Jueves, 25 de Julio de 2024 | 17:00:02

Escuela Rivadavia: “No queremos buscar a nuestros hijos bajo los escombros, ni electrocutados ni quemados”

Los padres de la escuela que sufrió un incendio denuncian el “hermetismo” de las decisiones oficiales y que “no están dadas las condiciones de seguridad” para retomar las clases en el establecimiento. Audios e Imágenes

 

Más de 700 alumnos que concurren a la Escuela Nº 3 Bernardino Rivadavia de Paraná están sin clases desde el viernes 30 de septiembre cuando se produjo un incendio que destruyó por completo el salón de actos de la institución y deterioró aún más el centenario edificio que reclama reparaciones urgentes desde hace más de una década.

A poco más de una semana del siniestro, el Consejo General de Educación (CGE) resolvió que las clases se retomarán “con normalidad” en el mismo edificio este martes.

Los padres y docentes aseguran que la escuela “no está en condiciones”, menos aún después del incendio, para retornar a las actividades habituales.

El clima de desconfianza y malestar que reina en la comunidad educativa de la Escuela Rivadavia encuentra razón de ser en una serie de situaciones que se sucedieron tras el incendio. Sin mencionar la década perdida en reclamos que no fueron escuchados.

Después del incendio, los padres radicaron una denuncia penal en la Justicia contra funcionarios y exfuncionarios provinciales solicitando la investigación de la hipótesis del cortocircuito -advertido- como desencadenante, mientras que desde distintos ámbitos paraoficialistas se deslizó hasta la absurda posibilidad de un incendio intencional.

A eso se suma el hermetismo en el que se llevaron adelante “algunas reuniones” a las que no se permitió el ingreso de padres, y en las que se tomaron decisiones directamente relacionadas con la seguridad de los alumnos (sus hijos).

Según dijo a NOTICIAUNO Maximiliano Vitale, padre de alumnos y presidente de la cooperadora escolar, “todo se está haciendo a puertas cerradas”.

Vitale relató que el sábado 1 de octubre (al día siguiente del incendio) se dirigió a la escuela “para llevar elementos de limpieza” y allí se enteró que había una reunión de la que no estaban al tanto los padres “entre directivos de la escuela, gente del Consejo General de Educación, el señor Schierano (jefe zonal Paraná del Ministerio de Planeamiento e Infraestructura de la Provincia) y gente de la Departamental (de Escuelas) ” a la que no le permitieron ingresar siendo padre de alumnos que asisten a la escuela y presidente de la Cooperadora de la Escuela Rivadavia.

Las autoridades que participaban de esa reunión le “pidieron que por favor se retirara”.

Por si fuera poco, desde la Dirección Departamental de Escuelas se afirmó que había un documento oficial garantizando la seguridad del edificio, pero ese papel no aparece en la escuela y ningún padre pudo verlo aún.

Asimismo, una fuente que participó de algunas reuniones entre directivos y autoridades provinciales confió a NOTICIAUNO que hubo "un pedido a directivos de la Escuela Rivadavia para que los padres y el gremio docente retiren la denuncia presentada en la Justicia".

A esta serie de irregularidades advertidas por padres y maestros, hay que agregar que los resultados del relevamiento edilicio -en el cual se basa la decisión de retomar las clases el martes en la propia escuela- fueron entregados recién el día viernes, feriado y víspera de un fin de semana extra largo, sin que haya un solo día hábil antes del martes, cuando deben volver a clases.

Ese relevamiento, realizado por representantes de la empresa CEMYC SRL adjudicataria de la obra de reparación y representantes del Ministerio de Infraestructura y Planeamiento de la provincia “no garantiza la seguridad de los niños”, dijo a NOTICIAUNO Elena Genre Bert, madre de alumnos que asisten a la institución.

Elena advirtió que en la Escuela Rivadavia, tras el incendio, “no hay matafuegos ni personal capacitado para utilizarlos”.

Insistió en que “no hay matafuegos en la escuela. En cuatro años nunca vi un solo matafuego. Supuestamente hay seis matafuegos que están bajo llave”, dijo.

“Los baños no están en condiciones, el patio se va a reducir a una tercera parte. Los chicos desde primero a sexto grado deberán compartir un patio que a su vez se va a reducir a la mitad”, agregó.

 “No hay nada que nos asegure que la escuela está en condiciones para el ingreso el martes a la mañana”.

Elena señaló finalmente que los padres en general prefieren “que los chicos sean redistribuidos en otras escuelas, porque no queremos ir a buscarlos y encontrar chicos bajo los escombros, ni electrocutados ni quemados”.

Todo ello y el patente deterioro de la infraestructura, agravado por el incendio, más la carencia de elementos de seguridad, no hace más que reavivar el temor por la seguridad de alumnos y docentes, y agravar la desconfianza en el accionar estatal que pareciera preocupado por deslindar responsabilidades obvias.

El relevamiento edilicio al que tuvo acceso NOTICIAUNO tiene fecha jueves 6 de octubre y fue entregado el viernes a las autoridades de la escuela (un día feriado, víspera de un fin de semana largo).

 

Relevamiento Edilicio CEMYC SRL - Ministerio de Infraestructura y Planeamiento de Entre Ríos

El documento, que lleva las firmas del jefe zonal Paraná del Ministerio de Planeamiento e Infraestructura de la Provincia, Néstor Schierano, y el representante de la firma CEMYC SRL, Norberto Narcotti, indica que “el único sector en riesgo es el Salón de Actos donde es necesario efectuar el desmantelamiento completo de la cubierta del techo a la mayor brevedad”.

En el párrafo siguiente agrega: “Teniendo en cuenta que por el momento se hace imposible el traslado de la comunidad educativa a otro edificio y que deben retomar el dictado de clases, surge la necesidad de determinar los espacios habilitados (…) y los que serán intervenidos”.

Después detalla que “quedan inhabilitados”: todo el patio que da a calle Cervantes y todos los baños de ese sector. Los baños (ver video abajo) serán separados del nivel inicial por un divisorio.

El patio lado sur será clausurado en el sector que da a la pared del salón de actos que se incendió totalmente. Y en el reducido espacio que quede “habilitado” deberán convivir durante los recreos alumnos de todas las edades.

Tampoco podrán utilizarse “las aulas ubicadas bajo el Salón de Actos” que quedaron afectadas por la temperatura del fuego e inundadas. (ver foto abajo)

Y los alumnos sólo podrán utilizar las aulas de planta alta donde también habrá un vallado que impida el acceso al salón incendiado ubicado en ese nivel.

De más está decir que las aulas y espacios que según el relevamiento están “habilitados” para retomar las clases el martes, forman parte del pedido urgente de reparación efectuado hace más de 10 años al gobierno provincial.

Los padres insisten en que “no hay condiciones para volver a la escuela” el martes.

De acuerdo a los testimonios recabados por este medio, los padres analizan dos posibilidades “Una es cortar la calle y dar clases en la calle. Y la otra es que ningún padre permita que ingresen sus hijos al establecimiento. Porque “se corre riesgo”.

La nueva advertencia, está hecha.

Aulas ubicadas abajo del Salón de Actos que se incendió

 

Ingreso a baños "habilitados", según el relevamiento edilicio

 

Baños "habilitados", según el relevamiento edilicio

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS