Lunes, 28 de Noviembre de 2022 | 04:57:43
14/09/2022

Intendentes santafesinos apuntan al gobierno de Entre Ríos por las quemas del Delta

Por la masa de humo denso que envolvió nuevamente a Rosario, la multisectorial Humedales cortará el puente Rosario-Victoria el fin de semana y los intendentes de la región harán una protesta el jueves en el Obelisco. Apuntaron contra el gobierno nacional y el de Entre Ríos que “miran para otro lado”. El grado de contaminación registrado esta semana fue récord y ya se tornó “peligroso para toda la población”.

 

Los intendentes de la región afectada por el humo que es consecuencia de las quemas producidas en las islas del Delta, llamaron este martes a la prensa y mostraron su exasperación, acaso por extensión del clima social que desde el lunes encresparon sus respectivas poblaciones.

“Vamos a ir nosotros al Obelisco porque parece que si no llega a Buenos Aires nadie hace nada. Acá representamos a una región de entre 1,6 y 1,8 millón de habitantes, pero se nos ríen en la cara, y mientras esto no llegue a Buenos Aires, a nadie le preocupa allí. No hay nadie preso, hay campos que se queman 15 ó 20 veces. Queremos investigaciones y detenciones concretas. La semana pasada tuvimos reuniones con la Justicia, pero en términos políticos, mientras nosotros nos comemos el humo de este lado, la situación no le importa a nadie”, disparó el intendente de Rosario, Pablo Javkin.

Otro enfático fue el jefe municipal de Villa Constitución, Jorge Berti, quien apuntó al gobernador Gustavo Bordet como “el primer responsable” y que “mira para otro lado” ante la devastación del delta del Paraná. “Habíamos pedido las fuerzas federales que vinieran a intervenir de manera constante y se queden a monitorear las islas hasta que la situación quede definitivamente controlada”, agregó en reproche a la retirada del Ejército que había montado un centro logístico en Alvear.

“El jueves nos vamos a reunir varios intendentes en Buenos Aires, nos vamos a reunir en distintos ministerios pidiendo acciones concretas”, dijo. Y remarcó la ausencia de acciones por parte de las autoridades entrerrianas. “No podemos seguir arriesgando brigadistas, recursos económicos cuando la provincia de Entre Ríos y su gobernador no dan respuesta. No vamos a esperar que llegue el humo a Buenos Aires para que se hable del asunto”.

En tanto, ayer con la caída de la tarde hubo convocatoria espontánea al pie del Monumento a la Bandera, como anticipo de lo que ocurrirá este sábado en la cabecera del puente a Victoria, en el marco de una jornada nacional de lucha por los humedales. Y los intendentes de la región –Javkin incluido– también fueron destinatarios de la bronca popular, aunque el principal objetivo, a juzgar por un enorme cartel, era el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Manuel Cabandié.

La movilización contó con una radio abierta que a viva voz recalcó la convocatoria para el sábado por la mañana en la cabecera del enlace vial a Victoria.

“No hubo una sola decisión del poder político para poder frenar el fuego. Los argumentos se han agotado”, clamaron las voces desde el Monumento y con la vista en el horizonte, donde permanecía una extensa colina de humo solo contenida por efecto del viento.

Al reproche contra el poder político y, por ende, su autoridad, Javkin respondió: “No podemos mandar gente nuestra a ese territorio porque es de otra provincia. Acá los que pueden y deben intervenir son Nación y la provincia de Entre Ríos”.

El pronunciamiento de los intendentes se dio al día siguiente de que el municipio de Rosario ampliara su denuncia ante el fiscal federal de Victoria, Claudio Kishimoto, con documentación y vistas satelitales que demuestran que hay focos ígneos fuera de control desde el viernes 2, sin que se le ponga coto al avance del fuego.

“Hemos denunciado, volveremos a denunciar, vamos a volver a aportar datos de los lugares donde se realizan las quemas. Pero si vino el Ejército y se produjeron resultados, si vinieron los del grupo Albatros y hubo resultados, que se queden entonces. Queremos presencia fija en el territorio hasta que esto termine”, añadió Javkin.

Desde Buenos Aires, el viceministro de Ambiente de Nación, Sergio Federovisky, rechazó las críticas lanzadas por los municipios ribereños de Santa Fe y afirmó que “esta gestión nacional es la que más recursos aportó en la historia para combatir los incendios en el humedal”. En cambio, le pasó factura al Poder Judicial y al gobernador Bordet.

El funcionario nacional puso como contexto la sequía prolongada, la histórica bajante del río y más de un millón de hectáreas para controlar, una situación difícil. "No vemos decisión en la Justicia a intervenir para dar un mensaje de que no es gratis prender fuego", cuestionó. Y cargó responsabilidad sobre el Ejecutivo entrerriano. "Son las provincias las que ejercen el dominio de sus recursos naturales, y la responsabilidad de explotarlos pero también de protegerlos", señaló.

Para colmo, la ONG El Paraná No Se Toca hizo un escrache virtual al Gobierno entrerriano por haber otorgado una distinción en noviembre pasado al empresario Enzo Mariani por “su activa colaboración” en el combate contra el fuego. Este ganadero disputa en juicio a la Municipalidad de Rosario unas 900 hectáreas de isla que forman parte del Legado Deliot.

El grado de contaminación registrado ayer fue récord. Según el Centro de Monitoreo Meteorológico y Climático SAT, por la mañana se midieron 483,5 partículas por metro cúbico en el aire, en la zona del Monumento a la Bandera. Y el parámetro de salud advierte que entre 101 y 150 afecta a los grupos sensibles de la población, y por encima de las 300 ug/m3 es “peligrosa para toda la población”.

 

Fuente: Pagina 12

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS