Jueves, 19 de Mayo de 2022 | 14:44:00
04/05/2022

Piden dos años de prisión para Allende por amenazar a un periodista

La Fiscalía afirmó que la amenaza perpetrada por el jefe sindical de UPCN contra Martín Carboni “es un hecho que además de tener una trascendencia jurídico penal, tiene trascendencia social altamente relevante” porque atentó contra el trabajo de la prensa. Los defensores de Allende negaron la existencia de amenaza, entre otros argumentos porque “antes, durante y después del hecho, Carboni siguió haciendo su trabajo periodístico”.

 

Este miércoles se produjeron los alegatos en el juicio oral público que se sigue al jefe sindical de UPCN, José Ángel Allende, por el delito de amenazas coactivas perpetradas contra el periodista Martín Carboni en mayo de 2017, cuando el imputado se desempeñaba, además, como diputado provincial del PJ.

El Ministerio Público Fiscal, representado por el Fiscal Álvaro Piérola, y finalmente los abogados defensores de Allende, Maximiliano Rusconi y Leopoldo Lambruschini, expusieron los argumentos por los cuales consideraron solicitar la pena de dos años de prisión condicional o la absolución del poderoso gremialista, respectivamente.

El fiscal Piérola ratificó la acusación planteada en el auto de elevación a juicio y reiteró que se le atribuye a Allende que “el 30 de mayo de 2017, entre las 8 y las 10 de la mañana, en una entrevista en Radio La Voz, efectuó expresiones claramente intimidatorias hacia Carboni y su trabajo periodístico, aludiendo al crimen del reportero gráfico José Luis Cabezas”.

“‘Vos viste que a Yabrán no lo matan, porque Yabrán no se suicida porque él lo mató a Cabezas. Yabrán se suicida porque los alcahuetes de Yabrán, queriendo quedar bien, lo apretaron a Cabezas y se les fue la mano y lo mataron. Acá no sea que le pase al gobernador que algunos alcahuetes que tiene alrededor tomen ese tipo de actitud y lo terminen perjudicando’”, dijo Allende en esa entrevista radial, amenaza que mereció el repudio del Foro de Periodismo Argentino (FOPEA), el Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación (SETPyC), la Fundación Libertad de Expresión más Democracia, la Cámara de Senadores de Entre Ríos (no así la Cámara de Diputados que presidía Sergio Urribarri e integraba Allende), diversas fuerzas políticas y organizaciones gremiales de la provincia.

Según publica Análisis, en el inicio de la jornada, que comenzó minutos antes de las 9, los abogados defensores hicieron un planteo solicitando incorporar como prueba la grabación en video de la denuncia que efectuó el periodista en mayo de 2017 ante la Fiscalía, lo cual fue denegado por el magistrado Gustavo Pimentel, por extemporáneo.  En cambio, se incorporó el resto de las pruebas planteadas en la jornada anterior.

Al momento de los alegatos, Piérola señaló que “lo que se prometió probar aconteció, las pruebas incorporadas a la causa dan mérito suficiente para mantener la acusación y en consecuencia, solicitar derribe el estado de inocencia y le imponga una pena”.

“Este hecho que se ha querido presentar (por Allende) como un hecho desvanecido, sin importancia, es un hecho que además de estar probado tiene relevancia y además de tener una trascendencia jurídico penal, tiene trascendencia social altamente relevante, que no puede ser subestimada, ya que no solo afecta a la víctima sino que también trasunta un cercenamiento a intereses de igual jerarquía que tiene que ver con el trabajo de la prensa y la libertad de expresión”, planteó el fiscal.

Paso seguido, a modo de contexto y antecedentes que llevan al hecho denunciado, recordó detalles de las investigaciones periodísticas por diversas irregularidades en el ámbito del Ministerio de Salud que Carboni venía realizando para su medio, una de las cuales terminó en una causa judicial.

También repasó en detalle los dichos de Allende en la entrevista intimidatoria y destacó la frase: ‘que se deje de hinchar, que se deje joder’ “lo que implica que deje de hacer su tarea periodística, es decir que deje de investigar”, sostuvo Piérola.

Respecto de la frase sobre Yabrán que utilizó Allende, el fiscal calificó que “es grave, porque demás al único periodista que se nombró con nombre y apellido en la entrevista es Carboni” y criticó el planteo de Allende respecto a que “Carboni entendió mal”. “Lo cierto que la referencia alude al crimen de un trabajador de prensa, y tampoco supo explicar Allende porqué hizo esa alusión al caso Cabezas, que es un caso gravísimo para Argentina”, planteó.

Cuestionó también que Allende, en su declaración del día anterior, “dijera que Cabezas era él y el gobernador sería Yabrán, porque en ese caso tampoco mencionó haber tenido temor de que lo pudieran matar” y consideró “forzada la interpretación”. “Esa sustitución de roles que propone Allende para explicar su expresión no es para nada creíble y sin ninguna duda se relaciona a las investigaciones periodísticas cuando dice ‘que se deje de joder’”, apuntó.

Al momento de analizar la culpabilidad del acusado, recordó que la pena máxima que impone el Código para el delito es de cuatro años, y definió como atenuantes ¡que Allende no reviste antecedentes penales y que su actitud posterior al hecho fue de expresar el afecto que sentía por Carboni”, pero detalló como agravantes “su calidad de funcionario público, la amenaza efectuada hacia un periodista, que no es lo mismo que sea a otra persona cualquiera; y la valoración necesaria respecto a la libertad de expresión y de prensa de todo el periodismo”.  

Es así que cerró el planteo: “El tribunal tiene los elementos suficientes como para emitir sentencia de condena a Allende y responsabilizarlo en carácter de autor, único autor, por el delito de amenazas coactivas y en consecuencia, la imposición de una pena de dos años de prisión de ejecución condicional más la realización de un curso, durante el mismo tiempo, sobre libertad de prensa y libertad de expresión”.

 

Te puede interesar también: "Juicio por amenazar a un periodista: Allende mintió descaradamente frente al juez"

A su turno, los defensores de Allende negaron la existencia de la amenaza que lanzó el sindicalista en una entrevista radial, entre otros argumentos porque “antes, durante y después del hecho, Carboni siguió haciendo su trabajo periodístico”, y pidieron la absolución de su defendido.

El juez Gustavo Pimentel anunció que el adelanto de la sentencia será el 12 de mayo, a las 8.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS