidades que nuclean a productores nacionales, salvo la Rural que aplaudió la medida.

La decisión del gobierno nacional de abrir la importación de carne de cerdo norteamericano a partir del acuerdo que cerró Mauricio Macri con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, generó una reacción inmediata de rechazo y alarma de los productores nacionales.

La primera entidad que se pronunció en contra de la medida fue la Federación Agraria Argentina (FAA) que advirtió que "es un grave error" por las consecuencias económicas y sanitarias que producirá la apertura de la importación. Es que, según datos de la Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP), en el primer semestre del año el país importó ya 17.800 toneladas de carne de cerdo, un 78% más que igual período del año pasado. Sumado a eso, es de público conocimiento que en EE.UU. la producción de cerdos está afectada por una enfermedad de la cual es libre la Argentina. Se trata del síndrome respiratorio y reproductivo porcino (PRRS) que, una vez que se instala afecta severamente la productividad.

Pero también se sumaron al rechazo Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Coninagro, quienes alertaron sobre la crisis sanitaria y comercial que podría generar la importación de cerdos que estaba cerrada desde hace 25 años.

La FAA emitió un duro comunicado en el que no dudó en afirmar que “el gobierno nacional ataca a los productores”, porque la importación ataca a las economías del interior del país, que cumplen un rol importante sobre todo en la generación de "empleo directo e indirecto (...) a través de muchísimas actividades conexas".

La entidad que nuclea a pequeños y medianos productores explicó asimismo que "tampoco la medida sirve para mejorar los precios que pagan los consumidores por este producto, porque desde el 2015 a la fecha, la importación aumentó un 235 % y no hubo impacto en los precios en góndola", detallaron, para remarcar luego que en cambio, "sí hubo una profundísima afectación para los productores chancheros".

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS