Domingo, 22 de Mayo de 2022 | 03:41:21

Escándalo en el banco Bersa porque no cumple “la ley de espera”

Decenas de clientes que esperaban en la cola desde hacía una hora, comenzaron a aplaudir y gritar y así obligaron al banco a habilitar más cajas para agilizar la atención.

 

Unos 60 clientes -entre los cuales había personas ancianas- que esperaban desde hacía más de una hora parados en la fila de cajas del Nuevo Banco de Entre Ríos casa central de Paraná, se manifestaron con aplausos y cánticos dentro de la institución para ser atendidos.

“Espera ilegal, espera ilegal” gritaba la gente indignada, tal como quedó registrado en el video al que accedió NOTICIAUNO, mientras el enojo iba en aumento, ya que el personal de la institución que se encontraba en el hall fingía ignorar la situación.

Tal fue la tensión que se generó cuando los aplausos no cesaban, que el banco se vio obligado a habilitar más cajeros a fin de acelerar la atención al público.

Esta escena se repite en general en bancos y supermercados, que no cumplen la ley provincial sancionada hace tres años y que considera “práctica abusiva y contraria al trato digno de usuarios y consumidores en locales de atención masiva al público la espera de más de 30 minutos en cajas, para cobros y pagos”.

La ley, que lleva el número 10.236, además obliga a estas empresas -públicas o privadas- a brindar a los clientes “condiciones de comodidad” mientras esperan ser atendidos.

También deben proporcionar sanitarios de acceso libre y gratuito y deben poner a disposición del público los medios, direcciones y teléfonos para realizar las denuncias por esas prácticas abusivas.

La ley prevé sanciones cuando la espera supere la media hora (o la hora si los locales tienen asientos y baño).

En caso de incumplimiento, serán sancionados con multa y/o con la clausura del local por hasta diez días, dice la ley.

Así protestaban los clientes por el incumplimiento de la "ley de espera".

 

El Nuevo Banco de Entre Ríos tiene "clientes cautivos" y recibe de la Provincia $200 millones por año

Un proyecto de ley del diputado Jorge Monge (Cambiemos) propone fijar –independientemente de la denominada Ley de Espera que está vigente- en 30 minutos el tiempo de espera máxima en el caso puntual del Nuevo Banco de Entre Ríos por su condición de Agente Financiero de la Provincia, y la obligación del banco de indemnizar a los usuarios con 100 pesos por cada 10 minutos que pasen desde el cumplimiento de la media hora.

Según el legislador, “la condición de agente financiero del Nuevo Bersa hace que sea incesante la circulación de consumidores”.

A diferencia de otras entidades financieras que funcionan en Entre Ríos, el Nuevo Bersa no dispone de un sistema de tickets que permita a los clientes o usuarios tener constancia del tiempo que llevan esperando, que siempre excede el plazo previsto en la ley.

Por eso, el diputado propone que sea “obligación del Agente Financiero instalar en el sector de ingreso del público a la casa central y en cada una de las sucursales la tecnología necesaria, asistida por un empleado de la entidad, para otorgar al usuario o consumidor constancia escrita del otorgamiento de un turno para atención”. Con datos del cliente, nombre, domicilio,  fecha y hora de emisión del turno.

Monge afirma que el Nuevo Banco de Entre Ríos S.A., por ser agente financiero de la Provincia, cuenta “con clientes cautivos, ya que todos los empleados públicos provinciales, municipales,  jubilados y pensionados obligatoriamente tienen que percibir sus sueldos y haberes a través de esa entidad”.

El Nuevo Bersa “adolece de un sistema eficaz de atención, gestión de turnos y de información”, afirma.

En el último párrafo de su proyecto, Monge cuestiona el millonario contrato de agente financiero firmado entre la Provincia y el Nuevo Bersa: “La provincia desde 2005 mediante un vergonzoso acuerdo con el Agente Financiero entronizó al Grupo Eskenazi como una suerte de socio oculto en el crecimiento de la recaudación, dado que se le abona por la precepción de todos los tributos el 1%, además del 0,15% de los recursos de la Coparticipación Nacional de Impuestos, 0,5% de la masa global de dinero que paga Entre Ríos en sueldos y jubilaciones, y por el servicio de apertura y mantenimiento de cuentas y pago de los haberes respectivos”.

“En la provincia de Santa  Fe es al revés, el mismo dueño del Banco Bersa, por las mismas tareas, en vez de cobrar al Estado provincial, paga por ser el Agente Financiero de Santa Fe”, unos 55 millones de pesos al año”.

“En Entre Ríos, al contrario, el gobierno provincial le paga al Grupo Ezkenazi 200 millones de pesos por año”.

 


 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS