Viernes, 24 de Mayo de 2024 | 23:52:00
20/11/16

Macri dice que van a ganar las elecciones en 2017

El Presidente confía en su gestión y apunta fuerte por las causas de Cristina: "Quiero saber la verdad en tiempos razonablemente rápidos". "Vamos a ganar" en 2017, dijo.

 

A casi un año del triunfo en el ballotage, el Presidente asume que la Argentina navega por una transición complicada, pero repite que nadie le hará perder el optimismo y asegura que la sociedad acompaña los cambios más que la dirigencia.

En una entrevista exclusiva con periodistas del Clarín el mandatario respondió una serie de preguntas y dejo aseveraciones políticas y polémicas.

-¿Cuál fue el mayor logro de su primer año y cuál la mayor frustración?

-El mayor cambio, sin lugar a dudas, es haber logrado un espacio donde los argentinos nos volvamos a encontrar, que volvamos a dialogar y a sentir que el otro nos puede hacer un aporte. Creo que hay una enorme mayoría que lo aprovechó y que lo vive con mucha alegría. Más allá de que estamos teniendo una transición difícil, sentimos que podemos, que “sí se puede”. La frustración es que el punto de partida era mucho peor del que todos imaginábamos. Eso te genera bronca, frustración y además, bueno, genera que uno le tiene que decir a la gente, como lo he hecho tantas veces, que tuve que tomar medidas que si hubiera podido evitarlas, las hubiese evitado. Pero no había otro camino. Muchas veces escucho a muchos que han tenido que ver con lo que pasó y hablan siempre de cómo estamos. Yo digo: “bueno, díganme, qué otra cosa harían”. Es muy fácil decir que no salimos de la recesión económica o que el déficit es alto o que tomar deuda es malo. ¿Qué hacemos?

 

-¿Qué piensa cuando ve una multitud reclamando por medidas sociales y empleo?

-Yo soy el primero en sostener el reclamo. No quiero una Argentina con más del 32 % de la población en la pobreza. Yo ya he dicho que es el punto de partida. Quiero que me juzguen por si pude o no pude reducir la pobreza. Ahora: de ese lugar se sale trabajando, no por una ley. Si es por una ley  ¿para qué nos quedamos cortos? En vez de un millón de puestos de trabajo pongamos cinco millones y ya resolvimos todo. O un decreto mío. Sería maravilloso que fuese tan simple. Tenemos que abandonar esa creencia de que estamos condenados al éxito. Nos hizo mucho mal. Eso fue lo que generó la cultura del atajo, la cultura de la avivada.

 

-¿Cómo le cayó la carta de Hebe de Bonafini al Papa con críticas a su gestión?

-Hebe de Bonafini, más allá de que yo piense que no está bien, puede escribirle cartas a quien quiera. Por suerte es libre, que lo haga y que se haga responsable de las cosas que dice. Yo hablé largo con el Papa del tema de la pobreza y está muy ligada con la corrupción. Nos llevaron a la mentira y a la estafa con tanta gente diciendo que se querían ocupar de aquellos que menos tienen y finalmente la pobreza aumentó, la exclusión aumentó y la marginalidad aumentó. Esa tarea no se resuelve desde el capricho o la negación. Tenemos la agenda clara. Y empezamos.

 

-¿Qué valor le asigna a las marchas de protesta que se han hecho contra su gobierno? ¿Le resulta significativo si hay mucha o poca gente en la calle?

-No me resulta significativo y no creo que sume. Este gobierno ha abierto enormes espacios de diálogo. Me parece mucho más positivo que ellos se sienten y hagan sus propuestas. Nosotros las vamos a evaluar. Yo no me creo el dueño de la verdad y trato de hacer lo mejor posible mi tarea. Siempre estoy abierto. Estoy siempre esperando una buena propuesta para tratar de implementarla.

 

 

- Dos preguntas sobre Cristina. La primera: ¿Cree que puede volver siendo candidata el año que viene? Y segundo: ¿El Gobierno está especulando electoralmente con la posible detención de la ex presidenta?

-El Gobierno no especula. Y aparte... no me van a volver loco. Ella dice que yo la persigo a ella y a toda la familia y ustedes dicen que yo la protejo. Pónganse de acuerdo. Lo que yo he tratado de hacer es bajar una línea clara, con la responsabilidad que tiene ser presidente de la República, de que quiero una Justicia independiente. Quiero saber la verdad en tiempos razonables. La verdad no se puede saber, tal vez, en un año, pero tampoco en diez, como ha venido tardando la Justicia para esclarecer hechos de corrupción. Yo espero que en un tiempo razonablemente rápido se sepa qué es lo que pasó y que se transmita un mensaje claro desde la Justicia argentina a toda la ciudadanía que se acabó la impunidad en el país. Eso es lo que quiero y no especulo. ¿Está claro?

 

-La elección de 2017 es crucial. ¿Piensa en la posibilidad de ser reelecto si le va bien?

-Yo lo dije con todas las letras: claramente es una posibilidad. Estamos impulsando una transformación, un cambio cultural tan profundo, dejando atrás décadas de populismo, de negación, de conflicto... es razonable pensar que los primeros pasos de ese cambio pueden llevar ocho años.

 

-¿Cómo está Cambiemos? La UCR se queja de que tiene poco espacio en el Gobierno y Carrió dice que cuando hace definiciones contundentes usted tiembla. ¿Es así?

-Yo lo veo bien. Y si miro para atrás... se suponía que no llegábamos a la elección juntos, que iba a volar todos por los aires. Por supuesto, todos quieren siempre más espacio, más protagonismo. Tal vez uno de los temas del siglo XXI: el ego de la gente. Yo diría que estoy contento, siento que ha habido una buena convivencia. Hay buenos gobernadores radicales con los que trabajamos codo a codo, hay buenos dirigentes radicales en el Gobierno y hay buenos legisladores. Y con Lilita pasamos de una década de absoluta incompatibilidad a tener una relación basada en la confianza y en el afecto. Yo la valoro.

 

-¿Qué se juega el año que viene? ¿Aprovechará para hacer cambios en el Gabinete?

-Yo cambio cuando siento que alguien no funciona. Si el equipo funciona va a continuar. Nunca hice grandes cambios, ni en Boca ni en la Ciudad. El año que viene se juega consolidar este cambio cultural, claramente. Por suerte, vamos a ganar la elección porque los argentinos van a decir que quieren seguir en esta línea. Porque por más que cueste, por más que va a llevar tiempo, sabemos que es la única, que no hay otra. Ojalá alguien me traiga otra alternativa para tener los mismos resultados más rápido. Pero yo no la veo y mientras no la vea voy a seguir defendiendo mi compromiso de decir la verdad para salir de la pobreza y construir un país que incluya a todos.

 

-¿Se va a poder lograr el cambio cultural contra la inseguridad o los cortes de calle?

-Yo soy de los que no se cansa de creer. Primero porque amo este país, por más que he vivido en otros lugares y he visitado el mundo. Y yo quiero que en este lugar, donde viven y van a crecer mis hijos y alguna vez mis nietos, tiene que haber igualdad de oportunidades y un sistema de convivencia sin tanta inequidad. Para eso hay que comprometerse.

Espero seguir contagiando cada vez a más argentinos a que se comprometan. Yo armé un equipo con gente que tiene mucho para perder y poco para ganar con la política. Estamos tratando de transmitir que no es una tarea que se agota con un gobierno. Es de todos, todos tenemos que defender lo que es correcto, no lo políticamente correcto. Esa frase “políticamente correcto” ha hecho mucho daño. Nos ha llevado a asumir posiciones cínicas, absurdas, mentirosas, a no querer decir que no. Y como dijo Churchill, como dicen los ingleses, a veces para que las cosas se pongan mejor primero se tienen que poner peor.

Hoy estamos asumiendo con dolor, y canalizando el dolor con bronca, la verdad de dónde estamos, que es mucho peor de la que pensábamos. Pero también la verdad es que podemos, porque no viene el capo del JP Morgan mundial a decirme que triplica el capital y que entre cinco países, incluyendo Estados Unidos, eligió hacer una nueva sede para prestar servicios de todo el mundo de ese banco acá. No es que quiere quedar bien conmigo, lo hace porque cree en nuestras capacidades. Lo hace porque realmente cree que la Argentina es un país con futuro y cree que esta vez entendimos que hay un solo camino, el de sumar, el de decirnos la verdad y el de comprometernos a largo plazo.

Esa es la verdad de la vida, eso es lo que yo quiero transmitir. Lo que te regalan no es lo que te hace feliz. Somos así los seres humanos: lo que te regalan al poco tiempo le quitas valor; lo que te enriquece la autoestima es lo que vos te ganaste con tu propio esfuerzo. Eso es lo que estamos empezando a entender y por eso estoy convencido de que lo vamos a lograr. Lo estamos logrando. Son pequeños pasos todos los días. No vamos a ser lo que tenemos que ser, uno de los países más importantes del mundo, en un año. Nos va a llevar años. Pero lo importante es el camino.

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS