Domingo, 22 de Mayo de 2022 | 03:38:05

Luz amarilla para tomar deuda en dólares, pero Nación maneja los tiempos

La Nación estaría dispuesta a autorizar a Entre Ríos a tomar -menos- deuda en mercados internacionales. Prat Gay maneja los tiempos y exige antes la aprobación del Presupuesto Nacional 2017.

Tal como informó NOTICIAUNO, el Gobierno nacional adoptó ahora una postura más estricta para autorizar a las provincias a tomar deuda en los mercados internacionales.

Claro que la rigidez se estrenará con los mandatarios de las provincias no oficialistas. Y para ser más precisos: con los gobernadores de las provincias no oficialistas “más apremiadas por su déficit fiscal”.

En lo que va del año, ya concretaron colocaciones de títulos en el exterior, en el marco de avales “más blandos”  -por u$s5.850 millones- el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los mandatarios de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; de Mendoza, Alfredo Cornejo; de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Córdoba, Juan Schiaretti; de Chubut, Mario Das Neves, y de Chaco, Domingo Peppo.

Según informó este lunes Ámbito Financiero, y para tranquilidad del gobierno provincial, la Nación estaría dispuesta a que también Entre Ríos se sume al lote de distritos con aval para tomar más deuda. Aunque con un criterio más “rígido”.

En el contexto actual, el aval es una buena noticia para el gobierno de la Provincia, aunque se deberán acatar determinadas condiciones.

Aprobación del Presupuesto Nacional 2017. El creciente déficit de las cuentas públicas de Entre Ríos sumado a la pesada herencia de la gestión Urribarri –según el propio ministro de Economía Hugo Ballay- , más la inminente discusión del Presupuesto Nacional 2017 coloca a la provincia en una posición “de desventaja” que permitirá al gabinete de Macri negociar más holgado el necesario apoyo de los legisladores nacionales, particularmente en el Senado, para aprobar la ley de leyes que regirá el electoral año 2017. Paradójicamente, la falta de mayoría propia en la cámara alta, lejos de mejorar la posición de los mandatarios no oficialistas, parece ser el escenario ideal para Cambiemos, que confía en que los gobernadores justicialistas cuyos distritos estén más asfixiados por el déficit, se verán obligados a trocar “aval por aval”.

Obras sí, gastos corrientes no. El ministro de Hacienda Prat Gay fue muy claro en la reunión que mantuvo la semana pasada con los titulares de las carteras de Economía provinciales. Sólo aprobará endeudamientos que sean destinados a obras y no a gastos corrientes.

Menos dinero. En principio, y según confirmó el ministro de Economía provincial, Hugo Ballay, la gestión Bordet calculaba contar con la autorización para colocar deuda por 750 millones de dólares, de los cuales algo más de cien, se destinarían a los municipios. Ahora, el aval que se viene será por unos 450 millones de dólares “all inclusive”, un poco más de la mitad de lo que aprobó la propia legislatura entrerriana que, párrafo aparte, deberá rápidamente sentarse a modificar-emprolijar  algún artículo de la ley de endeudamiento. Todo por esta política de “endurecimiento nacional” para otorgar avales.

Párrafo aparte. Y como "a río revuelto, ganancia de pescadores" el gobernador deberá sortear previamente a los representantes no macristas de Entre Ríos en el Congreso que, al igual que el gobierno nacional, tienen presente que el 2017 es un año electoral.

Como sea, el dinero prestado aportará una dosis de oxígeno financiero a la provincia, pero la Casa Rosada es quien maneja los tiempos.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS