Jueves, 23 de Noviembre de 2017 | 16:58:45
13/11/2017

Confirmado: exsenadora nacional cobró “indebidamente” millones del Estado y quedó en la mira de la Justicia

Tal como denunció NOTICIAUNO, la Caja de Jubilaciones confirmó que la exsenadora Ruiz Díaz está cobrando la jubilación provincial. La situación podría configurar un delito porque también tiene un sueldo como empleada del Senado. Las irregularidades y las pruebas que revelan la maniobra que le permitió hacerse de una suma millonaria serán enviadas a la Justicia y al Congreso de la Nación. El escándalo que involucra a una exsenadora, madre de un actual funcionario provincial. La lista de familiares y amigos a los que benefició con cargos en el Estado.

 

NOTICIAUNO denunció la semana pasada que la exsenadora nacional Elsa Ruiz Díaz de Lagares cobró INDEBIDAMENTE una suma MILLONARIA en perjuicio de la Caja de Jubilaciones de la Provincia y de la Cámara de Senadores de la Nación (ver denuncia acá).

Tal como publicó este medio, Elsa Ruiz Díaz percibió y percibe una jubilación provincial y paralelamente cobró y cobra un sueldo en el Senado nacional.

El cobro “doble” está prohibido por la Ley Provincial de Jubilaciones N° 8732 y por la Ley Nacional N° 24600 que regula el empleo público en el Congreso de la Nación.

Como se reveló la exsenadora nacional OMITIÓ informarle a la Caja (y al Senado) que percibió durante mucho tiempo y hasta el día de hoy dos ingresos “incompatibles”: jubilación provincial y sueldo como empleada del Senado nacional.

Su VERGONZOSA conducta, además de ser pasible de sanciones administrativas (suspensión de la jubilación, del sueldo del Senado, devolución del dinero y pérdida del cargo), podría configurar un delito penal, razón por la cual el organismo previsional ordenó la urgente instrucción del sumario correspondiente bajo la lupa de la Justicia.

Después de la denuncia, el diario La Mañana de Victoria bajo el título “Desmienten cobro de dos haberes”, y el semanario Paralelo 32 en similar tono, publicaron la FALAZ respuesta de “la familia Lagares”.

Ricardo Lagares, marido y vocero de la exsenadora nacional (exfuncionario también) “rechazó que estuviera cobrando jubilaciones que no le corresponden”. Y en defensa de su afirmación mostró dos resoluciones de la Caja de Jubilaciones que establecían la suspensión del beneficio debido al cargo que Elsa Ruiz Díaz tiene hasta hoy en el Senado.

Lo que NO DIJERON LAGARES NI ELSA RUIZ DÍAZ (ni los medios amigos) es que existe una TERCERA RESOLUCIÓN de la Caja de Jubilaciones, RESOLUCIÓN N° 3808 del 01/12/2016, que es la que le permitió a la exsenadora cobrar su jubilación provincial (a la par del sueldo nacional) hasta el día de hoy.

Esa Resolución, CUYA MENCIÓN FUE OMITIDA INTENCIONALMENTE POR LAGARES Y RUIZ DÍAZ PARA OCULTAR EL COBRO INDEBIDO, fue dictada “a partir de una presentación que hizo Elsa Ruiz Díaz sin informar su cargo en el Senado”. Y le posibilitó HACERSE DE UNA SUMA MILLONARIA en violación de las leyes de incompatibilidad, tal como denunció NOTICIAUNO.

Por si esto fuera poco, la TERCERA RESOLUCIÓN QUE OCULTA EL CLAN LAGARES no fue firmada por el presidente de la Caja de Jubilaciones. Y esto es llamativo. La firmó una amiga virtual de la exsenadora  “en ausencia del titular del organismo previsional”.

La actitud del Clan Lagares de CUIDAR LOS PRIVILEGIOS FAMILIARES OBTENIDOS A COSTA DEL ESTADO (ver detalles del clan más abajo: una trama que involucra a esposo, esposa, hijos, nuera, sobrino y amigos) es VERGONZOSA POR PARTIDA DOBLE: Elsa Ruiz Díaz fue Senadora Nacional en representación de Entre Ríos. Su marido el vocero que desmintió FALAZMENTE fue varias veces funcionario provincial en importantes cargos en el gobierno provincial.

Ambos conocen perfectamente el tenor de los hechos denunciados. Y aún así se atrevieron a mentir con total impunidad.

El hecho se torna más escandaloso teniendo en cuenta que la exsenadora que perjudicó a la deficitaria Caja de Jubilaciones es la madre de un actual funcionario provincial. Su hijo, Ricardo José Lagares, es Subsecretario de Políticas Alimentarias del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, que conduce otra victoriense, Laura Stratta.

 

La denuncia

El mismo día que terminó su mandato de senadora nacional, Elsa Ruiz Díaz fue nombrada como empleada del Senado por el exvicepresidente Amado Boudou, cargo que le permite hasta el día de hoy cobrar un abultado sueldo.

Las designaciones en el Senado nacional surgen de:

-Decreto Presidencial N° 1628/13 de fecha 27 de diciembre de 2013: Elsa Ruiz Díaz fue designada “para cumplir funciones en la Secretaría Administrativa” en un cargo con categoría A-1 “a partir del día 10 de diciembre de 2013”. LITERALMENTE SALTÓ DE LA BANCA A UN CARGO DE EMPLEADA EN EL CONGRESO.

- Resolución Secretaría Administrativa del Senado RSA N° 1137/16 del 29 de junio de 2016: Elsa Ruiz Díaz fue designada en la Prosecretaría Administrativa con categoría A-4 “desde el 1° de junio de 2016” HASTA LA ACTUALIDAD.

Entre el 10 de diciembre de 2013 y hoy, hubo UN SOLO MES que se quedó sin cargo: mayo 2016. Como siempre pasa en los nombramientos políticos, se demoró el decreto que la pasó de un cargo a otro en el Senado.

Es decir: entre las dos designaciones mencionadas hubo otra resolución que la dio de baja en un cargo, pero para poder nombrarla en el otro que posee hoy. Entre un nombramiento y otro se quedó un mes sin cargo.

Así surge de la Resolución Administrativa N° 933 de mayo de 2016 a la que tuvo acceso NOTICIAUNO  que “dio de baja a la agente Elsa Beatriz RUIZ DIAZ a partir del día 28 de abril de 2016”. ESTA ES LA EXCUSA QUE USÓ PARA PEDIR QUE LE PAGUEN LA JUBILACIÓN PROVINCIAL.

Pero su baja DURÓ APENAS UN MES: mayo de 2016.

A través de la Resolución 1137 de junio de 2016 volvió a tener un cargo en el Senado “a partir del 1° de junio de 2016”. ESTE ES EL NOMBRAMIENTO QUE OMITIÓ INFORMAR A LA CAJA DE JUBILACIONES. ESA OMISIÓN ES LA QUE LE PERMITIÓ COBRAR “DOBLE” DESDE ESA FECHA Y HASTA HOY.

Más abajo se verá cómo la exsenadora BURLÓ LOS CONTROLES para que la Caja le pagara la jubilación después de haber sido nuevamente designada en el Senado.

 

Las leyes violadas por la exsenadora Ruiz Díaz de Lagares

La Ley de Jubilaciones Nº 8732 de la provincia de Entre Ríos: prohíbe tener un empleo y percibir al mismo tiempo haberes jubilatorios, y obliga a quienes estén en la situación de Ruiz Díaz a “denunciar esa circunstancia a la Caja dentro del plazo de treinta días corridos". De lo contrario “serán suspendidos en el goce del beneficio a partir de la fecha en que la Caja tome conocimiento”. Además “deberán reintegrar con intereses que fije el Poder Ejecutivo lo percibido indebidamente en concepto de haberes jubilatorios y quedarán automáticamente privados del derecho de computar para cualquier reajuste”.

La Ley Nacional Nº 24.600 (Estatuto y Escalafón para el Personal del Congreso de la Nación) establece por su parte que “resulta incompatible con el desempeño de un cargo en el ámbito del Poder Legislativo Nacional la percepción de jubilaciones (…) provenientes de cualquier régimen de previsión nacional, provincial y/o municipal, pensiones no contributivas y/o graciables.”

El Decreto 0307/17 del Senado obliga al personal legislativo a presentar “Declaración Jurada de Haberes Previsionales", y a “optar por la suspensión de la jubilación o por la renuncia al sueldo del cargo que ostenten”. Y sanciona gravemente a quienes la violen con “despido sin derecho a indemnización y pago de todos los daños o perjuicios”.

 

La falsa desmentida de la exsenadora 

Tras la publicación, que motivó la apertura de un sumario en la Caja, el diario La Mañana de Victoria publicó la respuesta de “la familia Lagares” (sic) bajo el título “Desmienten cobro de dos haberes”.

Ricardo Lagares, esposo de Ruiz Díaz fue el vocero de la falsa desmentida CÓMPLICE DEL ACCIONAR DE LA EXSENADORA.

El matutino consignó en su edición del viernes 10 de noviembre: “El esposo de la exsenadora nacional, Ricardo Lagares, no solo rechazó que Elsa Ruiz Díaz estuviera cobrando jubilaciones que no le corresponden, sino que mostró las Resoluciones de la Caja N° 0828/12 del año 2012, y la Resolución N° 1296/14 en las que se establece suspender el pago de la jubilación ordinaria especial en virtud del reingreso a la actividad”.

El diario agregó: “Es decir que antes de cobrar la primera jubilación la exsenadora nacional inició el trámite para suspender el alta en virtud de haber ingresado a la Planta Temporaria de la Prosecretaría Administrativa (del Senado Nacional) el 10 de diciembre de 2013, designación que fue ratificada desde el 1° de junio de 2016”.

El mismo matutino, con una irresponsabilidad y desconocimiento que asombra, se atrevió a señalar: “No sorprende la difusión de la noticia, sino su imprecisión”.

Y “recomendó” a sus lectores: “No se debe creer en todo lo que se publica en la web”.

A la luz de LA MANIOBRA que se describirá más abajo que confirma la denuncia de NOTICIAUNO sobre el cobro de dos haberes, es evidente que NO SE DEBE CREER EN EL DIARIO LA MAÑANA DE VICTORIA que, casualmente, es propiedad de una empresa (Comercial Mesopotámica SRL) cuyo titular es el “zar del juego” en Victoria, beneficiario de los privilegios concedidos por el exgobernador Sergio Urribarri, jefe político de la exsenadora nacional Elsa Ruiz Díaz. Y de su esposo. Y de sus hijos. (“El Clan Lagares”, ver abajo).

La defensa ensayada por el jefe del Clan también llegó a otro de los diarios de la zona.

Paralelo 32 se hizo eco de la desmentida: “Exsenadora niega lo publicado en una web”, tituló en su edición del 11 de noviembre. Y agregó: “La exsenadora presentó documentación que desmiente que percibe sueldo y jubilación del Estado”.

Dijo esa hoja: “Elsa Ruiz Díaz, el jueves pasado, a través de un vocero (su esposo), desmintió estas aseveraciones y aseguró que era un error de la publicación (de Noticiauno)” y que “respaldando sus afirmaciones hizo llegar fotocopia de la documentación firmada por la Caja de Jubilaciones de la Provincia”.

La nota agrega: “Mediante Resolución 0828/12, el presidente de la entidad previsional (Daniel Elías) expresó que Ruiz Díaz presentó una constancia de la Cámara de Senadores de la Nación dando cuenta que ocuparía un cargo administrativo”. “En la parte resolutiva el artículo 1° establece que se le suspenderá el pago del beneficio de la Jubilación Ordinaria Especial a Elsa Ruiz Díaz”.

Los diarios NO ADVIRTIERON QUE RUIZ DÍAZ ERA SENADORA CUANDO SE DICTÓ ESA RESOLUCIÓN, RAZON POR LA CUAL NO PODÍA OCUPAR UN CARGO ADMINISTRATIVO.

Dicho de otro modo: ESA RESOLUCIÓN NADA TIENE QUE VER CON LA PUBLICACIÓN DE NOTICIAUNO QUE DENUNCIÓ EL “COBRO DOBLE” SIENDO EMPLEADA, NO CUANDO FUE SENADORA.

Con la segunda resolución de la Caja (N° 1296 del año 2014) mencionada en La Mañana y no en Paralelo 32 (son desmentidas diferentes) es CON LA QUE PRETENDEN CONFUNDIR A LA OPINIÓN PÚBLICA.

Si bien es cierto que esa resolución del año 2014 prorrogó la suspensión de la jubilación en virtud de haber obtenido un cargo de empleada del Congreso Nacional, NO ES CIERTO QUE ESTÉ VIGENTE.

La exsenadora, su esposo y el diario La Mañana FALAZMENTE afirmaron, basados en esa resolución del año 2014, que ELSA RUIZ DÍAZ “no cobró nunca más su jubilación”, pretendiendo así relativizar la denuncia de este medio.

Sucede que tales afirmaciones -“para encubrir y confundir a la opinión pública”-  SON ABSOLUTAMENTE DESMENTIDAS por la propia documentación oficial de la Caja de Jubilaciones y que se detallan a continuación, en particular por la TERCERA RESOLUCIÓN QUE NINGUNO MENCIONÓ:

En efecto, la RESOLUCIÓN N° 3808 del 01/12/2016 de la Caja de Jubilaciones de Entre Ríos habilitó el cobro de la jubilación provincial a Elsa Ruiz Díaz.

Esa resolución fue dictada a partir de una presentación que hizo Ruiz Díaz a la Caja “PIDIENDO COBRAR SU JUBILACIÓN” pero sin declarar que tenía un cargo en el Senado.

 

La secuencia en la Caja

El 27 de noviembre de 2015 presentó la PRIMERA NOTA a la Caja: “Me dirijo a Usted a efectos de informar que a partir del 10 de diciembre de 2015 ceso en mi función de Secretaria Administrativa del Honorable Senado de la Nación. Por tal motivo SOLICITO EL ALTA DE MI BENEFICIO JUBILATORIO A PARTIR DEL 10 DE DICIEMBRE DE 2015”.

La Caja le respondió que su pedido “NO ESTABA RESPALDADO POR LA DOCUMENTACIÓN QUE ACREDITARA EL CESE DE SU EMPLEO EN EL SENADO”, por lo que se decidió “QUE NO COBRE LA JUBILACIÓN” en esa fecha.

Esa es la VERDADERA RAZÓN por la cual NO PUDO COBRAR LA JUBILACIÓN PROVINCIAL DESPUÉS DE DICIEMBRE DE 2015 (pero por un breve lapso). NO por haber presentado la documentación correspondiente, como dijo su esposo Ricardo Lagares a los diarios de su pueblo.

Dicho de otra forma: Elsa Ruiz Díaz pidió cobrar su jubilación a partir de diciembre de 2015, pero no lo logró porque seguía trabajando en el Senado como empleada. Por ese motivo no podría acreditar el cese en el Senado con el certificado de ANSES que le exigía la Caja.

Después de eso, “Elsa Ruiz Diaz desapareció”, confirmó una fuente inobjetable del organismo previsional.

Y REAPARECIÓ POR EL ORGANISMO PREVISIONAL CINCO MESES DESPUÉS, “OTRA VEZ INTENTANDO COBRAR SU JUBILACIÓN”: PERO ESTA VEZ LO LOGRÓ.

¿Cómo lo logró?

El 24 de mayo de 2016 Elsa Ruiz Díaz VOLVIÓ A PEDIR EL ALTA DE SU BENEFICIO JUBILATORIO. Detrás de ese objetivo, presentó una SEGUNDA NOTA a la Caja de Jubilaciones: “Por la presente me dirijo a Usted a fin de solicitar mi alta de beneficio jubilatorio a partir del 1° de junio de 2016 con motivo de cesar el 31 de mayo de 2016 en mis funciones a nivel nacional”.

El 6 de julio de 2016 (un mes después) presentó la TERCERA NOTA para agregar un supuesto certificado de ANSES y para plantear que su empleo en el Senado había terminado en abril de 2016 y no a fin de mayo de 2016 como había dicho en la nota anterior.

Dice la TERCERA NOTA: “Me dirijo a usted pidiendo el alta de mi beneficio jubilatorio a partir del 29 de abril de 2016 por haber cesado el 28 de abril en mis funciones a nivel nacional. Cabe aclarar que hubo un error en la fecha de solicitud de mi alta presentada el 24 de mayo de 2016”.

Es decir que Ruiz Díaz PRESENTÓ TRES NOTAS CON DIFERENTES FECHAS PIDIENDO COBRAR SU JUBILACIÓN A PESAR DE TENER UN CARGO EN EL SENADO.

En síntesis: en noviembre de 2015 pidió cobrar su jubilación pero no lo logró por no presentar certificado de Ansés que probara que no tenía cargo en el Senado (porque sí lo tenía, como dijo su esposo desde 2013 hasta hoy). Reapareció en mayo 2016 y pidió por segunda vez cobrar su jubilación “porque terminaba su empleo en el Senado” ese mismo mes. Después presentó la tercera nota diciendo que su empleo en el Senado terminó en abril. (RECORDAR: como se explicó más arriba, MAYO de 2016 fue el ÚNICO MES QUE NO TRABAJÓ EN EL SENADO).

Allí fue cuando se dictó la TERCERA RESOLUCIÓN (3808) AUTORIZANDO EL PAGO DE LA JUBILACIÓN (que la mujer y su esposo niegan cobrar).

LO QUE NUNCA PRESENTÓ EN LA CAJA (y debió hacerlo) es una cuarta nota declarando que continuaba trabajando en el Senado.

Ella tenía en su poder la Resolución 1137/16 del Senado que la nombraba desde el 1° de junio.

¿Por qué no lo dijo a la Caja?

Para cobrar la jubilación MÁS el sueldo del Senado.

Esa OMISIÓN DELIBERADA de la exsenadora le costó casi un millón de pesos a la Caja. (50.000 pesos por mes desde abril 2016 hasta la fecha, más intereses dice la ley).

 En el Senado, el cobro indebido asciende a una cifra mayor aún.

 

La omisión deliberada de la exsenadora 

-la última nota en la que pidió que le paguen su jubilación fue ingresada a la caja con fecha 6 de julio de 2016, sabiendo que ya estaba renovado su cargo en el senado desde el 1° de junio. 

-la Caja le dio el alta (retomó el pago de su jubilación) con retroactividad a la fecha de cese informada por Ruiz Díaz (cese que duró apenas un mes), basándose en la certificación que decía que su cargo en el Senado había finalizado el 29 de abril de 2016. Lo que no informó Ruiz Díaz el 6 de julio cuando modificó la fecha de cese, es que ya tenía otra designación desde el 1° de junio, por la cual cobraba un sueldo en el Senado.

Estos datos fueron confirmados desde la Caja de Jubilaciones: “Por Resolución N° 3808 del 1° de diciembre del 2016 se le dio el alta y se le pagaron las jubilaciones con retroactividad a abril de 2016, en función del cese en el Senado presentado por la exsenadora”.

El descaro y el desprecio por una institución como el Senado que integró y para el cual trabaja Elsa Ruiz Díaz, y el total menosprecio a los jubilados provinciales a los que perjudicó POR UNA CIFRA MILLONARIA, sumada a su posterior actitud de mentir y confundir a la opinión pública MERECE LA MAYOR RIGUROSIDAD ADMINISTRATIVA Y JUDICIAL.

A principio de 2017 COBRÓ en un solo pago los meses de mayo, junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2016 y enero y febrero de 2017.

La documentación de la Caja prueba que hasta el día de hoy, y desde hace un año y medio la exsenadora COBRA NORMAL e INDEBIDAMENTE SU JUBILACION.

 

La firma bajo sospecha

Otro dato que llama poderosamente la atención y no debería ser pasado por alto en la investigación es LA FIRMA QUE APARECE EN LA RESOLUCIÓN DE LA CAJA (LA 3808) AUTORIZANDO EL COBRO DE LAS JUBILACIONES A LA EXSENADORA.

A diferencia de todas las decisiones de este tipo que llevan la firma del Presidente de la Caja, Daniel Elías, que también tenía bajo su estudio el expediente en cuestión, la resolución que le permitió a Ruiz Díaz cobrar indebidamente lleva la firma de Judith Abreu, vicepresidenta de la Caja y, sugestivamente, amiga virtual (en las redes sociales) de la exsenadora nacional.

¿Por qué el expediente, que venía con varios dictámenes y resoluciones, con varias notas de la exsenadora pidiendo cobrar, rectificaciones de fechas de cese en el Senado, falta de demostración de cese, etc, fue resuelto DE UN DÍA PARA EL OTRO EN AUSENCIA DEL PRESIDENTE DE LA CAJA DE JUBILACIONES?

¿Cuál era el apuro para autorizar el pago de una jubilación, si la exsenadora ESTABA COBRANDO NORMALMENTE SU SUELDO EN EL SENADO?

¿Justo se firmó cuando el titular de la Caja no estaba?

La desaparición de la exsenadora por el organismo previsional (en julio de 2016 fue la última vez que presentó una nota para cobrar su jubilación) indicaría que “se quedó a la espera de una Resolución que le pagara RETROACTIVAMENTE”.

Resolución que llegó de la mano (de la firma) de Judith Abreu y que le posibilita hasta el día hoy COBRAR DOBLE, tal como lo denunció NOTICIAUNO.

 

El clan Lagares

Cuando la política se concibe como oportunidad para amasar beneficios personales y la actividad política se convierte en una verdadera empresa familiar que solo busca colocar a parientes para que sean favorecidos con las prebendas de ciertos cargos públicos, la democracia recibe un golpe letal, afirma el escritor De Roux, que describe el funcionamiento de los clanes políticos en los cuales el nepotismo es la regla principal que está por encima de las necesidades de la población. Los clanes políticos sólo velan por la conveniencia de su entorno. Así se fueron consolidando poderes familiares incluso por encima de los procesos y las estructuras partidistas.

Viven de la teta del Estado hace décadas. Sin méritos conocidos, en muchos casos, para acceder a los cargos que ostentan.

Esposo, esposa, hijos, nuera, sobrino, y amigos dispersos en diversas estructuras del Estado provincial y nacional, trascienden incluso las distintas gestiones de gobierno.

Ostetan poder a partir de los privilegios que consiguen aún a costa de perjudicar al propio Estado del que siempre vivieron.

Un caso que no pasa desapercibido, entre tantos otros que hay dispersos en toda la provincia, es el Clan Lagares de la ciudad de Victoria, a propósito del perjuicio millonario generado a las arcas del Estado provincial por uno de sus integrantes.

 

Ricardo Lagares (esposo de la exsenadora Ruiz Díaz)

El jefe del clan, quien negó que su esposa exsenadora nacional, Elsa Ruiz Díaz, cobrara dos haberes.

Exfuncionario de la Municipalidad de Victoria.

Exasesor de la Cámara de Diputados de la provincia.

Fue Vocal y Vicepresidente del Instituto Autárquico Provincial de la Vivienda (IAPV).

En 2015 tramitó la jubilación “por invalidez” en la Caja provincial.

 

Elsa Ruiz Díaz  

Exdirectora Departamental de Escuelas de Victoria.

Senadora nacional entre 2011 y 2013.

Actualmente Empleada del Senado nacional desde 2013 hasta la actualidad.

Actualmente Jubilada provincial.

 

Ricardo Lagares (hijo)

Fue Coordinador General de la Subsecretaría de la Juventud.

Actualmente Subsecretario de Políticas Alimentarias del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia.

Coordinador de Relaciones Institucionales del ANSES

 

Carlos Javier Lagares (hijo)

Fue empleado del IAPV cuando su padre era funcionario del organismo.

 

Valeria Lagares (hija)

Fue empleada del IAFAS.

 

Juan Ignacio Lagares (hijo)

Fue empleado del Senado cuando su madre ocupó la banca en la cámara alta nacional.

 

Roberto Lagares (sobrino)

Es empleado del Senado (Planta permanente. Ingresó con su tía la exsenadora Ruiz Díaz)

 

Antonella Belluzzo (nuera de la exsenadora nacional)

Empleada de Planta permanente del Consejo del Menor (COPNAF)

Fue empleada del Senado a pedido de su suegra, la exsenadora Ruiz Díaz.

 

Martín Matías Mionis (amigo de la familia)

Empleado en el despacho de Elsa Ruiz Díaz cuando fue senadora.

 

José Alberto Gervasoni (amigo de la familia, padre del diputado nacional Lautaro Gervasoni)

Empleado en el despacho de Elsa Ruiz Díaz cuando fue senadora.

 

Entre otros integrantes y beneficiarios del Clan Lagares.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS